Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Festividad

Las campanas de la Catedral de Pamplona sonaron por el Camino de Santiago

Los campaneros de la Catedral de Pamplona y la Asociación de Amigos del Camino de Santiago se unieron en el templo para rendir un sonoro homenaje al apóstol Santiago en su día y animaron a tocar todas las campanas del recorrido

El grupo de campaneros de la Catedral de Pamplona se formó en 2011 y desde entonces se reúnen alrededor de 40 veces al año para bandear, tañer y repicar a la campana María, reina de la catedral, y sus hermanas de ambas torres
Campaneros de la Catedral de PamplonaLucas Domaica
  • Lucas Domaica
Actualizado el 26/07/2021 a las 07:34
Juanma Urtasun Díaz sube cansado las “136 mas 15” escaleras que hay desde la puerta de abajo hasta el campanario de la torre norte. Ya se las sabe. Como el peso de la campana María. 10.060 kilos. Como el diámetro, 2,59 metros. Como la altura, 1,95 metros. Su fecha, la persona que la hizo, el lugar, la aleación del cobre... Todo. En lo alto, en una estructura de madera, le esperaban Toño Domínguez Martínez, Jesús María Ororbia Liberal y Álvaro Sanz Lecumberri, otros tres campaneros que iban a encargarse de tocar la campana más grande de toda España en activo. Ayer se juntaron por Santiago -con más motivo aún al ser año Jacobeo- para tocar todas las campanas de la Catedral. No estaban solos. Enfrente, en la torre sur hacían lo propio con otras campanas, por ejemplo con la Gabriela, más campaneros.
Entre ellos estaban Javier Mangado Urdániz y Arantza Zozaya Lascuráin. Además de campanera, es miembro de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago. Los dos collares que llevaba lo dejaban claro, una concha del Camino y una campana dorada. Justo los dos símbolos que ella misma trató de juntar ayer en lo alto de la Catedral junto al resto de compañeros. Ella fue la que ideó todo el plan y medió entre los diferentes grupos -campaneros, amigos del Camino y deán de la Catedral- para hacer un día de Santiago, por lo menos, sonoro. El objetivo era conseguir que las campanas de iglesias del Camino repicaran a las doce. “La pandemia había ocultado el Camino, tuvimos esta idea y se la comentamos al deán de la Catedral. Quedó entusiasmado y se lo trasladó al arzobispo”, explicaba Zozaya, apasionada por el Camino y que durante años, como dinamizadora sociocultural del Ayuntamiento de Pamplona, trabajó en proyectos relacionados. “Al arzobispo también le gustó la idea y nos comentó que lo iba a decir a todos los obispos del Camino”, añadía. Y así fue. “Se han sumado a la iniciativa hasta en el Congo, en Canterbury, Francia... Nos encanta que esta ocurrencia haya resultado ser un elemento de comunicación universal”, señalaba. Todas las campanas del Camino sonando por Santiago a las doce del mediodía. Bien fuera de manera automática, manual y de libre duración como rezaba en el comunicado de “Campanas por el Camino”.
EL TOQUE EN LA CATEDRAL
Resulta que en Pamplona la iniciativa se adelantó veinte minutos. “¿Si se ha dicho a las doce, no?”, comentaban en la torre norte bajo la campana María. El caso es que en la Catedral a las doce se iba a celebrar misa por Santiago y había que adelantar algo el toque de las campanas. Sin problema. Cascos de obra a los oídos y esperar la señal desde la otra torre. Sonó el repique durante un minuto y manos a la obra. Tres minutos sin parar en el que dos campaneros a la vez golpeaban el badajo contra la campana María e iban turnándose con otras parejas.
Tras la primera ronda, abajo de la Catedral un grupo de Amigos del Camino de Santiago cantaron la aurora tradicional que interpretan al inicio y final de cada etapa. Este grupo había recorrió el Camino desde el puente de la Magdalena hasta el templo a modo de celebración, como explicó Javier Mangado, campanero. Tras esto, aproximadamente unos dos minutos y medio, volvió el sonido de las campanas. Esta vez golpearon 245 veces la campana María. De mientras, en la torre donde estaban Zozaya y Mangado volteaban el resto de campanas. Otros dos minutos y medio de parón, esta vez sin aurora, y vuelta a tocar tres minutos.
Así fue una mañana de iniciativa, colaboración entre grupos y celebración del día de Santiago. Todo por el Camino tras un año complicado.
volver arriba

Activar Notificaciones