Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona

El PSIS de Echavacoiz vuelve a la mesa tras once años parado

NA+ defiende el plan de 2015 por la necesidad de vivienda y Geroa critica el coste de su ejecución

Ampliar Vista general del barrio de Echavacoiz, con las casas del grupo Urdánoz en primer término
Vista general del barrio de Echavacoiz, con las casas del grupo Urdánoz en primer términoArchivo/Cordovilla
Publicado el 17/09/2021 a las 06:00
Desde que se aprobara en 2010 el Plan de Incidencia Supramunicipal (PSIS) de Echavacoiz por el entonces Gobierno de Navarra presidido por Miguel Sanz (UPN), no se ha ejecutado nada de este planteamiento urbano que reconfiguraba el barrio de Pamplona con la llegada del TAV. Un tren que traería la desaparición del actual bucle ferroviario que discurre por Echavacoiz, San Jorge, Rochapea y Buztintxuri. En su lugar, se construiría una gran avenida entre Campanas y Olza que dejaría la capital foral a un lado con 9.000 nuevas viviendas en 2,3 millones de m2 liberados de vías y una nueva estación de tren entre Echavacoiz y Zizur que finiquitaría la de San Jorge.
Aunque la llegada del TAV y, por consiguiente, la reordenación de los terrenos de Echavacoiz y también de parte de San Jorge, contaba con el apoyo de la mayoría parlamentaria ya que sólo EH Bildu y Podemos se oponen, ha habido discrepancias sobre su ejecución. Y ahí se enfrentan de un lado NA+, como coalición en la que se integra UPN, y Geroa Bai. Por eso, votaron en contra junto a EH Bildu al Proyecto de Urbanización y Reparcelación de este PSIS que el Ayuntamiento de Pamplona aprobó inicialmente con el apoyo de UPN y PSN en 2015.
¿Y qué les separa? Según Geroa Bai, el PSIS es inviable económicamente y así lo afirmó un informe de Nasuvinsa en 2018 encargado por el Consejo Rector del TAV que forman el Gobierno de Navarra, los ayuntamientos de Pamplona, Zizur y la Cendea de Cizur y que tiene como oyente al Consistorio de Barañáin. En dicho documento abría la puerta a una modificación del plan y también recordaba la necesidad de ejecutarlo entre otras cosas para construir la nueva estación de tren del TAV.
DERECHOS URBANÍSTICOS
Este miércoles el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agencia Urbana y Adif, junto al Ejecutivo foral, deshacían parte de esta maraña de condicionantes al desligar la estación a la puesta en marcha del PSIS; antes, se contemplaba que el nuevo edificio se costearía con lo que ingresaran las arcas españolas con la venta de los terrenos por donde discurren las vías e irían parte de ese parque de 9.000 viviendas.
Ahora, ya no. Pero sigue ligado al PSIS porque a los propietarios de las parcelas donde se levantará la estación se les mantienen sus derechos edificatorios. Es decir, como establece la normativa del PSIS, no hay pago en metálico, ni tampoco se contempla la expropiación, sino que los aprovechamientos urbanísticos que les corresponden (el número de viviendas) se trasladan a otras parcelas de este plan. Por lo que se da por sentado que se sigue adelante con el PSIS. Otra cosa sería si modificado o no.
NA+ mantiene que debe quedarse como está y, por tanto, insta al Gobierno de Navarra a que dé la aprobación definitiva al Proyecto de Urbanización y Reparcelación del PSIS de 2015. Según indican, hay en Pamplona y la comarca una necesidad de vivienda a la que se daría respuesta con estos 9.000 pisos, de los que 2.250 serán de VPO, 2.685 de VPT y 4.065 libres. Sostiene, además, que el mercado inmobilario ya no está en crisis. Uno de las críticas al planteamiento urbano era que en la avenida Aróstegui, la calzada de entrada a Pamplona desde la A-12, sería inviable dar salida a la gran cantidad de oficinas allí proyectadas. Y es que su cercanía a un ramal de gran intensidad de tráfico impedía edificar vivienda. Pero ahora, indican desde NA+, la obligación de limitar a 30 km/h la velocidad del tránsito rodado en viales urbanos abre la puerta a levantar bloques de pisos.
Argumentos que no convencen a Geroa Bai, que objeta por ejemplo el alto coste con el que el PSIS indemniza a la química Huntsman para que cese su actividad en Echavacoiz y traslade su planta a otro lugar. Y mientras no se negocie su salida, recuerdan, no se puede construir en su entorno. Al menos, sí se ha cumplido con otras demoliciones del plan, como la de la fábrica Argal.
¿Y PSN? Pues según NA+, cautivos de su socio de gobierno de Geroa Bai y de su aliado en la sombra de EH Bildu. “No se explica que en estos dos años de legislatura de María Chivite no se haya reactivado nada”, critica el concejal de Urbanismo, Juan José Echeverría.

“Esto se podía haber acordado ya en 2015”

Desde el equipo de gobierno de NA+, el concejal de Urbanismo, Juan José Echeverría, valoró positivamente el anuncio de la nueva estación. “Se da un impulso al TAV y abre la puerta a una ejecución del PSIS por fases, lo cual resulta más viable”. Pero también criticó lo que, según él, consideró una demora injustificable. “Se han perdido los 4 años de Barkos y los dos primeros de Chivite, que ha tardado en decidirse si poner la estación en Echavacoiz o en Noáin, y ambas por no descontentar a los que eran sus socios de gobierno. Esto se podía haber acordado en 2015, cuando con los votos de UPN y PSN se aprobó la reparcelación, pero el Gobierno de Navarra no ha querido darle el visto definitivo”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE