Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona, a pie de calle

Una tienda taller para los aficionados al 'scrap'

Yolanda Pérez, que se enganchó a las manualidades hace 20 años, inaugura ScrapArte en el Segundo Ensanche

Yolanda Pérez muestra algunas de sus creaciones en ScrapArte Pamplona, en la calle González Tablas
Yolanda Pérez muestra algunas de sus creaciones en ScrapArte Pamplona, en la calle González TablasDiario de Navarra
Actualizado el 14/10/2021 a las 12:21
El scrap consiste en hacer álbumes de fotos, agendas, recordatorios, invitaciones, cajas y otros objetos personalizados con trozos y recortes de papeles, cartones, telas, cintas, maderas, pegatinas y botones. Yolanda Pérez descubrió esta técnica de manualidades hace dos décadas durante su estancia en Estados Unidos, donde estuvo 8 años viviendo. “Allí es algo muy común. Es una forma que tienen las familias de guardar recuerdos. Hacen álbumes de fotos que se pasan de generación en generación”, comenta Yolanda, que admite que el scrap le tiene “totalmente enganchada desde entonces”. Cuando regresó a España, empezó a organizar talleres. Ahora ha dado un paso más y ha abierto ScrapArte Pamplona, una tienda que tiene todo lo necesario para los aficionados al scrap y que además tiene su propio espacio para seguir montando los talleres.
ScrapArte Pamplona está situado en la calle González Tablas número 1, en el Segundo Ensanche. Hace años este local fue una tienda taller de fofuchas llamada Expiruchas. Ahora, vuelve a convertirse en un espacio donde dar rienda suelta a la creatividad. Yolanda Pérez lo ha amueblado con mesas, estanterías y otros objetos recuperados. “Siempre he tenido inquietud por las manualidades y el reciclaje. Darle un nuevo uso a las cosas. El scrap tiene mucho de esto porque puedes aprovechar telas, botones, cartones, embalajes…”, comenta.
De forma autodidacta, Yolanda ha aprendido diferentes técnicas y estilos (vintage, shabby chic, steampunk…) y los distintos tipos de encuadernación (cosida, australiana, rusa, con anillas…). Todos sus conocimientos los ofrece en los talleres que organiza. Muchas de sus antiguas alumnas se han convertido en amigas. De hecho, han formado un grupo de “scrapericas” con una treintena de personas, enganchadas al scrap. “Hacemos quedadas de vez en cuando”, apunta.
“El scrap es terapia pura. Aquí la gente viene a desconectar completamente. Se te pasan las horas sin darte cuenta. Durante el confinamiento, por ejemplo, ha sido clave. Hemos hecho quedadas online, tutoriales… Algunas amigas admiten que el scrap les ha salvado”, expresa.
Actualmente, ScrapArte tiene talleres todos los días. Como actividad extraescolar hay grupos con niños desde los 5-6 años. También tiene un grupo de mujeres mayores que vienen una vez a la semana. Ahora van a hacer un taller de “agenda a tu gusto”. Hay también un taller de cartonaje para decorar cajas de almacenaje. Además, Yolanda Pérez organiza celebraciones de cumpleaños donde los pequeños pueden pasar una tarde haciendo un álbum de fotos, cromos o pegatinas.
La tienda ofrece todos los materiales necesarios para esta manualidades: papeles estampados, pegatinas, cintas, adhesivos, pinturas… así como material de oficina. ScrapArte también tiene un rincón de objetos personalizados y regalos: botellas, jarras, camisetas. Yolanda Pérez es “embajadora” de Cricut, empresa de máquinas de corte y plotter para hacer trabajos personalizados. “Me gusta dibujar y todo lo que es el diseño. He hecho colecciones de papel digital para imprimir que pueden utilizarse para scrap o para recordatorios e invitaciones”, explica.
“Me gustaría que ScrapArte se convirtiese en un lugar donde las personas puedan sumergirse, dejar pasar el tiempo desconectando de todo lo demás, aprendiendo y compartiendo momentos”, resume Yolanda Pérez.
volver arriba

Activar Notificaciones