Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Movilidad en Pamplona

¿Pueden viajar dos niñas en una bici?

Pedaleaba con sus dos hijas de Sarriguren a la Txantrea hasta que un Policía Municipal le informó de que dos silletas en una bici está prohibido. Ahora, Juan Alacid se plantea comprar un remolque pero... no en todos los municipios es legal transportar a personas

Juan Alacid disponía de dos silletas para desplazarse con sus hijas
Juan Alacid disponía de dos silletas para desplazarse con sus hijascedida
Actualizado el 13/10/2021 a las 09:07
Es el paradigma perfecto entre la norma y la rutina. El Ayuntamiento de Pamplona, el mismo que lucha a capa y espada por fomentar la movilidad ciclista en ciudad y acaba de anunciar un interesante carril bici por la avenida de Barañáin, también parece ser impulsor de su propio freno de mano. ¿Por qué?
Por la sencilla razón de que las diferentes directrices que regulan la manera de moverse dentro de ciudad, según el medio sobre el que te desplaces, terminan por confundir a unos y otros. Qué se puede hacer y qué no sigue en las primeras posiciones de un ranking al que muchos miran. Como Juan Alacid. Tan sorprendido como noqueado, este profesor del colegio Irabia-Izaga está convencido de que no tendrá más remedio que sucumbir al coche.
Defensor de la bicicleta, este padre de tres hijas pequeñas sale cada mañana de su casa de Sarriguren para ir a trabajar y, además, acompañar a las dos mayores (2 y 3 años) al mismo centro educativo en el que él es docente. En un trayecto de unos tres kilómetros, Juan pedalea con las menores en dos silletas homologadas, una detrás y otra junto al manillar. Cascos incluidos. “La seguridad es lo primero y el privilegio de venir tranquilo hace mucho”, sostiene. Sin pisar una carretera, este amante de las dos ruedas utiliza los diferentes viales y acaba bordeando el río Arga hasta llegar a destino.
Así hasta que, hace algunos días, Policía Municipal de Pamplona le da el alto en las inmediaciones del colegio (barrio de la Txantrea) y le advierte de su error. Y es que, según la norma, está prohibido llevar a más de un menor en una misma bicicleta. “Fue muy amable, pero me dejó en tierra de nadie”, reconoce Juan.
Con la bici ‘anclada’, este profesor piensa en lo que acontece. “Tenemos un solo coche y si no las puedo llevar yo, mi mujer y mi hija pequeña (dos meses) tendrán que acercarnos a primera hora y recogernos al terminar”, enfatiza. Es decir, cuatro viajes de coche perfectamente prescindibles. “Tanto se habla de medios de transporte sostenibles y luego...”, suspira.
EJEMPLAR
Por ello, su primera reacción fue pensar en adquirir un remolque de los que se enganchan a las bicicletas. “¿Pero puedo?” La duda le sobreviene y es entendible. Más que nada porque el Reglamento General de Circulación de la DGT (artículo 12.4) prohibe expresamente transportar a personas dentro de estos sistemas remolcados. No obstante, cada ayuntamiento tiene voz y voto en este asunto. Algo que, por evidencia, multiplica el caos.
En Pamplona, por ejemplo, la nueva Ordenanza de Movilidad (artículos 29 y 35) sí permite el uso de estos aparatos para llevar a menores. Es decir, Juan podría, perfectamente, transportar a sus dos hijas pequeñas dentro. Pero... si quisiera pasear por localidades como Burlada, Ansoáin o Barañáin estaría prohibido. Un verdadero embudo burocrático.
Dejando la problemática al desnudo, Juan defiende que vetar a personas que dan ejemplo en movilidad no es la solución, como tampoco lo es dar a entender que ir en bicicleta es sinónimo de peligro. “Tanta norma nos vuelve locos y echa a la gente para atrás”, determina. “Con la infraestructura que hay no debería ser peligroso en absoluto”.
volver arriba

Activar Notificaciones