Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona, a pie de calle

El barrio de Lezkairu ya tiene pescadería

La marcillesa Raquel Méndez y su marido, Mikel García, están al frente de la pescadería El Castillo

Luis, Rosa y Raquel, detrás del mostrador de la pescadería El Castillo, en la calle Alberto Toca Echeverría
Luis, Rosa y Raquel, detrás del mostrador de la pescadería El Castillo, en la calle Alberto Toca EcheverríaDiario de Navarra
Actualizado el 22/10/2021 a las 17:14
El barrio de Lezkairu de Pamplona cuenta ya con una pescadería. Está situada en la calle Alberto Toca Echeverría y la regentan Raquel Méndez y Mikel García, matrimonio que reside en este barrio del sur de la capital desde hace seis años. El establecimiento se llama pescadería El Castillo y hace referencia al castillo de Marcilla. Sus características almenas están representadas en el logotipo de la tienda. El motivo es que Raquel es marcillesa de toda la vida. “Allí viven mis padres y vamos casi todos los fines de semana”, comenta.
Raquel Méndez trabajó durante seis años y medio en la sección de pescadería del Mercadona. La idea de montar una pescadería surgió hace dos años después de dejar el trabajo en el supermercado. “Lezkairu está muy bien para vivir pero le faltan muchos servicios. Y uno de ellos era una pescadería”, explica. Hace años hubo una cadena interesada en abrir un establecimiento en la calle Manuel López González pero no prosperó. Raquel y Mikel miraron distintos locales y finalmente se quedaron en este, en esquina con la calle Mutilva y cerca de la calle Adela Bajo, que ya tiene mucha vida comercial y de ocio.
Con los seis años de experiencia en Mercadona, Raquel ha diseñado un establecimiento acorde a sus necesidades. Por ejemplo, el mostrador no es de acero inoxidable, un material difícil de limpiar, sino de acero marino y de Krion, un material de minerales naturales que es antibacteriano. En cuanto al producto, su intención es ponérselo al cliente “lo más fácil posible”. 
En Lezkairu vive mucha gente joven, con niños, que no tiene tiempo y no todo el mundo sabe limpiar y preparar los pescados. Nosotros intentamos en la medida de lo posible quitarle las espinas. Así hacemos con el salmón, con unas pinzas especiales. Otra preocupación es que los pescados no tengan anisakis. Así que nos preocupamos de la procedencia. Por ejemplo, la merluza es de Dinamarca”, señala. 
Para el fin de semana, van a traer también mariscos de un vivero de San Sebastián. “Tienen pulpos, centollas, cigalas…” La pescadería abre de martes a viernes mañana y tarde y los sábados por la mañana. Han contratado a dos personas, Rosa y Luis. El primer día que abrieron, el 20 de octubre, tuvieron “mucho movimiento”. “Conocemos a mucha gente aquí en el barrio y nos han apoyado y animado”, expresa Raquel.
volver arriba

Activar Notificaciones