Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Aparcamiento

Pillado in fraganti en Pamplona y con tarjeta de residente

Le anularon su licencia para aparcar y busca que le devuelvan la parte proporcional del dinero. El consistorio revela que, al descubrirse que no reunía los requisitos, se imposibilita el reintegro

Ampliar La plaza de la Cruz permite el aparcamiento tanto en horario comercial como exclusivo para residentes
La plaza de la Cruz permite el aparcamiento tanto en horario comercial como exclusivo para residentesEduardo Buxens
Actualizado el 08/12/2021 a las 09:03
Disfrutar de un privilegio. Una prerrogativa que, lejos de convertirse en sonrisa permanente, termina por suponer verdaderos inconvenientes cuando, por el motivo que sea, esa ventaja añadida se diluye por el camino. Es precisamente lo que le ha sucedido a un vecino de Pamplona. Poseedor de una tarjeta de residente para poder estacionar en la zona azul, vio con resignación cómo el consistorio la anulaba.
El problema, a su parecer, es que, una vez cancelada, el Ayuntamiento se niega a darle audiencia, así como a devolverle la cantidad proporcional del tiempo que no ha disfrutado de la misma, ya que el abono se realiza con antelación para todo el año. Con la reivindicación a cuestas, el afectado llamó a las puertas del Defensor del Pueblo. Una vez efectuada la reclamación, la respuesta no tardó en llegar. Y según los informes que maneja el ente municipal, parece que la historia adolece de capítulo extra.
Resulta que, en un caso ‘convencional’, si una persona deja de poseer las condiciones para ser titular de una tarjeta de residente, como en el caso del reclamante por pérdida de empadronamiento, debe ponerlo en conocimiento de la administración. De este modo, además de darle de baja, también se le devuelve la parte restante de la tasa. Sin embargo, en los casos que es el propio consistorio, de oficio, el que descubre que el titular de la tarjeta ya no cuenta con las condiciones legales establecidas, y no ha notificado esa circunstancia, el planteamiento cambia por completo. Tanto, que se le anula la tarjeta de residente sin posibilidad de reintegro de la parte proporcional. Es precisamente en este punto donde el consistorio hace hincapié en que, a raíz de otra recomendación anterior, ya han modificado las condiciones de devolución de estas tarjetas. Así, de los dos días planteados previamente para hacerlo en las dependencias de Seguridad Ciudadana, ahora existen otras formas compatibles y que, a su vez, respetan el plazo mínimo de diez días previsto por ley.
Dicho esto, el Defensor ve necesario recomendar al Ayuntamiento de Pamplona que, previamente a la anulación de una tarjeta de residente, dé audiencia a la persona afectada.
volver arriba

Activar Notificaciones