Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona, a pie de calle

El café Roch de Pamplona anuncia su cierre temporal

"Una de las propietarias de la bajera insta a nuestro desahucio", han escrito en redes sociales

Ampliar El café Roch de Pamplona anuncia su cierre temporal
Fachada del Café Roch de Pamplona
Actualizado el 26/01/2022 a las 15:39
El café Roch de la calle Comedias número 6 ha anunciado que cerrará este domingo porque les instan a un  desahucio. El segundo café más antiguo de Pamplona dejará de servir sus afamados fritos y tortillas de patata por una temporada, ya que han anunciado que reabrirán en cuanto puedan. Su característica fachada de art decó y sus mobiliario permanecerán intactos por estar protegidos por el catálogo municipal.
“Una de las propietarias de la bajera insta a nuestro desahucio. El motivo no es por impago de la renta, ni ninguna otra deuda, si no por una formalidad. Pero tranquilos, volveremos a abrir en breve. Muchas gracias a todos por todos estos años de confianza en nosotros.”, expresan en un mensaje en redes sociales.
El matrimonio Eugenio Roch Duquet y Josefa Ubiría Echeverría abrieron el establecimiento el 11 de junio de 1898. Después contaron con la ayuda de sus cuatro hijos, Pablo, Dominica, Pascuala y Gabino. Los fritos de Domi y Pascuala alcanzaron una fama que todavía perdura. La repentina muerte de tres de los hermanos en 1984 desembocó en el traspaso del local ese mismo año a tres jóvenes, que decidieron mantener la decoración y el ambiente de tertulias y encuentros artísticos. Estos últimos años Ángel Jiménez ha estado detrás de la barra, ofreciendo los fritos de pimiento y de Roquefort.
Este pequeño local, de apenas 40 metros cuadrados, ha mantenido su esencia. Mesas de mármol que se sostienen sobre patas de hierro colado, sillones rojizos y una barra de mármol rosa del Baztán. El mobiliario procedía del desaparecido café Lardeli de Pamplona. Los cien años y su mobiliario han convertido al Roch en un punto de atracción turística. Hemingway y Orson Welles, entre otros, pasaron por allí.
volver arriba

Activar Notificaciones