Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Hostelería

Roch, el segundo café más antiguo de Pamplona

Eugenio Roch y Josefa Ubiría son los fundadores de este establecimiento, que fue punto de encuentro de artistas

Ampliar El café Roch, en la década de 1950
El café Roch, en la década de 1950
Publicado el 27/01/2022 a las 06:00
Eugenio Roch Duquet, nacido en Lesaca pero originario de Tortosa (Tarragona), y su esposa, Josefa Ubiría Echeverría, inauguraron el 6 de junio de 1898 el Café Roch. Actualmente es el segundo café más antiguo de Pamplona, sólo superado por el Café Iruña de la Plaza del Castillo. “Café y copa, 0,25 pesetas”, rezaba el primer anuncio publicado en la prensa. El mobiliario procedía del desaparecido café Lardeli de Pamplona. El negocio pasó después a los cuatro hijos del matrimonio, Pablo, Dominica, Pascuala y Gabino. Los fritos de estas dos cocineras alcanzaron gran fama.
El local abarcaba tres pisos: el café en la planta baja, el salón de juegos en la primera y una sala para reuniones de mujeres en la segunda. A mediados de la década de 1950, el local quedó reducido a su forma actual, se puso una cafetera y se levantó la barra. En 1984 murieron de forma repentina tres de los hermanos y el local estuvo a punto de cerrarse.
Tres jóvenes clientes, Víctor, Manuel y Mari Carmen, se pusieron al frente del negocio. Optaron por no someterlo a ninguna reforma. Eso sí, el traspaso incluyó las recetas de los fritos de Domi y Pascuala. Los socios quisieron mantener el café como lo habían encontrado y, así, los únicos elementos que introdujeron fueron una reproducción en madera de una ruleta vieja, una estufa de leña de la época y la vidriera que preside la barra, realizada por Javier del Río en 1986. También siguieron organizando tertulias. Las de la llamada escuela de pintura de Pamplona, que agrupaba a artistas como Manolo Royo, Pedro Salaberri, Pello Azketa.
Ángel Jiménez Ruiz, actual encargado del establecimiento, ha tenido que cambiar la distribución de las mesas de forja por la normativa covid y potenció la comida para llevar. La carta de fritos también ha crecido. También los hay de dátil, guacamole, lechezuelas y pepinillo, junto a los clásicos de pimiento, anchoa, Roquefort y bacalao. 
volver arriba

Activar Notificaciones