Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Ayuntamiento

El PSN de Pamplona se siente traicionado y reprueba a Maya

Primero retiró su reprobación por el acuerdo con UPN pero, tras la votación en el Congreso, apoyó las de Bildu y Geroa Bai, que salieron adelante

Ampliar Enrique Maya entrando al salón de plenos escoltado por María Echávarri y junto a Carmen Alba y Ana Elizalde
Enrique Maya entrando al salón de plenos escoltado por María Echávarri y junto a Carmen Alba y Ana Elizaldeeduardo buxens
Actualizado el 04/02/2022 a las 00:19
A las seis y media de la tarde saltó por los aires el guión previsto en el pleno de Pamplona. A esa hora, los diputados de UPN Sergio Sayas y Carlos Adanero, con su voto en contra de la Reforma Laboral en Madrid, provocaban un tsunami en la sesión municipal que encarrilaba su parte final con tranquilidad para el alcalde, Enrique Maya (NA+), sobre quien el día anterior pendían tres declaraciones para su reprobación de EH Bildu, PSN y Geroa Bai. O lo que es lo mismo: de la oposición al completo
Pero llegó el acuerdo entre socialistas y UPN para que los dos regionalistas apoyaran la propuesta del gobierno central y conllevaba un doble peaje en la capital navarra: el PSN apoyaría las modificaciones al presupuesto prorrogado del grupo de la alcaldía de NA+ y quitaría su moción para reprobar a Maya por sus declaraciones sobre los delitos cometidos por menores inmigrantes tutelados, los llamados ‘menas’.
Un acuerdo “in extremis”, o al menos en su escenificación con la rueda de prensa para comunicarlo que la portavoz del PSN en el Ayuntamiento pamplonés, Maite Esporrín, y el secretario de organización, Ramón Alzórriz, ofrecían en la sede del partido del paseo Sarasate a las cuatro de la tarde, tan sólo media hora antes de que comenzara el pleno.
Más aún, los socialistas se comprometían a no apoyar las otras dos propuestas reprobatorias de EH Bildu y Geroa Bai por el mismo motivo. Pero no fue hasta las seis y media de la tarde cuando se inició el debate de la reprobación de alcaldía. Así que a los socialistas les dio tiempo a reaccionar a la traición de Madrid: sí, habían retirado su iniciativa porque todavía no habían votado Adanero y Sayas. Pero sí lo habían hecho cuando en Pamplona aún no se había sometido a deliberación de los concejales la reprobación. Y los socialistas apoyaron ambas. Esto suponía que sus cinco concejales daban mayoría a los siete de EH Bildu y a los dos de Geroa Bai frente a los 13 de NA+. La reprobación salía adelante.
El portavoz de EH Bildu, Joseba Asiron, como el de Geroa Bai, Patxi Leuza, coincidieron en parte de su argumento: el primero señalando que decir que la mayoría de los delitos los cometían menores no nacidos en el país ponía en el punto de mira a un colectivo de personas y azuzaba el odio hacia ellas. Y también compartieron otro, que los datos proporcionados por Enrique Maya eran falsos: ni había aumentado más la delincuencia ni, reiteraron, sus protagonistas eran inmigrantes. “De las 311 diligencias abiertas sólo 99 son obra de lo que ustedes llaman menas”, criticó Asiron. Datos que, una vez roto el acuerdo, apuntaló Maite Esporrín: “De las 251 medidas judiciales en toda Navarra únicamente 16 correspondían a menores extranjeros”.
“RACISTA EL NACIONALISMO”
Pero Maya replicó con otras cifras: las denuncias por delitos de robo con violencia e intimidación ascendieron a 88 en el segundo semestre de 2021, frente a 65 y 66 en el mismo período de los dos años anteriores. Supone un incremento del 33%. “Las personas implicadas son 57 frente a 26 en 2019. De esas 57, solo 10 son nacidas en España. “En esos delitos están implicados 5 menas que están bajo tutela del Gobierno”. Y más: “Si sumamos los datos de las tres policías los delitos de robo con fuerza o intimidación en ese periodo ascienden a 142, lo que supone un incremento del 53% con respecto a 2019 y del 75% sobre 2020”.
Porque en dos cuestiones basó su defensa Maya, que no habló de todos los delitos, sino de los delitos con fuerza y, dos, que de la misma manera que los padres o tutores legales son responsables de un menor, de los inmigrantes que no alcanzan los 18 años lo es el Gobierno de Navarra. Aparte de arremeter contra lo que sí considera racismo, el del nacionalismo. “Aquel que como Arzallus decía que no había que juntarse con los extranjeros”, mientras se desmarcaba del calificativo de xenófobo. “No lo soy, hablé de una realidad”.
Pero desde EH Bildu y Geroa Bai insistieron en la xenofobia de Enrique Maya. Asiron acusándolo directamente para, afirmó, ganarse a la parte del electorado proclive a VOX y Leuza matizando que no podía afirmar por no conocerlo personalmente si el alcalde lo era o no, “pero sí su discurso”. Y, como le recordó Asiron, se trata ya de la tercera reprobación: en 2020 por el cambio lingüístico en escuelas infantiles y en 2021 porque, según la oposición, no se les facilitaban los expedientes
volver arriba

Activar Notificaciones