Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Salud

El mapa de los 25 desfibriladores municipales

Pamplona suma 14 aparatos en instalaciones deportivas, así como otros 11 en diferentes espacios de la ciudad. ¿Quiere saber dónde están?

Ampliar Aitor Pedroarena posa junto al desfibrilador instalado por el consistorio en el aquavox San Jorge
Aitor Pedroarena posa junto al desfibrilador instalado por el consistorio en el aquavox San JorgeJ. C. Cordovilla
Publicado el 01/03/2022 a las 06:00
¿Ha calculado cuántas veces se le contrae el corazón en un minuto? Este potente músculo no solamente debe ser capaz de bombear sangre hacia todos los órganos de nuestro cuerpo, sino que debe tener la suficiente pericia como para hacerlo a una determinada presión (arterial) y con una determinada frecuencia. Entre 50 y 100 latidos por minutos en reposo dicen los especialistas que son baremos normales.
Ahora bien, cuando el corazón no puede más, aparecen los problemas. Y no queda otra que estar preparado. Disponer de un aparato que ayude a minimizar las posibles consecuencias de un infarto es parte indiscutible del plan. De ahí que decisión que ha tomado la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Pamplona vaya enfocada a este fin.
Y no es otra que la prórroga del contrato de suministro y mantenimiento de los desfibriladores instalados en espacios deportivos municipales. La empresa ANEK S3 continuará al frente a lo largo de 2022 por un importe de 15.246 euros.
¿Pero dónde se encuentran estos aparatos? Pamplona cuenta, siempre hablando de titularidad municipal, con 14 desfibriladores semiautomáticos que se ubican en los polideportivos de Arrosadía, Azpilagaña, Ermitagaña, Ezkaba, José María Iribarren, Rochapea, San Jorge y Mendillorri. También en los campos de fútbol de San Jorge y Lezkairu; frontón Labrit; en el complejo deportivo Aranzadi y en la ciudad deportiva San Jorge; y en el centro de piragüismo Molino de Caparroso.
Pero no son los únicos. La ciudad también dispone de otros 11 aparatos distribuidos de la siguiente manera: en el aquavox San Agustín; los civivox del Ensanche, Milagrosa y San Jorge; la propia casa consistorial; cuatro más distribuidos en espacios dotacionales, en el área de Seguridad Ciudadana; y dos móviles colocados en vehículos de Policía Municipal.
AUTOMÁTICO
Y aunque ya es conocido por la inmensa mayoría, no está de más recordar que los desfibriladores se posicionan en lugares visibles, dentro de vitrinas señalizadas conforme a la normativa vigente, y tienen conexión automática con el teléfono 112. Además, aseguran desde el Ayuntamiento de Pamplona, disponen de un servicio de ayuda a personas usuarias mediante mensajes de voz e indicadores luminosos. “Estos aparatos realizan un análisis del paciente, sus ritmos y la taquicardia ventricular, avisando cuándo es apropiada la descarga”, explican los responsables.
Pero por descontado que no son los únicos. De hecho, existen aplicaciones como ‘rápida’, desarrollada por la asociación ‘El ABC que salva vidas’ y Gobierno de Navarra, que permite conocer la ubicación de los Desfibriladores Externos Automáticos (DEA), así como pautas para realizar primeros auxilios. Y por citar un ejemplo, el entorno de General Chinchilla, donde en apenas 100 metros existen varios: el ubicado en el edificio de la Cámara de Comercio, en la sede de la Jefatura Superior de Policía Nacional, en la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, o en Baluarte.

Aitor Pedroarena, coordinador Aquavox San Jorge: "Los equipos se han ido modernizando"

Febrero de 2010. Desde que el aquavox San Jorge abrió sus puertas hace casi doce años, un desfibrilador siempre ha estado presidiendo la entrada de este complejo deportivo municipal. “Los equipos se han ido modernizando”, explica Aitor Pedroarena, el coordinador. “Justo después del confinamiento se realizó el último cambio. Anteriormente teníamos el de la empresa, que había que controlar que no se quedase sin batería, por ejemplo”, matiza su compañera Laura Narro, de control de accesos.
SUSTOS
Por fortuna, durante todos estos años no han tenido que hacer uso del desfibrilador en ninguna ocasión. “Lo hemos llevado de paseo con algún susto, siendo finalmente un ataque epiléptico, un cólico... pero nada cardíaco”, añade Maider Noguera, de mantenimiento, quien asegura que cada dos años realizan formación para el uso de estos aparatos, incluido el personal de limpieza y socorrismo.
Con piscinas exteriores (olímpica, lúdica y chapoteo); interiores (nado, enseñanza y hidrotermal); gimnasio, sala multiusos, sauna... el entorno, dicen, es un espacio que hay que proteger. “Ahora queda que nos amplíen la zona verde”, dejan caer.

Con control de aforos

​La implantación de estos equipos de atención rápida ante paros cardíacos en instalaciones deportivas es obligatoria en recintos con aforo superior a 500 personas desde 2019, tal y como se recoge en el Decreto Foral que regula la instalación de desfibriladores externos automatizados. No obstante, Gobierno de Navarra acaba de proponer que cualquier espacio o instalación con aforo autorizado o previsto de más de 700 personas cuente con desfibriladores, según su propuesta para uso fuera del ámbito sanitario.

volver arriba

Activar Notificaciones