Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Urbanismo

Un acuerdo de Pamplona y Galar reactiva las 4.000 viviendas de Donapea

Cierran un convenio para intercambiar términos municipales y Pamplona recibirá el terreno de Cordovilla donde se planeó la zona residencial

Ampliar Cesiones Pamplona-Galar
Cesiones Pamplona-GalarDN
  • C.A.M.
Actualizado el 27/04/2022 a las 23:08
El anuncio hace unos meses de que los ayuntamientos de Pamplona y cendea de Galar negociaban una modificación de sus términos municipales planteaba la duda de si las más de 4.000 viviendas que se habían propuesto para la zona de Donapea, al sur de Azpilagaña y junto a Cordovilla, podrían desbloquearse al pasar el terreno a ser parte de la capital. La respuesta llega ahora, cuando los dos Consistorios anuncian el acuerdo definitivo para esa alteración de términos. Tanto Galar como Pamplona abren la puerta a que ese desarrollo urbanístico que los tribunales anularon a instancias de Galar en los dos intentos desarrollados en las últimas décadas pueda llevarse a cabo ahora a través de un plan parcial que en este caso impulse Pamplona en lo que sería parte de su territorio. El acuerdo implica que Galar se adscriba el terreno rústico de la meseta de Donapea frente a la Universidad de Navarra, así como otro en la zona del Garitón, en la trasera del parque de Bomberos. Para Pamplona quedarían los acceso a la ciudad junto a la Avenida de Zaragoza y el terreno donde se han venido dibujando bloques de pisos para más de 4.000 viviendas. En total, se intercambian 566.000 metros cuadrados.
Pamplona anunció este miércoles el preacuerdo respecto a los términos y la próxima aprobación, por parte de su consistorio, de un convenio para intercambiar sus términos en zonas limítrofes. Desde las dos administraciones aclararon también la implicación que tendrá dicho trámite para el desarrollo residencial que en su día se impulsó en término de Galar a través de un PSIS del Gobierno foral tras el impulso de promotores y propietarios de suelo. El acuerdo interadministrativo de colaboración para alterar los términos municipales se presentó como una fórmula para “facilitar la gestión y ejecución de futuros desarrollos urbanísticos”. Así se describía en la nota de prensa que ofreció Pamplona para explicar el asunto abordado en una reunión de la gerencia de Urbanismo en el que se acordó el pase a pleno del convenio. Al parecer, cuenta con el visto bueno de todos los grupos municipales. También en Galar, donde también se tratará en un pleno próximamente.
VIVIENDAS EN PAMPLONA
Desde el Consistorio comarcano su alcalde Óscar Amóztegui, independiente, precisó que la propuesta de negociar la alteración de términos salió de su municipio. Destacó además el acuerdo político y la cooperación de los servicios técnicos. Años atrás, al plantearse por medio de un PSIS la construcción de 4.100 viviendas en el término conocido como Donapea, el Ayuntamiento de Galar recurrió a los tribunales al oponerse a la ordenación y a las afecciones que supondría en su término. Un defecto de forma acabó anulando el documento que tenía el visto bueno del Ejecutivo foral. El asunto llegó hasta el Tribunal Supremo, que alertó de que no se había estudiado el impacto ambiental. Más tarde pidieron en Galar que fuera Nasuvinsa el que ordenara el suelo. La falta de acuerdo también con aquella propuesta llevó a la negociación con Pamplona que ahora se cierra favorablemente.
La idea entonces fue el intercambio de términos y que pasara a Pamplona el suelo destinado en los planes urbanísticos a vivienda. “Al final chocábamos con los planes de ordenación que se proponían en el límite con Pamplona y ellos también tenían algo que decir. Entendemos que es lo mejor para Navarra y para todos, que las viviendas que se demandan para esa zona vayan a Pamplona. En otros casos se ha visto que en las nuevas urbanizaciones acaban queriendo integrarse en Pamplona y el problema es que el desarrollo se ha hecho por otro municipio. Aquí se evita eso”, apuntó el alcalde.
El responsable de Urbanismo en Pamplona, Juan José Echeverría (Navarra Suma), reconoció la posible reactivación del plan residencial para Donapea. “Se delimita la zona y se crea una nueva área de reparto que permitirá recuperar la idea del proyecto de viviendas. A través de un plan parcial que liderará Pamplona y que se verá afectado por la nueva ley, que reduce el porcentaje de vivienda protegida del 70 al 50%. Serán los propietarios de suelo los que paguen las cuotas de urbanización”, adelantó futuros trámites.
SIN PLANES EN GALAR
En cambio en Galar todavía no hay planes para los nuevos terrenos que pasarán a su término municipal. Augura el alcalde Amóztegui una revisión del plan municipal.
Según se precisa en la nota de Pamplona, los suelos del término municipal de Pamplona que pasan a Galar se distribuyen en dos zonas: el entorno de la meseta de Donapea (435.641 metros) y el ámbito del Garitón de Ripalda (141.073 metros cuadrados). El suelo de las parcelas de la meseta tienen usos no urbanizables, tanto de protección pro el valor paisajístico y ambiental, como de prevención de riesgos. El suelo del Garitón es urbanizable con uso público universitario, incluido en el PSIS de la UPNA.
Los ayuntamientos tendrán que aprobar la memoria redactada por los servicios técnicos de los municipios. Después se remitirá el expediente a la dirección general de Administración Local del Gobierno de Navarra.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE