Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Nuestro comercio

Giuseppe & Company: la ropa que no vive de la moda

Larga vida a la ropa. A esa ropa que, con los años, se ha convertido en lo que se conoce como vintage, o de segunda mano, para dar más recorrido a prendas que ya no están sujetas a la moda

Ampliar Begoña Cobos Lander y Giuseppe Hueso Rivas en su establecimiento de ropa vintage abierto en la calle San Agustín
Begoña Cobos Lander y Giuseppe Hueso Rivas en su establecimiento de ropa vintage abierto en la calle San AgustínGOÑI
Actualizado el 28/04/2022 a las 21:33
Que nadie piense que seis meses de andadura del establecimiento de ropa vintage , o de segunda mano, Giuseppe & company es todo el bagaje que acumula esta iniciativa comercial. Detrás, hay más de 30 años de experiencia que ahora se enmarcan en el número 38 de la calle San Agustín, compartiendo espacio con el taller de tatuajes Tattoo Boomerang. Una historia que comenzó en los noventa, en la discoteca Límite donde Giuseppe Hueso Rivas era relaciones públicas y donde recaló tras otra sala mítica pamplonesa, Sector. “Mi afición a la ropa venía de antes y ya me traía mis piezas de los años 60 y 70 de Madrid, sobre todo artículos de cuero. Al principio, se usaban para fiestas que organizaba dentro de la discoteca pero después pensé en hacer algo más estable y aproveché una de las barras que estaba cerrada para poner allí una tienda”.
En 1992, junto a su mujer Begoña Cobos Lander, abre un establecimiento en la cuesta de Santo Domingo. “Allí estuvimos quince años hasta que nos pasamos a la calle Mayor, en la esquina con la plaza de los Ajos, en la antigua heladería Delicias. Y era eso, una delicia de local, con su sabor también a Vintage”. Pero, dice Giuseppe, el que no le dejaran comprar el bajo, unido a la expansión de las grandes superficies con su oferta de ropa y el alquiler alto le hizo bajar la persiana. “A mí y a otros muchos. Y era algo que se veía venir con las grandes superficies. Pero nadie le puso coto, nadie protegió al pequeño comercio... en cambio, en ciudades como Madrid o Barcelona sí han sabido mantenerlo y curiosamente son las franquicias las que buscan su cercanía para abrir”.
UNA OFERTA DOBLE
Pero pensó que era momento de retomar esa actividad. “Porque es algo que me gusta, esa ropa ya desclasificada pero que guarda esa esencia y exclusividad. De marcas incluso que han desaparecido y que seguro que en internet habrá quien pague mucho más. Pero mi idea es otra, traer moda diferente, dar más vida a esas prendas que la mera temporada y, además, a un buen precio para los jóvenes”. Sin embargo, la realidad tozuda del cose del alquiler de bajeras le hizo casi tirar la toalla. “A veces me da la sensación de que los propietarios prefieren más tenerlas cerradas que asumir un arrendamiento más bajo. Y yo no estoy dispuesto a trabajar para pagar una renta”.
¿La solución? Vino de la mano de un amigo de infancia, de Óscar Pérez Baztan, más conocido como Osho en su faceta de tatuador. Uno de los más antiguos de Pamplona con 26 años de andadura en su estudio Tattoo Boomerang en la calle San Agustín, en el número 38. “Me dijo que de las tres cabinas que dispone su local el sólo utiliza una y que, además, apenas usa el resto del establecimiento. Así que me parecía una gran idea compartir espacio. Una doble oferta siempre atrae a más gente, a lo que se añade que se pueda dar el caso de quien venga a hacerse un tatuaje encuentre esa pieza diferente que le guste y al revés, que vea el trabajo de Osho”. Una dualidad que ya barruntaba en su cabeza hasta que los precios de arrendamiento le hicieron desistir. “Yo buscaba un lugar en el que compatibilizar una peluquería con prendas vintage. ¡Pero si hasta me saqué el título de corte de caballeros y barbería!”.
Giuseppe dice que, además, le gustó el hecho de que el local estuviera en el Casco Antiguo. “Y dentro del barrio, se encuentra muy bien situado, frente al bar Jesús Mari que arrastra mucha gente por lo que pueden ver nuestro escaparate”. Aunque, insiste, echa de menos una mayor protección pública al comercio local. “Que, como he dicho antes, si se apuesta por ella hace que se tejan redes de tiendas de cercanía como sucede en las grandes capitales”.
Respecto a la clientela dice que como no es mucha la oferta de comercio de ropa de segunda mano, le vienen de varios puntos de Navarra. Y también gente joven. “Nos está funcionando mucho el boca a boca, sobre todo entre los jóvenes que valoran salirse de lo habitual, que quiere una prensa genuina, como la antigua camiseta de hockey de un jugador americano a una mala imitación. Vamos poco a poco, pero vamos a paso seguro”.

EN DATOS

6 Meses. Lleva abierto este establecimiento avalado por una experiencia de más de 30 años

Dirección. San Agustín, 38

Propietarios. Giuseppe Hueso Rivas y Begoña Cobos Lander

Producto. Ropa vintage o de segunda mano

volver arriba

Activar Notificaciones