Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Cambio climático

Escolares de La Compasión-Escolapios crean mensajes en defensa del medio ambiente en la Rochapea

Los han colocado en el paso de peatones permeable situado junto al centro escolar

Ampliar paso peatones Rochapea
Dos alumnas del colegio La Compasión-Escolapios trabajan en el paso de peatones permeable de la calle Carmen Baroja Nessi, en el barrio de la RochapeaCEDIDA
  • Diario de Navarra
Publicado el 23/05/2022 a las 12:25
Los estudiantes del colegio La Compasión-Escolapios de la Rochapea han colocado en el paso de peatones permeable que se encuentra en las inmediaciones de su centro escolar varios mensajes en defensa del medio ambiente. Esta es una de las acciones que se están realizando para sensibilizar a los más jóvenes respecto a los objetivos de la estrategia contra el cambio climático ‘Go Green Pamplona’ que está desarrollando la ciudad.
El paso de peatones permeable de la calle Carmen Baroja Nessi del barrio de la Rochapea ya cuenta con mensajes serigrafiados que llaman a la ciudadanía a respetar el medio ambiente y pensar en un futuro sostenible. Las frases se sitúan en el bordillo, desde el paso de cebra hacia el interior, de tal forma que el viandante puede leerlas mientras espera a pasar. Las frases han sido trabajadas, ideadas y colocadas por los alumnos del cercano colegio La Compasión-Escolapios, y llaman al respeto al medio ambiente con los mensajes ‘jardín permeable, barrio amable’, ‘respira en verde’, ‘cuida para cuidarte’ y ‘semillas hoy, tu salud mañana’.
En este proyecto, y en el contexto de la estrategia municipal ‘Go Green Pamplona’, el Ayuntamiento ha involucrado a los centros escolares y a sus comunidades escolares como actores clave en la sociedad de cara a fomentar en ellos el aprendizaje y la acción en unas nuevas formas de desplazamiento por la ciudad respetuosas con el entorno y medioambientalmente sostenibles. Y es que para la ciudad es muy importante involucrar a todos los agentes sociales en el desarrollo de esta estrategia, porque es solo con el esfuerzo y contribución de todos como se puede conseguir cambiar el modelo de movilidad, contribuir a mitigar el cambio climático y conseguir una adaptación al aumento de temperatura y cambio de régimen de lluvias, lo que a la larga supone mejorar la calidad urbana y proteger la salud.
Un trabajo integral desarrollado desde las aulas
Los centros escolares del colegio La Compasión-Escolapios han participado en el diseño de los jardines de lluvia, y han podido así entender la importancia de actuar para calmar el tráfico y facilitar el tránsito peatonal de manera natural y segura. Esto cobra aún más importancia si se tiene en cuenta que el paso en cuestión es utilizado a diario por muchos escolares y familias en su recorrido desde casa al colegio. Se suma a todo ello la importancia de renaturalizar la ciudad y obtener con ello beneficios asociados, como una mayor calidad ambiental y paisajística, o zonas con capacidad de drenaje y filtrado del agua de lluvia, lo que evita la escorrentía y la contaminación del agua del río.
Este centro ha diseñado además un proyecto educativo de aprendizaje y servicio, con la materia de cambio climático como eje principal, que involucra al alumnado de distintos niveles, desde Educación Infantil hasta los últimos cursos de Educación Secundaria. Además del diseño de los jardines de lluvia y la plantación colaborativa, cabe destacar las labores de mantenimiento periódico de los jardines de lluvia, la participación en el diseño del cartel explicativo del proyecto, o una charla abierta al barrio realizada en el Museo de Educación Ambiental, en la que alumnado explicó el trabajo realizado. Los alumnos y alumnas de Ciencias de 4º de ESO demostraron el poder filtrante que puede tener un jardín de lluvia gracias a un experimento realizado con agua sucia, que va siendo filtrada por capas de tierra y gravas del jardín, hasta devolverla al terreno limpia y sin sedimentos contaminantes.
Un sistema de drenaje sostenible con ventajas añadidas
Este sistema de drenaje sostenible tiene tres objetivos fundamentales: por un lado, tratar las aguas de lluvia en origen, de tal manera que las sustancias contaminantes que arrastran estas aguas no lleguen a los cauces fluviales; por otro lado, permitir que las pluviales se infiltren en el terreno natural, recargando los acuíferos y minimizando los efectos de la impermeabilización de los espacios urbanos, que contribuyen al recalentamiento del ambiente derivado del incremento de temperatura; y por último, evitar que en episodios de lluvia intensa el agua discurra superficialmente sin ser evacuada en los sumideros y se generalice la escorrentía previa a los fenómenos de inundación.
De igual manera, este tipo de sistemas permiten la reducción de la contaminación atmosférica, permeabilizan y renaturalizan un espacio de calzada, implantando especies arbustivas que contribuyen a mejorar el sombreamiento y reducir las islas de calor, así como refugio y alimento a aves urbanas. Tras el trabajo realizado en la calle Carmen Baroja Nessi, el Ayuntamiento tiene previsto poner en marcha nuevos pasos permeables en otros barrios y puntos de la ciudad. Con ellos también se pretende, como se ha hecho en esta ocasión, involucrar a los centros educativos más cercanos o cuyo alumnado utilice habitualmente esa zona para llegar a clase desde sus casas.
volver arriba

Activar Notificaciones