Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Encuentro

Clamor en Erripagaña para la implantación de más dotaciones

En el encuentro del jueves entre los cuatro alcaldes del barrio y vecinos se demandó una rápida solución para ser de un único ayuntamiento

Ampliar La sala del centro vecinal de Erripagaña se llenó de asistentes, con más de 150 vecinos
La sala del centro vecinal de Erripagaña se llenó de asistentes, con más de 150 vecinosJesús Garzaron
Actualizado el 17/06/2022 a las 10:58
Los ánimos estaban calientes, tanto o más que el ambiente del centro vecinal del número 11 de Erripagaña donde el jueves a las 19 h. se celebró un encuentro entre sus residentes y los alcaldes de los cuatro ayuntamientos en los que se divide el barrio. La asistencia de más de 150 personas en una sala que no pudo acoger a todos -hubo gente que siguió la cita desde el pasillo- disparó la temperatura que no se podía minimizar por fallo en el aire acondicionado.
Pero los vecinos ya venían calientes de casa y, dijeron varios, desde hace mucho tiempo tras ver como en estos doce años de vida de Erripagaña no se le ha dotado de servicios que consideran básicos como colegio, centro de salud, polideportivo o piscina. “Vamos tarde”, fue la frase que en más ocasiones escucharon los alcaldes de Pamplona, Enrique Maya (NA+); Burlada, Ana Góngora (NA+); Egüés, Amaya Larraya (NA+) y el de Huarte, Alfredo Arroiz (EH Bildu) y la directora general de Ordenación del Territorio del Gobierno de Navarra, Izaskun Abril.
Un reproche que cayó como un jarro de agua fría a los presidentes de las corporaciones que venían a anunciar la inminente construcción de un centro de 0 a 3 años, un centro de salud (que se complementará con un servicio de reproducción asistida) y la escuela de idiomas; y otra noticia más, todos los vecinos empadronados del barrio, con independencia al Ayuntamiento que pertenezcan, tendrán acceso a las piscinas de Burlada pagando sólo dos euros más que los residentes en el municipio
“¿De qué nos sirve eso?”, dijo la primera vecina en intervenir. Y habló en boca de muchos otros que volvieron a exigir otras dotaciones para, recordaron, un barrio que va a llegar a los 20.000 habitantes. Aunque Enrique Maya les indicó que el centro de salud aparecía en las encuestas como la primera prestación que querían los residentes para el barrio, desde los asistentes se le dijo que también querían un colegio, un polideportivo o un civivox.
NO HABRÁ COLEGIO
Otro argumento que se repitió en varias ocasiones es que el problema ha sido la división del barrio en cuatro municipios, con Burlada como máximo propietario con un 60%, seguido de Pamplona con un 20% mientras que Huarte y Egüés cuentan cada uno con un 10%. Eso ha traído, indicaron, descoordinación y que entre unos y otros se hayan olvidado de las necesidades del barrio.
Porque, añadieron, ni tan siquiera funciona el convenio de colaboración firmado en 2016 en que las respectivas policías municipales y los servicios de jardineria harían un trabajo conjunto. Y más, ni tan siquiera eran capaces de convencer a Mancomunidad de que la línea de autobús se aproxime más a sus casas por la avenida de Erripagaña en horario nocturno en lugar de transitar entre solares vacíos por la paralela carretera de Sarriguren
Y la protesta fue unánime cuando se les informó que el Gobierno de Navarra no tiene previsto contruir un colegio porque considera que la oferta educativa en Mendillorri puebe absorber la de Erripagaña. Pero, objetaron, eso les obliga a las familias a llevar a los escolares. Y no es tanto por la distancia sino por el peligro de las grandes calzadas con doble carril. Y también mostraron su malestar porque no se haya concretado un polideportivo. “El de Sarriguren están lleno”, criticaron.

Estudio de costes en los municipios por si absorben el barrio

Como los vecinos insistieron en varias ocasiones en una solución administrativa, es decir, que se les reubique en un sólo Ayuntamiento, la alcaldesa de Burlada, Ana Góngora, desveló que los consistorios ya habían dado el primer paso con un análisis de costes de lo que supondría asumir Erripagaña. Aunque Alfredo Arruiz, de Huarte, indicó que el Ayuntamiento de su localidad no tenía infraestructura suficiente para absorber un barrio de esas dimensiones. Y añadió que había que atender esta demanda vecinal, además de señalar que se mostraba partidario de que fueran los propios vecinos quienes decidieran el municipio. Enrique Maya dijo que, a título personal, le parecía buena opción que Erripagaña pasara a Pamplona. “Pero no puedo hablar por todo el pleno”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE