Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona

Primero un cuervo, ahora una corneja, la mascota de Eduardo

'Lola Azabache' es una corneja que ha venido a llenar el vacío que dejó 'Paquito Azabache', que el cuervo que vivía en Mendebaldea y desapareció en febrero en Ollo

Ampliar Eduardo Soriano pasea por las calles de Mendebaldea junto a su corneja Lola Azabache
Eduardo Soriano pasea por las calles de Mendebaldea junto a su corneja Lola AzabacheEDGAR GUTIERREZ
Publicado el 05/08/2022 a las 06:00
Lola Azabache es una corneja que ha venido a llenar el vacío que dejó Paquito Azabache, el cuervo que Eduardo Soriano, vecino de Pamplona, tenía como mascota y que desapareció a principios de febrero en el valle de Ollo. Lola vive en un chalé de Mendebaldea, en la jaula de Paquito. “Juega con sus puzzles y demuestra la misma inteligencia. Ya ha aprendido a abrir la puerta, así que hemos tenido que poner un picaporte”, relata Soriano, malagueño de 40 años afincado en Pamplona desde 2007.
La corneja negra pertenece a la familia de los cuervos, pero es de menor tamaño y más sociable. “Por eso la he elegido. He sufrido mucho con la pérdida de Paquito así que me parecía arriesgado tener otro cuervo. La corneja es más familiar y no tiene la necesidad de sacarla a volar a espacios muy abierto, con el consiguiente riesgo de que sufra algún percance, como le ocurrió a Paquito”, comenta. Lola nació a finales de abril. Eduardo Soriano viajó a Galicia, donde está el criador, y se la trajo a casa en junio.
“Paquito vino conmigo cuando era un polluelo, para que así me identificara como padre. Pero Lola ya sabía volar. Al estar más crecida, me costó un poco que cogiera confianza. Al menos, ha sido menos complicado alimentarla”, comenta. No obstante, Lola ya ha hecho gala de su sociabilidad en sus paseos por el parque de Mendebaldea. “Se va con cualquiera. No discrimina. Algunos me preguntan, ¿pero has encontrado a Paquito? Y les explico que es una corneja y que se llama Lola. Empieza a tener muchos amigos en el barrio”, expresa. Y ya le ha dado el primer susto. “La semana pasada, la saqué de paseo y la perdí la vista. Se hizo de noche y ya no regresó. Al día siguiente me llamaron del Guarderío del Gobierno de Navarra. Lola se había ido con otra persona. La llevaron al centro de recuperación de animales de Ilundáin. Allí tuve que ir para recogerla”, relata.
Lola Azabache también ha recuperado la cuenta de Instagram de su “hermano cuervo” Paquito, con más de 700 seguidores. El fotoperiodista Edgar Gutiérrez, amigo de Eduardo, se encarga de inmortalizar los gestos y piruetas del ave. “Paquito era como un perro con alas y Lola también, pero de una raza más pequeña y más llevadera”, comenta Eduardo.
Paquito desapareció el 3 de febrero en una zona entre Ollo e Irurtzun, cuando una pareja de cuervos salvajes le espantaron y le alejaron. Entonces ya tenía 10 meses. Durante varias semanas, Soriano regresó a la zona con la esperanza de encontrarlo. “No he perdido la esperanza todavía de que esté vivo. Es posible que se acercara a alguna casa y, si le dieron de comer, que se quedara. Como tiene chip todavía sería posible identificarle”, comenta.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE