Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Incendio Ezkaba

Expectantes por un incendio en la puerta de casa

Cientos de vecinos de Ansoáin y otras zonas aledañas al monte San Cristóbal, en las que hubo cortes de luz, siguieron las labores de extinción

Ampliar Vecinos de Ansoáin siguen el incendio en el monte Ezkaba ayer por la tarde desde la pasarela que cruza la Ronda Norte (fue cerrada al tráfico)
Vecinos de Ansoáin siguen el incendio en el monte Ezkaba ayer por la tarde desde la pasarela que cruza la Ronda Norte (fue cerrada al tráfico)J.A. GOÑI
Actualizado el 21/09/2022 a las 07:51
“A eso de las cinco se han empezado a oír helicópteros pasar, me he asomado al balcón y he visto el incendio ahí al lado. De un pequeño foco inicial, se ha extendido enseguida por todo el monte. ¡Qué pena!”. Mª Cruz Reinaldos, vecina de Ansoáin, era una de las cientos de personas que pasaron la tarde del martes en la calle, muy pendientes del potente incendio declarado en las faldas del monte Ezkaba. Móvil en mano para retratar cada momento, y con la esperanza de que la labor de los bomberos fuese fructífera, vecinos de la zona de todas las edades controlaban desde parques, aceras o rotondas próximas a la Ronda Norte (fue cerrada al tráfico) la evolución del fuego, que devoró buena parte del monte más próximo a sus viviendas. Un monte que muchos frecuentan a diario para pasear.
“No sé si recordaba un fuego tan grande y tan cerca del pueblo. Están cogiendo agua de piscinas de la zona, las nuestras cerraron el día 11, y la echan sin parar, pero van surgiendo focos todo el rato”, añadía Reinaldos, comentando la situación con familiares y amigos. “Estamos aquí todo el pueblo. Terminamos las fiestas el domingo, y ahora tenemos este espectáculo tan triste”, añadía.
“Da un poco de miedo ver las llamas tan cerca, esperemos que no lleguen a las casas”, refería la también vecina de Ansoáin Carmen Latorre, reunida con sus amigas Pili y Josefina Gota, llegadas desde el barrio pamplonés de la Rochapea. “Ha habido cortes de luz, se iba y venía el suministro”, apuntaban.
Una afección que confirmaba asimismo Javier Arizcuren, vecino a su vez del barrio pamplonés de la Txantrea. “Es curioso porque al irse la luz se nos saltaba el automático, nos ha pasado al menos tres veces a primera hora de la tarde”, refería mientras observaba cómo los equipos de extinción trabajaban con medios aéreos como hidroaviones y helicópteros, algo que llamaba mucho la atención de su hija Paula, de 7 años. “Hay mucho fuego en el monte, llamas por todas partes. Menos mal que están los bomberos”, indicaba. “Da mucha pena ver cómo el monte ha pasado de ser verde a ser negro, impacta. Y esa zona ya se quemó hace un par de años o así. Este monte está gafado”, añadía Javier Arizcuren.
Sorprendido de la enorme columna de humo fruto del incendio, que podía verse desde toda la comarca, llegó andando hasta Ansoáin Francisco Herruzo, vecino de la Rochapea. “He venido paseando a ver qué había. Está toda la cresta del monte ardiendo, y parece que va avanzando”, se mostraba sorprendido a última hora de la tarde. Destacaba también el olor a humo. “Es un incendio grande. Con estas sequías, esto va a ir a más”, aventuraba.
Con gran pesar seguía asimismo el incendio Marian Ratero, vecina de Ansoáin. “Suelo andar mucho por este monte, el que tenemos más a mano. Hoy de hecho iba a pasear por él al salir de trabajar a mediodía, pero no he podido y me he librado de que me pillaran las llamas por allí”, refería. “He venido en cuanto me he enterado, desde las 5 de la tarde. Se está quemando una zona de pinar que me encanta. Da pena. Y emociona también la habilidad de los pilotos de bomberos, hay que agradecer su labor”, sentenciaba.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora