Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Escapadas con niños

5 planes para disfrutar Pamplona con niños

Propuestas sencillas y divertidas para conocer la capital navarra con los más pequeños

Ampliar Pista de Pump Track, dentro del parque de Trinitarios, en Pamplona.
Pista de Pump Track, dentro del parque de Trinitarios, en Pamplona.
Actualizado el 24/01/2020 a las 12:46
Pamplona es una ciudad hecha a la medida de los niños, llena de parques, espacios de ocio al aire libre y propuestas culturales variadas para los pequeños de la casa. Tanto si eres vecino de la ciudad y estás agotado de pasar las tardes en el patio del colegio o el parque más cercano a tu casa, como si visitas Pamplona acompañado de niños, te presentamos cinco escapadas dentro de la misma urbe pensadas para disfrute de las familias.
1. Taconera, un zoo al aire libre. Este parque, ubicado en el corazón de la ciudad, es una auténtica maravilla al alcance de todos y que nunca cansa a los más pequeños. Pasear entre sus caminos de tierra rodeados de un auténtico jardín botánico -con especies tan singulares como la secuoya gigante, el ginkgo o la paulonia- es una maravilla. Además, cuenta con varios espacios de juegos infantiles y, entre los fosos de la antigua muralla que protegía a la ciudad, descansan ciervos, patos, faisanes, cisnes o pavos reales en estado de semilibertad. En su interior, además, podrás tomar un descanso en el Vienés, una cafetería ubicada en una antigua caseta de alquiler de bicicletas.
2. Paseo del Arga y pista de pump track. Si te gusta andar en bicicleta con los más pequeños, el parque fluvial del Arga es el sitio perfecto. El recorrido, que va siguiendo el curso del río y nos ofrece rincones llenos de encanto en plena naturaleza, cuenta con diferentes zonas de descanso y juego para los más pequeños. Aunque son muchas las posibilidades de ocio en la zona, nos detenemos en la pista de pump track ubicada en el parque de Trinitarios, apta para el uso de bicis, skates o patines. Construida al aire libre, tiene una superficie de 1.377,85 metros cuadrados y está dividida en dos tramos: uno para noveles avanzados mayores de 12 años y otra para menores a partir de 3 años. Un pequeño lujo para los niños más atrevidos sobre dos ruedas.
3. Parque de la antigua estación de autobuses. Si tus niños son más pequeños y el mal tiempo impide disfrutar al aire libre, esta es la opción perfecta para pasar una tarde divertida. La antigua estación de autobuses de Pamplona, en el centro de la ciudad, se ha reconvertido en un espacio de ocio a cubierto. Además de diferentes zonas de juego pensadas para edades variadas, que incluyen un gran tobogán y la reproducción de un autobús, también hay una zona de escalada y mesas de pin pon para los niños algo más mayores. En el mismo edificio encontrarás, además, el espacio Geltoki, en el que podrás encontrar puestos de comercio artesano y de cercanía y un bar restaurante con alimentos, también, de producción local.
4. Yamaguchi, un viaje a Japón y a las estrellas. El parque de Yamaguchi (ciudad hermanada con Pamplona) se encuentra en el barrio de Ermitagaña, algo más alejado del centro. En él encontrarás un jardín de estilo oriental con elementos tan sugerentes como la suhama (playa), azumaya (caseta sobre el estanque), yatsubashi e ishibasi (puentes), taki (cascada) o el géiser del lago, un chorro de agua que alcanza los veinte metros de altura. Dos grandes atractivos completan la zona. Por una parte, el Planetario de Pamplona, donde siempre hay proyecciones pensadas para que los más pequeños se aficionen a las estrellas. Por otra, la plaza de Yamaguchi, con terrazas para que los mayores tomen un descanso y, en el buen tiempo, juegos de chorros de agua que hacen las delicias de los niños.
5. Un escape room al aire libre. ¿Quieres conocer el recorrido del encierro de una forma divertida con los peques? Escape bull es la opción perfecta: un escape en la calle  disponible las 24 horas a través de una app y que transita por el famoso recorrido del encierro. Mientras los niños van buscando detalles escondidos en la calle y los edificios tendrán que ir descifrando 16 enigmas para lograr las llaves que les permita abrir la puerta de la plaza y ponerse a salvo de los toros. Una experiencia diferente que tiene su colofón perfecto con un buen pincho por la calle Estafeta.
volver arriba

Activar Notificaciones