Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

PAMPLONA

Acusado tras negarse a pagar la villavesa y molestar a la conductora

Los hechos ocurrieron la madrugada del pasado domingo en la parada de autobuses que hay en la parada del paseo de Sarasate y en la línea N7 El acusado es un joven de 23 años vecino de Pamplona

  • DN.es Pamplona
Actualizado el 07/04/2011 a las 18:41
Un joven de 23 años, de nacionalidad búlgara y vecino de Pamplona, ha sido acusado de una falta contra el orden público y daños en un vehículo policial tras un incidente la madrugada del pasado domingo por su comportamiento en una villavesa  en la parada del paseo de Sarasate.

La Policía Municipal de Pamplona ha iniciado las diligencias oportunas y ha denunciado también por vía administrativa al joven por impedir el correcto funcionamiento del servicio público de transporte.

El joven, con un vaso de licor en la mano, se encontraba dentro del autobús urbano de la línea N7, gritando y molestando a la conductora. Se había negado a pagar el precio del billete e impedía con su actitud que el autobús continuara con su servicio. Ante el requerimiento de la policía, el joven bajó del autobús, pero no quiso identificarse, incluso tras ser advertido de que en el caso de no hacerlo sería trasladado a dependencias policiales.

Tras mantener la misma actitud, el joven fue trasladado en un vehículo policial a las dependencias de la calle Monasterio de Irache en el que adoptó un comportamiento violento, lanzando patadas y golpes, que dañaron las puertas del vehículo impidiendo su correcto funcionamiento. Además, durante el traslado, insultó gravemente a los policías municipales que le acompañaban. Su actitud se agravó ya en dependencias policiales al volverle a requerir los policías que se identificara.

volver arriba

Activar Notificaciones