Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Cáseda

Maeztu confirma el "normal funcionamiento" de la residencia tras el cambio de gestora

La consejera ha añadido que "el proceso de cambio de dirección provocó retrasos en el pago de las nóminas de las y los trabajadores

Ampliar La consejera de Derechos Sociales, María Carmen Maeztu, en la rueda de prensa
La consejera de Derechos Sociales, María Carmen Maeztu, en la rueda de prensa
  • Europa Press. Pamplona
Publicado el 27/04/2021 a las 16:55
La consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Mari Carmen Maeztu, ha señalado que en el mes de marzo, tras un cambio de gestora en la residencia de Cáseda, "se constató el normal funcionamiento" de la misma.
Ha explicado Maeztu, en comisión parlamentaria, que en diciembre pasado conoció por la prensa la existencia de un conflicto laboral en la residencia "en relación al convenio de la empresa". "El 27 de febrero, la directora de la residencia de Cáseda notificó al departamento de Derechos Sociales que, con fecha 1 de marzo, dejaba de gestionar la residencia y trasladaba la gestión a la entidad titular de la misma (el Ayuntamiento de Cáseda), quien informaría de los datos de la nueva gestora", ha explicado.
La consejera ha añadido que se adelantó así la inspección prevista como todos los años y se realizó en el mes de marzo, donde "se constató el normal funcionamiento" del centro, "con la nueva entidad gestora". "El 22 de abril se realizó el informe relativo a la visita ordinaria de inspección realizada el 10 de marzo y se concluyó, como es habitual, con una serie de requerimientos para que sean subsanados; dicha subsanación será comprobada en inspecciones posteriores", ha explicado.
Maeztu ha añadido que "el proceso de cambio de dirección provocó retrasos en el pago de las nóminas de las y los trabajadores". Y ha detallado que el 23 de abril se concertó una reunión en la Secretaría General Técnica del Departamento de Derechos Sociales, con el actual director del centro. "También, yo misma, he mantenido contactos con el alcalde de Cáseda para interesarnos por la correcta gestión del centro", ha expuesto.
La consejera ha comentado que la residencia de Cáseda es un centro de titularidad pública y gestionada por una empresa privada. Cuenta con 52 plazas autorizadas de residencia y 10 de estancia diurna. Actualmente tiene 17 personas con prestación vinculada a servicio, de las que 15 son personas dependientes y dos con dependencia social. Las estancias diurnas, se encuentran cerradas como consecuencia de la pandemia.
Según ha añadido, "no tiene concierto con el Gobierno de Navarra, aunque sí tiene personas que reciben una prestación vinculada a servicio". "Está sometida, como cualquier centro residencial, a la acción inspectora que realiza el departamento y que programa cada año, mediante Orden Foral", ha detallado.
Maeztu ha explicado que desde Derechos Sociales "hemos estado realizando en todo momento un seguimiento del funcionamiento de la residencia citada para asegurarnos de que se cumplen con las obligaciones contenidas en la normativa que regula el funcionamiento de los centros residenciales".
Y ha añadido que "revisados los archivos de Inspección desde el año 2016, no consta denuncia alguna y se han realizado inspecciones ordinarias en 2016, 2018, 2019 y la última este año, sin haber detectado deficiencias en los requisitos administrativos, generales y de seguridad, más allá de recomendaciones que suelen formularse de manera habitual".
La consejera ha expuesto que durante la pandemia, la relación con el centro residencial fue "absolutamente normal". "El 24 de marzo, el equipo de soporte a residencias puesto en marcha por el departamento de Derechos Sociales visitó y valoró la situación del centro y efectuó las tareas de apoyo y asesoramiento para la reorganización del mismo. Con posterioridad, y en la fase aguda de la pandemia (marzo-abril) constan, en los registros del departamento, que se mantuvieron hasta seis contactos con la residencia para apoyar y hacer seguimiento de las dificultades que hubo que afrontar por el gran impacto que la Covid tuvo en las residencias de mayores", ha explicado.
Según ha detallado, "el plan de contingencia, se efectuó, tal y como exigían los protocolos, en colaboración con el centro de salud de Cáseda". "Durante todo el periodo de pandemia, desde marzo hasta hoy, han tenido un solo caso de Covid, en el mes de septiembre, que fue trasladado al recurso intermedio de Argaray", ha comentado.
La parlamentaria de EH Bildu Patricia Peralta ha considerado "grave" lo ocurrido en la residencia en Cáseda, "donde ha habido dejación y abandono de las personas; ha sido muy grave". "Hay que evitar que esto vuelva a ocurrir y hay que poner todas las herramientas para garantizar el mismo servicio en todos los lugares", ha dicho, para añadir que "hay empresas con muy pocos escrúpulos, que no garantizan un servicio de calidad". "Es un caso de mala gestión y hay que pedir responsabilidades", ha opinado.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones