Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Turismo

Una web reúne información de la calzada romana del Pirineo

Además de información técnica fruto de años de estudios y excavaciones de Aranzadi, incluye datos prácticos turísticos

Ampliar Pantallazo de la nueva web sobre la calzada romana del Pirineo
Pantallazo de la nueva web sobre la calzada romana del Pirineo
Publicado el 06/12/2021 a las 06:00
La calzada romana del Pirineo’ es una página web que acaba de ver la luz. La Sociedad de Ciencias Aranzadi lidera este proyecto divulgativo que tiene el propósito de “reunir la máxima información, incluida la de la investigación arqueológica y documental” referente a esta vía que atravesaba el Pirineo navarro, así como de los miliarios hallados en la zona y su epigrafía, con la intención de que sean accesibles a la ciudadanía.
Además de la información técnica de la propia calzada, más fotografías y vídeos de investigación, la web (www.calzadaromanadelpirineo.eus) recoge datos prácticos y turísticos de la zona.
El proyecto se ha llevado a cabo gracias a una línea de subvenciones dirigida a entidades locales inscritas en el ámbito territorial del Pirineo que se sustentan en el desarrollo territorial sostenible. Una iniciativa de la Dirección General de Proyectos Estratégicos del Gobierno de Navarra para la repoblación y reactivación del Pirineo y que en el 2021 sacó adelante el Concejo de Nagore. No obstante, Aranzadi destaca que en el proyecto han colaborado varios ayuntamientos de la comarca (Valcarlos, Burguete, Erro y Arce) y el Concejo de Espinal.
Según se recuerda, el trazado que se investiga (Ekai-Valcarlos) forma parte de la ruta romana que unía Caesaraugusta (Zaragoza) y Burdigala (Burdeos). El camino venía desde Sangüesa siguiendo el curso del río Irati hasta la zona de Ekai de Lónguida, y ahí pasaba ya a la cuenca del Urrobi y, ascendiendo por el valle de Arce, llegaba a Roncesvalles. Una vez cruzado el collado de Ibañeta, bajaba por Valcarlos en dirección norte.
La calzada fue construida hacia el siglo I a.C. con unas dimensiones de 6-8 metros de ancho y desniveles no superiores al 6%. Por ella circularon ejércitos, correos, carros con mercancías pesadas… hasta la caída del Imperio Romano y, después, se fue abandonando por el deterioro. A pesar de ello siguió utilizándose como camino de herradura hasta la aparición de las nuevas carreteras a finales del siglo XIX y principios del XX.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE