Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tradición

Los ‘obispillos’ volvieron a las calles

Tras un año de ausencia, la fiesta del ‘obispillo’ regresó a Barásoain y Garínoain mientras que Peralta recuperó la fiesta de los monaguillos.

Ampliar El séquito de Garínoain antes de iniciar el recorrido. Se quitaron la mascarilla para la fotografía
El séquito de Garínoain antes de iniciar el recorrido. Se quitaron la mascarilla para la fotografíaGALDONA
Publicado el 10/12/2021 a las 06:00
Rememorando una tradición asentada en la época medieval, los más jóvenes de Garínoain y Barásoain celebraron el pasado 6 de diciembre, festividad de San Nicolás, el día del ‘obispillo’. Una fiesta en la que participan niños y niñas de hasta 13 años de edad y que regresó este año tras el parón obligado el anterior por la pandemia. En cada uno de estos dos pueblos valdorbeses, los jóvenes recorrieron las calles encabezados por los correspondientes obispillos que ‘bendecían’ a quienes les abrían las puertas, cantaban y pedían ‘limosnas’ que, posteriormente, entregarán a alguna asociación benéfica.
El obispillo de Barásoain bendice a una vecina ante la mirada de sus compañeros
El obispillo de Barásoain bendice a una vecina ante la mirada de sus compañerosgaldona
La suerte de la baraja, en la carta del as de oros, nombró obispillo en Barásoain en una elección celebrada el pasado día 3 de diciembre a Luka Jiménez Lecumberri, un joven de 12 años. 10 años tenía la obispilla de Garínoain, Amalur Bermejo Jiménez. En el caso de este último pueblo, la fiesta no termina el día 6 si no que se alargó hasta este miércoles, 8 de diciembre, momento en que se escenifica la tradicional matanza del gallo que se traduce en que el obispillo y el resto de jóvenes entonan una serie de coplas en las cuales repasan cotilleos o sucesos acontecidos a lo largo del año. Con motivo de la celebración de esta fiesta, la sociedad de Barásoain alberga estos días una exposición de Jaime Martín con fotografías de esta jornada festiva por San Nicolás en año pasados.
ESTE AÑO EN PERALTA
A esta jornada tan arraigada en la Valdorba se sumó este año una tradición rescatada desde la parroquia de Peralta a iniciativa de su párroco, Fermín Macías. Recordaba el sacerdote cómo en la localidad existía la denominada fiesta del monaguillo “desde tiempo inmemorial” y que duró hasta 1790, último año en que se celebró según las documentaciones que se tienen. La tradición, rememoraba, decía que los monaguillos nombraban a uno de ellos obispillo el día de San Nicolás, celebraban una fiesta y salían en procesión por as calles de la localidad. Una tradición que ahora se recupera con vocación de continuidad.
Los monaguillos de Peralta salieron en procesión alrededor de la parroquia al anochecer
Los monaguillos de Peralta salieron en procesión alrededor de la parroquia al anochecergaldona
“Muchos pueblos de Navarra conservan aún esa tradición y como en Peralta tenemos un gran elenco de monaguillos pensamos recuperarla ahora que se cumplen 230 años de la última procesión”, refería Macías. En este primer año la procesión tuvo lugar alrededor de la parroquia y la elección del obispillo fue por votación secreta entre todos los monaguillos. El elegido resultó Aarón Asin Antxoandia quien estuvo escoltado en primer término por dos vicarios, José Mari Jiménez Fizd y Eva Fuertes Luqui, además de toda la corte de monaguillos peralteses.
volver arriba

Activar Notificaciones