Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

TSJN

Condenado por lanzar una silla a un médico en un centro de salud de la Zona Media

La Audiencia ha confirmado la pena de 6 meses por un delito de atentado

Ampliar Sede del Palacio de Justicia de Pamplona
Sede del Palacio de Justicia de PamplonaArchivo
Actualizado el 05/03/2022 a las 12:00
Un hombre ha sido condenado a 6 meses de prisión por haber lanzado una silla al médico de familia que le atendía en un centro de salud de la Zona Media de Navarra por no darle la medicación que le exigía. La sección Primera de la Audiencia Provincial considera acreditada la versión del facultativo y confirma la sentencia por un delito de atentado del Juzgado de lo Penal nº 2 de Pamplona, que además concedía una indemnización de 6.000 euros al médico.
La víctima no fue alcanzada por la silla, pero sí sufrió “estrés, tensión y miedo” debido a la situación vivida y estuvo de baja temporal un total de 110 días. Todo a raíz de lo ocurrido el 13 de noviembre de 2019. Ese día, el acusado, en compañía de su hija, acudió a la consulta del centro de salud, donde fue atendido por el médico de familia. Durante la visita, según la sentencia, el paciente “exigió” que le prescribiera un determinado medicamento, a lo que el médico, tras consultar su historial y ver que la pauta marcada era otra, se negó, explicándole los motivos. Pero la explicación “no satisfizo” al paciente, quien se dirigió “de forma agresiva” al médico, insistiendo en que le diera la medicación. A la vez, golpeó la mesa del doctor y le lanzó insultos de corte xenófobo. Ante la reiterada negativa del médico de prescribirle la medicación que exigía, sigue el fallo, el acusado abandonó la consulta, pero regresó de nuevo en términos agresivos. Y en esta ocasión “pasó de las palabras a los hechos, y lanzó una silla al médico, no alcanzándole, dada la escasa fuerza del acusado, si bien pegó en la parte baja de la mesa del despacho”.
El condenado recurrió la sentencia, negando los hechos. Reconoció que tuvieron una discusión y que al levantarse “movió la silla y esta cayó al suelo”, sin levantarla ni arrojarla al doctor. Pero el tribunal da más credibilidad a la versión del médico, que llamó al 112, ya que fue corroborada por un agente de policía, que encontró al acusado “muy agresivo, gritando y vociferando expresiones racistas”; por una médico, que escuchó voces altas y una discusión”, y por una enfermera, “que también confirmó la discusión y le dijo al médico que pasara a su consulta para tranquilizarse”.
volver arriba

Activar Notificaciones