Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tradición

El ruido de layas vuelve a Puente la Reina

Puente la Reina celebró sus tradicionales ferias después de dos años de parón debido a las restricciones por la pandemia. Las calles se llenaron de gente para presenciar la trigésima novena carrera de layas y la entrega de la IX Laya de Oro

Ampliar Carreras de layas y mercado de artesanía de Puente la Reina
Mucha rivalidad entre los puentesinos que tomaron parte en la carrera/ MONTXO A.G.
  • Nagore Larrañaga
Publicado el 26/09/2022 a las 06:00
Puestos de talos, quesos, rosquillas, pendientes, cremas, muñecos... Las calles de Puente la Reina se llenaron de pequeños stands y de gentío a su alrededor con la llegada de sus ferias tradicionales. Entre la música y el bullicio destacaba una voz que sonaba por los altavoces. “Por motivo de la trigésima novena carrera de layas, la asociación Nafar Laiariak concederá la octava Laya de Oro a aquellas personas vinculadas a la evolución de la cultura de la comarca”, explicaba el portavoz de la asociación. Este año, después del parón por la pandemia, Nafar Laiariak concedió el premio a Sandra Goldáraz Molinet por su trabajo en la revista Entreto2 y a Blanca Petrina Echeverría y Cristina Asiáin Ugarte por su labor con su revista Entorno.
Para las tres periodistas era un honor recibir un homenaje así y más aún en su pueblo. “Que me den un premio así en mi propia localidad es muy emocionante. Ser mujer y emprender en el ámbito de la comunicación rural no es fácil y hace ilusión que tu gente valore todo el trabajo que hay detrás”, contaba Goldáraz. La periodista explicó que su revista nació como parte de un proyecto europeo. “Mancomunidad veía que había una necesidad de crear un medio local para gente joven y después de 23 años, llevamos 235 ediciones en Valdizarbe”, señalaba orgullosa.
Para Petrina y Asiáin el premio era toda una sorpresa. “Llevamos casi 25 años con la Revista Entorno pero los medios de comunicación normalmente no recibimos mucha atención, excepto cuando hacemos las cosas mal”, defendía Petrina. “Sin embargo, en nuestro caso, tenemos unos lectores muy fieles. Al final, hemos contribuido a crear conciencia de valle”, aseguraba Asiain. Petrina aprovechó para hacer hincapié en el valor de los medios locales. “Contar la actualidad local es esencial porque es lo que vivimos día a día y es necesario mantener a la gente informada”, recalcaba Petrina.
Tras recibir el premio de la Laya de Oro, realizada por el artista Kikín Bañales, dos dantzaris bailaron un aurresku en honor a las tres puentesinas y a sus respectivas revistas. Uno de los dantzaris resultó ser Ander Ollo Huarte, que un par de horas después ganaría la 39ª carrera de layas.
A las dos de la tarde comenzó la 39ª carrera de layas en la Calle Mayor de Puente la Reina y los competidores de la primera tanda esperaban ansiosos al comienzo de la competición. En este primer turno, Ander Ollo competía contra su padre, César Ollo, por entrar en el podio de los cuatro primeros que se clasificarían para la final. Ander Ollo se clasificó en tercer lugar mientras que su padre logró el cuarto puesto.
RIVALIDAD PADRE-HIJO
Minutos después, arrancó el segundo turno donde a más de uno se le complicaron los 100 metros del recorrido. Los adoquines del suelo y los trajes tradicionales complicaron la llegada a la meta a muchos puentesinos. A otros, en cambio, los trajes tradicionales no les suponían suficiente reto y optaron por disfrazarse de oso panda y de coche escoba.
Los cuatro finalistas de las dos rondas compitieron en una tercera donde solo el mejor podía ganar. La gran final estuvo muy reñida entre la familia Ollo. Los últimos metros de la carrera, el joven se adelantó y se hizo con el título del 39º ganador de la carrera de layas.
“El último título lo tenía mi padre y ya era hora de ganarle”, contaba Ander Ollo con una sonrisa. La tradición viene de familia ya que explicó que “llevo en esto toda la vida por mi padre”. Tras dos años sin carrera por el covid, muchos vecinos como Ollo agradecieron que se volviesen a celebrar sus ferias tradicionales.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora