Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Obituario

Pedro Mari Flamarique, sacerdote tafallés y autor de jotas

Ampliar pedro mari flamarique
Pedro Mari Flamarique
  • Elena Leache Echalecu es folklorista
Publicado el 29/09/2022 a las 08:19
El día 25 de septiembre, festividad de San Fermín Chiquito, recibo desde Tafalla la noticia del fallecimiento del sacerdote y compositor de jotas navarras Pedro Mari Flamarique, hermano de las apreciadas hermanas Flamarique, Encarna y Vitori, fallecidas en 2015 y 2019 respectivamente.
Siete hermanos formaban la familia de ‘Los Gregoricos’ de Tafalla, familia dinámica, activa y emprendedora. Pedro Mari nace en Tafalla el 31 de mayo de 1931. Ejerció el sacerdocio en Navarra y como misionero en Venezuela. Fundó el grupo Chiquilandia de Tafalla, dedicándose a la investigación de la cultura popular y de la jota navarra. Trabajó incansablemente por el conocimiento del folclore de Navarra. Organizó en la década de 1970 con la ayuda de J. Menéndez, Julián C. Urroz y otros, los festivales de España en Tafalla, según se lee en La jota por el mundo, del P. Valeriano Ordóñez S. J. En aquellos festivales se descubrieron a grandes voces de la jota: José Monasterio, Luis Les, Josefina García, Julián Arina, Teresa Gutiérrez, Jesús Arbeloa, Julio Sánchez y las hermanas Flamarique.
En el Frontón Ereta de Tafalla, octubre de 1992, se celebró el certamen de jotas ‘Campeón de campeones’. La composición de Pedro Mari Flamarique interpretada por las Hnas. Sota, Cristina y Elena, recibió el primer premio y grandes elogios: “Vendimia, vendimiadora, que con tu cara y tus manos; perfumarás los racimos, darás color a los granos”. La grabación se conserva en el fondo cultural Valeriano Ordóñez S. J. Otra sugerente jota de Pedro Mari reza así: “Qué oficio el del sembrador, tirar y tirar la mies; enterrando la esperanza y esperando el florecer”, que fue dignamente interpretada por Noelia Compains de Pueyo y Carolina Diliberto de Tafalla.
La tarde del funeral de Pedro Mari Flamarique, 26 de septiembre, fue otoñal y tristona. La campana de la iglesia de Santa María recibió a los asistentes con el toque de difuntos. En el interior rezaban el rosario sencillo, un bálsamo, que parecía significar gratitud, fe y esperanza. En el altar más de veinte sacerdotes. Presidió la eucaristía Carlos Ayerra, oriundo de Tafalla y deán de la catedral de Pamplona. La coral tafallesa y los auroros intervinieron en la parte musical. Interpretaron obras de Gounod, Dubois, Ménéndez y cantos de auroras populares. Berta Arzoz, poetisa tafallesa, dedicó a Pedro Mari esta composición lírica: “Y todos los tafalleses, siempre te recordarán, que fundaste Chiquilandia, con celo sacerdotal”. No faltó la jota final. Las voces de la escuela ‘Hnas. Flamarique’, dirigidas por Carolina González y acompañadas a la guitarra por Blanca Zubiri, cantaron esta jota: “Dime, dime corazón, dónde pongo mi esperanza; que la va llevando el río, y además lleva poco agua”. En el Centro de interpretación de la jota en Tafalla, edificio Recoletas, se dará a conocer su vida y obra musical.
En mi humilde opinión, Pedro Mari Flamarique no requiere ser idealizado ni agrandado en su muerte, más allá de lo que fuera en vida. Ha de ser recordado por ser un sacerdote y misionero bueno, por ser un hombre interesado por la cultura popular, por su dedicación a la jota, por su devoción a San Sebastián y a la Virgen de Ujué, por su identidad con Tafalla, su ciudad natal, por su amor a su familia. Sus hermanas, célebres joteras, cantaban lo que su hermano Pedro Mari componía y soñaba.
Pedro Mari Flamarique nos enseña a tener sueños de esperanza. Que la Virgen de Ujué, San Francisco Javier y San Sebastián bendigan al sacerdote tafallés, que rezaba a Dios cantando sentidas jotas navarras.
Pedro Mari Flamarique es historia viva de la jota navarra.
Elena Leache Echalecu es folklorista
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora