Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sector Servicios

Comercio y hostelería mantienen empleo en Estella un año después

Hace 12 meses, en plena pandemia, sumaban 1.093 afiliaciones a la Seguridad Social frente a las 1.137 actuales

Preocupación entre los comerciantes por los últimos robos en Estella
Una calle de EstellaMontxo A.G.
Publicado el 15/10/2021 a las 06:00
Hace doce meses, en plena pandemia, el comercio y la hostelería de Estella daban trabajo a algo más de un millar de personas. Eran 1.093 exactamente, de las que 730 pertenecían al comercio al por mayor y al por menor y las otras 363 a la hostelería, según las afiliaciones a la Seguridad Social a 30 de septiembre de 2020, en plena pandemia pero en un momento en el que no se había producido aún el nuevo cierre de bares y restaurantes decretado por el Gobierno de Navarra unas semanas más tarde. Y hoy, en el mismo comienzo del otoño pero un año después ¿qué dicen las cifras? Que apenas se han movido y el empleo se mantiene en ambas actividades con un ligero aumento. La misma fuente, las afiliaciones a la Seguridad Social, dejan a 30 de septiembre de 2021 un total de 1.137 altas, lo que supone 44 más que en la misma fecha hace un año. De ellas, 737 pertenecen al comercio y 400 a la hostelería.
En este mismo panorama, estable sin grandes oscilaciones, se mueven los números de la temporada estival. ¿Cómo se situaban el pasado 31 de agosto? La suma sí era en ese momento del mes vacacional más visitado en Estella algo superiores porque alcanzaban las 1.155 afiliaciones, es decir, solo 18 más que a 30 de septiembre con 757 altas en el comercio y 398 en la hostelería.
Las cifras se ven también a pie de calle. Ha habido en los últimos meses despedidas de comercios ya veteranos como el de Adolfo Domínguez o de iniciativas más recientes como La Despensa de Marichu. Ambos se encuentran entre los que anuncian sus cierres definitivos. En el lado de las aperturas, hay bares cerrados en distintos momentos de la pandemia como El Rincón o La Viña que han levantado otra vez las persianas y nuevos comercios. el caso de Chaimaa Shop, que apuestan por la moda de mujer y tienen detrás emprendedores muy jóvenes.

La búsqueda de un lugar céntrico donde compartir el gusto por la moda

Chaimaa El Ouazza, en su tienda de moda de la calle Baja Navarra de Estella
Chaimaa El Ouazza, en su tienda de moda de la calle Baja Navarra de EstellaMONTXO A.G.
Chaimaa El Ouazza, una joven de 26 años afincada desde hace 12 en Estella, abrió la pasada primavera Chaimaa Shop, una tienda de moda de mujer en la calle Baja Navarra de Estella. Su negocio cumple hoy cinco meses desde que el 15 de mayo recibiera a sus primeras clientas en una de las vías más transitadas de la ciudad, en el eje entre las plazas de los Fueros y la Coronación. Cuenta que fue esa ubicación estratégica la que le llevó a decidirse cuando buscaba abrir su propio negocio, una iniciativa que de momento asume en solitario y animada porque a un principio complicado ha seguido un verano con mejores sensaciones.
La emprendedora, de origen marroquí, explica que la moda le ha gustado siempre. Que disfrutaba con ella ya de pequeña y ve hoy en su tienda, más allá de un negocio, una manera de compartirlo con los demás. Ya antes del covid, en un momento en el que trabajaba como azafata de tierra, su profesión, daba vueltas a la idea de convertir esta afición en un medio de vida. Como tantos otros proyectos, la pandemia ralentizó los planes hasta que decidió retomar esa intención. “Hubo un momento en el que decidí que quería emprender. Cuando buscaba dónde comenzar, no me importaba tanto el que hubiera que hacer reformas en el local como su ubicación. Creo que lo más importante es el sitio, que esté muy céntrico y por el que pase mucha gente como ocurre aquí”, señala desde uno de los nuevos negocios integrados en la Asociación de Comerciantes, Hostelería y Servicios de la localidad.
Asegura que va despacio, tranquila y consciente de las dificultades del principio. “El primer mes resultó el más duro, pero sabía que tenía que probar un poco más y la verdad es que ahora estoy contenta consiguiendo una clientela. Mi objetivo es traer ropa a buen precio y a la vez de buena calidad pensando en que lo que me guste a mí pueda gustar también a más gente. Además de las clientas que vienen la tienda hay quien contacta por Google e Instagram. Eso es lo que espera, que la gente venga, me conozca y confíe en mi producto”, argumenta.
El de Chaimaa El Ouazza se suma a una relación de comercios de prendas de vestir que, en sus distintos géneros, aporta hoy 22 establecimientos a este epígrafe del IAE (Impuesto de Actividades Económicas), según datos registrados en el Ayuntamiento de Estella. En otro pilar de la moda, el del calzado, la ciudad cuenta hoy con nueve comercios dedicados ala venta de zapatería y complementos.

Hora de abrir su propio bar tras media vida de trabajo como cocinero

Carlos Sánchez, en su establecimiento de hostelería de la calle Carpintería.
Carlos Sánchez, en su establecimiento de hostelería de la calle Carpintería.montxo a,g,
Ecuatoriano de 42 años, Carlos Sánchez Pastillo llegó en el 2000 a la ciudad en la que ha discurrido la mitad de su vida. Cuenta que desde entonces ha estado trabajando en la hostelería, esporádicamente de camarero y siempre como cocinero. Una profesión que durante los últimos 12 años ejerció en el bar Izarra, uno de los veteranos establecimientos de Estella desde el que decidió dar el salto y abrir su propio negocio. Lo hizo el pasado verano en La Viña Gastrobar, en el número 9 de la calle Carpintería. En uno de los lugares de siempre en el Casco Antiguo donde a lo largo del tiempo locales como El Maño o el Kopa’s desarrollaron su actividad.
Aquí, de nuevo, la pandemia marcó el calendario. Carlos Sánchez explica que barajaba la idea de instalarse por su cuenta ya en ese mes de marzo de 2020. El parón por vacaciones en su anterior trabajo en el que iba a avanzar para empezar en solitario estaba previsto para el 15 de ese marzo. Justo la víspera, llegó el cierre y el confinamiento del primer estado de alarma, así que sus planes se pospusieron. Volvió a su trabajo de cocinero por cuenta ajena y pasó un tiempo en la jamonera de Ancín mientras el local de la calle Carpintería reabría pero con otro emprendedor que cerraría de nuevo tiempo después. “Mi sueño seguía siendo ser cocinero en mi propio local, así que no abandoné la idea. Mi hermano me ayudó y el pasado junio abrimos La Viña Gastrobar”.
Explica que los comienzos no han sido fáciles. A un verano marcado aún por las restricciones sanitarias se sumó los problemas para contratar personal. “No encontraba camareros y al principio todo eran altas y bajas. Ahora como personal cuento con un camarero y una ayudante de cocina”, añade.
Su establecimiento pertenece a la categoría de bar especial, con autorización para la franja nocturna pero abre sus puertas desde la mañana. “Sé que es difícil y no quiero pan para hoy y hambre para mañana. Quiero ir poco a poco, confiando porque la gente me conoce de tantos años en el Izarra y consciente que un negocio como éste es de 24 horas.Pero para los demás siempre he trabajado mucho, así que no me importa hacerlo ahora para mí. Lo que hay que tener por un bar son ganas y amor al trabajo”, subraya.
El hostelero quiere volver a introducir La Viña en la oferta del Casco Antiguo y ampliarla poco a poco. Con su carta gastronómica y con otras opciones como el pincho pote de las tardes o el mojito. “Mi idea no es sacar muchos platos y pinchos sino bien trabajados, que se pueda encontrar aquí lo que la gente no come habitualmente en su casa”.

CLAVES

​Los datos hace un año



1 ¿Cuántos bares había en Estella
? En octubre de 2020 eran 74 según las licencias contabilizadas entonces en el rolde del IAE (Impuesto de Actividades Económicas) del Ayuntamiento de Estella .



2 ¿Y restaurantes? Esa misma fuente municipal contabilizaba 23 restaurantes, algunos de los cuales coincidían con la actividad de bar.



3 Número de comercios. Eran 391 según la suma de epígrafes del comercio en el I AE. Entonces, como ahora, la interpretación de este dato debe tener en cuenta que no coinciden con exactitud con el número de negocios abiertos, puesto que en parte de ellos -desde locutorios a tiendas de alimentación, entre otras,- se está registrado en varios epígrafes distintos.



4 El empleo generado. Las altas en el comercio a 30 de septiembre de 2020 eran de 730 personas. En el caso de la hostelería, había 363 afiliaciones a la Seguridad Social.



Los datos en este momento




1 El número de bares. El último rolde municipal del IAE refleja 73, lo que supone un establecimiento menos que hace un año.



2 Los restaurantes. Son 23, la misma cifra que el año pasado.



3 Número de comercios. Se elevan a 386, con muy poca diferencia respecto al año anterior por el equilibrio entre altas y bajas. La alimentación, con 24, constituye el epígrafe mayoritario.



4 Los empleos que genera. A 30 de septiembre de 2021, había 1.137 altas a la Seguridad Social en Estella de las que 737 pertenecen al comercio y 400 a la hostelería.



ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones