Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Cultura

Mendavia coge el testigo de la fiesta del Rey de la Faba

Pamplona, sede en 2020, entregó ayer el relevo a la localidad de Tierra Estella tras un año sin coronación

Desde la izda., el historiador y Rey de Armas Fernando Hualde; Fran Sagastibeltza, presidente de la asociación Rey de la Faba; Aimar Irisarri, último niño coronado; las ediles de Mendavia Fabiola Martínez y Silvia Ramírez; el concejal del Ayuntamiento de Pamplona Fernando Araguren, y Patxi Pérez, de  la peña Muthiko Alaiak
Desde la izda., Fernando Hualde, Fran Sagastibeltza, Aimar Irisarri,  Fabiola Martínez, Silvia Ramírez, Fernando Araguren y Patxi PérezS.Esparza
Publicado el 17/10/2021 a las 06:00
Mendavia acogerá en 2022 la coronación del Rey de la Faba, una ceremonia impulsada por la asociación del mismo nombre y la peña Muthiko Alaia. La fiesta, importada por la corte de los Teobaldos, se remonta a la Edad Media. Fernando Aranguren, concejal de Deporte y Juventud del Ayuntamiento de Pamplona, entregó ayer el testigo a Silvia Ramírez y Fabiola Martínez, edil de Cultura y teniente de alcalde en el consistorio vianés.
El traspaso se materializó en el palacio de Condestable en un acto al que asistió el niño Aimar Irisarri Cía, último Rey de la Faba, coronado en enero de 2020 en la catedral de Pamplona coincidiendo con la conmemoración del centenario de la tradición. Deseó suerte a su próximo sucesor. “Que lo disfrute mucho porque es un acto muy bonito y único que solo pasa una vez en la vida”, aconsejó.
Unas semanas después de la entronización de Irisarri, se decretó el estado de alarma a causa de la pandemia que impidió la celebración de la edición de 2021, un paréntesis que la organización aprovechó para recopilar datos e indagar en los archivos para la publicación de un libro. Una obra que, además de recoger su memoria, busca servir de homenaje a todas las personas que han hecho posible la celebración desde su inicio.
Fernando Hualde, historiador, Rey de Armas y maestro de ceremonias del Rey de la Faba, subrayó que Mendavia abrirá el próximo mes de enero una nueva etapa. “Dejamos atrás los cien primeros años de celebración. Ahora, toca recargar gasolina para seguir funcionando mucho más tiempo”, dijo Hualde. Fernando Aranguren entregó el testigo de la fiesta centenaria. “Un ejemplo de la historia del Reino de Navarra”.
FIESTA ITINERANTE
Silvia Ramírez lo recogió. “Estamos muy agradecidos de acoger la siguiente edición. Mendavia pertenece a la red de Ciudades Amigas de la Infancia, como Pamplona, y este reconocimiento requiere un compromiso con los más pequeños. Fue uno de los motivos por los que nos animamos a acoger la celebración”, declaró la edil. “El carácter itinerante de la fiesta permite que la celebración llegue a todos los niños de Navarra, aunque vivan en pueblos más pequeños, teniendo así las mismas oportunidades que el resto y pudiendo disfrutar de una celebración tan entrañable”. La elección del próximo Rey o Reina de la Faba, adelantó Ramírez, tendrá lugar a finales de este año y su entronización será al inicio de 2021.
En el acto participaron también Patxi Pérez e Itsaso Ciganda, en representación de la Peña Muthiko Alaiak, y Fran Sagastibeltza, presidente de la Asociación Rey de la Faba, organizadores de esta fiesta desde 1931, que entregaron obsequios por su colaboración a Pamplona y Mendavia y a Aimar Irisarri, como último Rey de la Faba. También estuvieron los ediles de Pamplona Maider Beloki y Javier Leoz. El paso de testigo estuvo amenizado por el coro y el grupo de danta de la Sociedad Muthiko Alaiak.

Nueva era para una fiesta centenaria

Mendavia escribirá la primera página de un nuevo capítulo de la coronación del Rey de la Faba. El primero de su conmemoración como fiesta centenaria, solo interrumpida por la guerra civil y por la pandemia. Fue el rey Teobaldo I, de la casa de Champaña, quien introdujo en el siglo XIII en el Reino de Navarra esta fiesta dedicada a los niños más pobres. A través de la suerte del haba escondida dentro de un rosco, se elegía a uno de ellos y durante un día se le daba trato de rey. La recuperó el 6 de enero de 1920 el folclorista Ignacio Baleztena y la conjugó con las tradicionales ceremonias de coronación de monarcas navarros, que debían jurar ante los tres estamentos del reino su lealtad a los fueros. En la ceremonia de entronización se escenifica, en concreto, la de Carlos III en 1390 en la catedral de Pamplona. Además del monarca participan personajes históricos como doña Blanca de Navarra o el Príncipe de Viana.

volver arriba

Activar Notificaciones