Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Deporte

Lodosa y San Adrián apuestan por recuperar los socios deportivos

Ambas localidades buscan una fórmula para que sus respectivas instalaciones deportivas sean viables

Ampliar Usuarios en la piscina cubierta del polideportivo de San Adrián.
Usuarios en la piscina cubierta del polideportivo de San Adrián.MARI PAZ GENER
Publicado el 26/10/2021 a las 06:00
Los Ayuntamientos de Lodosa y San Adrián buscan fórmulas que les permitan remontar la bajada de socios en sus respectivos complejos deportivos. Unas instalaciones que disponen de una amplia oferta que incluye piscinas cubiertas, zonas de spa, gimnasio y pistas de tenis y pádel. El descenso de usuarios se justifica, en parte y según los responsables municipales, por la pandemia, con cierres temporales, miedo al contagio y restricciones en zonas de baño y gimnasios, que provocaron una pérdida de rutina en la utilización. Pero también, por reducción de gastos en las familiares ante una posible crisis económica.
Las dos instalaciones son deficitarias, incluso antes de la pandemia, con una cifras en negativo que superan los 100.000 euros. Pero ¿cómo revertir la situación para conseguir que sean rentables?. Ambas localidades ponen el foco en ampliar y mejorar la oferta deportiva. Organizar más actividades y más atractivas, más flexibles y más al gusto de socios y usuarios.
SIN REBOTE
En San Adrián, antes de la pandemia, el complejo deportivo sumaba 1.050 socios, lejos de los 1.250 usuarios de hace una década. En enero de 2021, la cifra se había reducido a 629 abonados anuales, usuarios de toda la instalación, a los que había que sumar otros 50 socios solo de la zona de agua. En estos momentos, según indicó Alberto Cristóbal, responsable de las instalaciones que dirige Soysana, el número total de abonados ha aumentado a 700, lejos aún del millar. “Las cifras no han rebotado. La pandemia ha provocado que el socio que venía poco haya dejado de venir y se haya borrado. La gente controla mucho más el gasto que antes del Covid”, apuntó Cristóbal que apuesta por unir los conceptos de deporte y salud y reactivar los servicios.
En julio finalizó el contrato de gestión que el Ayuntamiento adrianés mantenía con Soysana. No se renovó por falta de acuerdo. Esta misma semana, la corporación espera aprobar en pleno un nuevo pliego para la gestión de los servicios. Según indicó el alcalde de San Adrián, Emilio Cigudosa, el Ayuntamiento ha realizado un estudio de viabilidad para conseguir rentabilizar las instalaciones en un plazo de entre cuatro y cinco años.
Se trata, precisó Cigudosa, de asumir un déficit inicial de unos 130.000 euros y de, progresivamente, ir reduciendo esa cifra hasta equilibrar las cuentas.
MODELO PÚBLICO
El pasado mes de junio, el Ayuntamiento de Lodosa presentó LodoSana, una sociedad municipal para la gestión de las piscinas, verano e invierno, y el resto de las instalaciones deportivas. La corporación se decantó por un modelo público-integrando a los 11 trabajadores- ante las deficiencias que presentaba el de gestión particular con importantes pérdidas económicas en la última década, que superaban los 90.000 euros anuales. El lunes, el consejo de administración integrado por la alcaldesa, Lourdes San Miguel, los ediles Laura Remírez, Iván Merino, Iñaki Alegría y el coordinador deportivo, Ignacio Martínez, tenía previsto nombrar al nuevo gerente que ha superado el concurso-oposición.
Durante los últimos meses, ha ostentado la gestión del complejo lodosano Rubén Jiménez, técnico que dirige también las instalaciones públicas de Aoiz. Jiménez indicó que, en Lodosa, el número de socios tras la pandemia se situaba en 460 socios, la mitad de los que había en 2019. No obstante, el técnico, no vinculaba el descenso de abonados con el Covid. “ Se venían perdiendo socios desde hace tiempo. La decisión del Ayuntamiento de optar por una gestión pública es muy interesante y estoy convencido que va a conseguir revertir la situación”.
Jiménez añadió que, para darle la vuelta a la falta de socios y lograr su fidelización, el primer paso consiste en la vinculación total del Ayuntamiento con la empresa municipal. “Se trata de un bien público. El deporte es una forma de vida y es necesario incrementar y diversificar la oferta”. Para ello, además de realizar una auditoría y de mejorar la instalación, la sociedad pública ha contratado a una persona a jornada completa que imparte 16 de las 18 actividades. “El objetivo es que la oferta esté activa todas las horas del día. Conseguir que las instalaciones sean rentables es un proyecto a medio-largo plazo”.
Lodosa ya ha aprobado en pleno no incrementar los precios deportivos en 2022. En un principio, San Adrián tampoco tiene intención, en un principio, de elevar las cuotas, según el primer edil. Entre los ayuntamientos vecinos, solo Andosilla mantiene cerradas a los socios las instalaciones del pabellón deportivo hasta que el Ayuntamiento adjudique la gestión a una empresa privada. Equipos y colectivos sí entrenan e imparten cursos.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE