Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Debate

La comida en el frontón en plena explosión de contagios llega al pleno de Estella

Navarra Suma reprocha al alcalde haber otorgado ese permiso por claros motivos ideológicos

Ampliar PARÓN PARA ACUDIR A LA CONCENTRACIÓN POR SARA PINA. El pleno se interrumpió a las siete y se retomó después para que los ediles, en la imagen, pudieran asistir a la concentración convocada en la plaza de los Fueros en recuerdo de la mujer asesinada en Tudela
PARÓN PARA ACUDIR A LA CONCENTRACIÓN POR SARA PINA. El pleno se interrumpió a las siete y se retomó después para que los ediles, en la imagen, pudieran asistir a la concentración convocada en la plaza de los Fueros en recuerdo de la mujer asesinada en TudelaMontxo A. G.
Publicado el 14/01/2022 a las 06:00
La comida de jóvenes que el pasado 23 de diciembre, en plena explosión de contagios covid, se autorizó mediante una resolución de alcaldía en el frontón municipal Lizarra de Estella llegó este jueves al pleno. Copó parte del debate tras cuestionarse desde Navarra Suma y PSN una celebración promovida por el colectivo Festagiro, que la solicitó para 250 personas. Fue, junto al hecho de que el equipo de gobierno no ha aprobado el presupuesto de 2022 y afronta el nuevo ejercicio con las cuentas prorrogadas, el asunto que generó más polémica en la sesión ordinaria correspondiente al mes de enero.
Una convocatoria iniciada a las seis de la tarde, interrumpida para que los corporativos pudieran asistir a la concentración celebrada en la plaza de los Fueros por la mujer asesinada en Tudela y retomada después. El pleno, que duró dos horas y media, había comenzado precisamente con una declaración institucional por la última víctima de la violencia machista.
UNA DECISIÓN "INACEPTABLE"
Con un orden del día marcado por asuntos de trámite, el debate se trasladó al turno de ruegos y preguntas. Lo introdujo el concejal socialista Ibai Crespo, que quiso saber a qué respondía el cambio de criterio por el que en julio del 2021 se pudiera cancelar mediante una resolución de alcaldía una comida popular en esa misma instalación debido a la situación sanitaria y en diciembre no.
Dado que se recibió la solicitud en ese área, el concejal de Cultura, Regino Etxabe, indicó su intención de responder en el próximo pleno, una vez comprobada la normativa sanitaria vigente en ese momento. “Más allá del debate sobre cuál era esa normativa y las restricciones en ese momento, la resolución es esta y no se hace en ella ninguna alusión a ningún decreto foral ni ninguna otra regulación superior”, reiteró el representante socialista.
El alcalde, Koldo Leoz, remitió a ese momento del verano. “Creo recordar, por las fechas en las que se produce, que hubo una normativa en la que se prohibieron las comidas populares expresamente porque eran fechas de fiestas. Por no escurrir el bulto, diré que en diciembre no había ninguna prohibición a ese respecto”. Defendió su proceder sosteniendo que su autorización no fue para una comida sino para el uso de una instalación municipal para una actividad que no estaba prohibida y pese a lo que se les recomendó no celebrarla. Sostuvo que suspenderla era responsabilidad “única y exclusiva” de los organizadores.
El portavoz de Navarra Suma, Gonzalo Fuentes, reprochó al alcalde que, en un momento en el que desde todas las administraciones se estaba pidiendo a las familias no juntarse en Navidad, se autorizara algo así para 250 personas. “Usted lo hace por un motivo ideológico absoluto. Ya sabe que sí y no escurra el bulto”. No convenció a Navarra Suma el argumento del alcalde de que la prohibición era competencia del Gobierno de Navarra. “Si usted no la hubiera autorizado, nunca hubiera podido llevarse a cabo”, reiteró Fuentes.
Su compañero, Javier del Cazo, criticó como “ciudadano, concejal y profesional sanitario” lo ocurrido. “Con casi 100.000 personas que han fallecido en este país, ¿no le parece suficientemente grave? Es el momento en el que se hace. Ante esta situación, a nivel individual y colectivo claro que tenemos que tomar decisiones. No puede echarle la culpa al Gobierno de Navarra. No puede escribir usted cartas diciendo a los ciudadanos que sean prudentes y luego permitir algo así, porque es inaceptable”.
volver arriba

Activar Notificaciones