Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Formación

Distintos programas de empleo forman en Estella a 75 alumnos

Dos escuelas taller, de hostelería y de jardinería, conviven con formación de auxiliar de almacén y de carrocería y pintura en el edificio de Merkatondoa

Ampliar La escuela taller de cocina, en las instalaciones de Merkatondoa en las que desarrollarán una parte de año y medio de formación
La escuela taller de cocina, en las instalaciones de Merkatondoa en las que desarrollarán una parte de año y medio de formaciónMontxo A.G.
Publicado el 06/03/2022 a las 06:00
Recién iniciados en alguno de los casos o avanzados y ya en periodo de prácticas en otros, la coincidencia de programas de empleo en Estella concentra esta temporada a 75 alumnos, jóvenes en su mayor parte, en las instalaciones de la escuela taller que el Ayuntamiento tiene en Merkatondoa. Se forman en jardinería, en hostelería, auxiliar de almacén, en carrocería y en pintura de vehículos. Opciones que preparan para trabajar en diferentes sectores y cualifican con certificados de distintos niveles profesionales pero con un elemento común. Se dirigen a desempleados, el SNE los financia y el Ayuntamiento los imparte. Y la suma de todos constituye en estos momentos el mayor volumen de programas coincidentes hasta la fecha en estas instalaciones de Merkatondoa.
Sira Cobelas, directora de la escuela taller, explica que se cuenta hoy con más infraestructura para impartirlos. Un edificio -añade- equipado con cocinas e invernaderos, además de tres talleres en su planta baja. “A medida que vas teniendo más posibilidades y espacios se consiguen también nuevos programas formativos”, añade sobre una oferta que va a incorporar el de socorristas para responder a la demanda de estos trabajadores en verano.
INICIO DE HOSTELERÍA Y JARDINES
Los últimos en sumarse han sido los 30 alumnos de las dos escuelas taller que comenzaron el 21 de febrero. Tienen de 16 a 30 años, la mayor parte son de Estella con algunos de localidades vecinas que se formarán durante el periodo más largo. Año y medio hasta el 31 de julio de 2023. Quince lo hacen en la de hostelería y la otra mitad en la de jardinería.
Los dos primeros meses y medio discurren para ellos en el edificio de Merkatondoa, donde pasan por una primera etapa de formación complementaria. Aprenden en las aulas competencias clave, alfabetización digital o prevención de riesgos y reciben 9 € diarios en concepto de beca. Si superan este proceso, comenzará para ellos un contrato de formación de 15 meses en el que compaginarán el trabajo en prácticas con las enseñanzas técnicas y percibirán una remuneración del 75% del SMI.
En ambas escuelas, será el Ayuntamiento quien en esta ocasión les contrate para asignarles luego a diferentes áreas municipales. La elaboración de menús sociales y encargarse de compromisos institucionales en el primer caso porque, además de como ayudantes de cocina, se preparan también para dar servicio de comedor y barra. Las labores de jardinería y la provisión de plantas desde el invernadero de la escuela, en el otro. “Va ser algo bonito para ellos poder aprender en este espacio y ver los resultados con una producción que luego puede usar la brigada municipal”, subraya Cobelas.
Mientras Estella ha dado continuidad a lo largo de los años a la formación en hostelería, la de jardinería dejó de impartirse hace una década. Sira Cobelas señala que se retoma por un doble motivo. “Por la inserción laboral y porque no se imparte en la FP básica del Politécnico. Hemos acompañado al programa el área forestal con el objetivo de conseguir más formación y mejorar esa inserción. El ayudante de jardinería será también ayudante de forestal y lo completará con un módulo de agricultura ecológica con esa misma idea de ampliar las posibilidades”.
CON ELLOS, OTROS COMPAÑEROS
Los 30 alumnos que empezaron el 21 de febrero su formación en ambas escuelas taller resultaron seleccionados de entre las 35 solicitudes recibidas. Formarse en ellas requiere, al menos, un manejo básico en castellano porque, sin esa competencia, no pueden seguirse las clases. “El número de presentados ha sido muy alto porque aprender y conseguir estos certificados de profesionalidad es lo que les va a abrir las puertas a un empleo en el futuro”, añade. ¿Sus perfiles? Mayoritariamente masculinos en jardinería y más repartidos en hostelería, con una edad medida de 22 años. De Estella principalmente, aunque hay compañeros de Ayegui, Ancín y Oteiza.
La coincidencia de los diferentes programas municipales a través del área de Políticas de Empleo, Migración y Diversidad Cultural que preside la edil Magdalena Hernández lleva a Sira Cobelas a referirse al PIFE de auxiliar de almacén, ya en estos momentos en periodo de prácticas en empresas de la zona. Un tercer bloque lo constituye la preparación para el trabajo en talleres de la zona, una iniciativa que se desarrolló por primera vez en la pasada legislatura y continúa con los programas de carrocería y pintura de vehículos.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE