Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Foro 'DN en vivo'

El comercio de Estella pide ayuda para un sector ‘en riesgo de extinción’

La solución podría ser un plan integral con el apoyo de las instituciones

Ampliar Desde la izquierda, las comerciantes Esther Calatayud y Elena Etxalar junto a la directora general de Comercio, Maitena Ezkutari y el concejal de Estella de Desarollo Económico, Pablo Ezkurra
Desde la izquierda, las comerciantes Esther Calatayud y Elena Etxalar junto a la directora general de Comercio, Maitena Ezkutari y el concejal de Estella de Desarollo Económico, Pablo Ezkurramontxo ag.
Publicado el 20/05/2022 a las 06:00
Estella no ha podido esquivar la crisis del comercio, con una clientela en retirada por el mismo motivo que en otros lugares: las compras en internet y las grandes superficies. Pero aquí, recuerda el sector, hablamos de una ciudad donde las tiendas han sido una de las principales “patas” de la economía local. Y, añaden, también quien por su carácter socializador ha dado vida a sus calles.
Como recordó el jueves en el foro de DN en vivo organizado por Diario de Navarra la comerciante de Estella Esther Calatayud, el comercio en la ciudad no es un sector más, sino que forma parte de su ADN. “Mi padre, comerciante también, decía que le venía por la sangre judía”, comentó en referencia a la existencia de una potente comunidad hebrera en el pasado medieval de la ciudad.
Y la también comerciante Elena Etxalar, en este encuentro que acogió el salón de actos de la Mancomunidad a las ocho de la tarde, añadió que la crisis no golpea de forma individual a una tienda. Es una cadena en la que si cae un eslabón, arrastra a otros como transportistas o proveedores. “No es, que pobrecitos comerciantes. Es un problema global”.
En el foro también estaban presentes en la mesa de oradores el concejal de Desarrollo Económico y Empresarial, Pablo Ezkurra (Geroa Bai) y la directora general de Comercio del Gobierno de Navarra, Maitena Ezkutari. Ambos compartieron la preocupación del sector que Etxalar llegó a decir estaba en “riesgo de extinción”. Y recogieron el guante de que desde las instituciones había que respaldar un plan integral.
¿Cómo? Se habló de campañas de concienciación, de mantener los bonos de comercio o apostar por promociones que subrayen la amplia variedad en la oferta de Estella. Por su parte, Pablo Ezkurra puso sobre la mesa otras medias concretas, aunque no concretó la fecha: un aparcamiento en la plaza de los Fueros y otro en la Inmaculada. Además de, por ejemplo, revitalizar la vivienda en el Casco Antiguo con parejas jóvenes que tomen conciencia de ese comercio a los pies de su casa.
Maitena Ezkutari aportó datos; algunos muy positivos, como que el 72% del gasto de los vecinos de Estella se queda en la ciudad. Pero el problema llega con el reparto porque el 92% de este porcentaje lo acapara el sector servicios, como centros médicos, peluquerías, o gimnasios, además de hostelería. Ellos generan 1.000 empleos, con una media de 2,6 trabajadores por establecimiento de los que el 66% son mujeres. “Así que hay que poner más el foco el ropa, calzado y complementos donde se registra más evasión de gasto”.
Apuntó el concejal de Estella que quizá se debía a que la falta de tiempo provocaba que la gente se inclinase por lo fácil y rápido, la compra por internet frente a la población rural de mediados del siglo pasado, que hizo florecer el comercio estellés hasta la década de los noventa.
“¿Falta de tiempo? No lo creo, la gente se tira en su sofá horas viendo Netflix o enganchada al móvil. Hay que salir, hablar con el panadero, con el tendero”, replicó Calatayud. Y es que, añadió Etxalar, el comercio no sólo es economía, también tiene esa faceta socializadora. Además, remarcaron el atractivo monumental de la ciudad por lo que habría que explotar la veta comercio-turismo.
AYUDAS EL RELEVO GENERACIONAL
La directora general de Comercio indicó que en Estella, como en otros lugares, había poco relevo generacional. “Aquí, sólo el 30% de mayores de 55 años tiene previsto el traspaso”. Desde el Ejecutivo foral se cree que no es por la viabilidad del negocio, sino por falta de aliciente. Y una manera de conseguir esa motivación es con ayudas; así, se prepara un plan por el que el comerciante percibirá 5.000 euros para formar a su relevo y 6.000 euros para pagarle el sueldo mínimo interprofesional de un año.
volver arriba

Activar Notificaciones