Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Camino de Santiago

La escasa señalización desorienta a los peregrinos dentro de Estella

La ruta está claramente indicada por las flechas amarillas dentro del itinerario, pero no en otras partes de la ciudad Son cada vez más los caminantes que se pierden al ir y volver de alojamientos alejados del barrio monumental

  • r. aramendía. ESTELLA
Publicado el 20/09/2013 a las 08:30
Son cada vez más los peregrinos que se internan en el centro y barrios aledaños de Estella en busca de restaurantes y lugares de alojamiento. Es una buena noticia. Pero también tiene su reverso porque son muchos los que se desorientan en estos trayectos. Una vez traspasada la frontera del casco histórico, con la plaza de los Fueros como epicentro no hay señal alguna que indique a los caminantes cómo volver a la ruta jacobea.

Esta carencia ha sido claramente detectada esta última temporada por la Asociación de Amigos del Camino de Santiago en Estella, ya que este verano han sido varios los casos en los que les ha tocado vivir personalmente esta experiencia. Sin ir más lejos, el presidente de este colectivo, Javier Caamaño, encontró perdidos a una caminante rusa y un italiano en la zona de Santa Bárbara, en pleno monte. Pocos días después, otro miembro de la junta, Jacinto Morán, tuvo que ayudar a un grupo que no sabía como encontrar el camino de vuelta desde el polideportivo.

En las vías principales

Las señales de la concha y las flechas amarillas indican sin pérdida el trayecto jacobeo que cruza el barrio monumental, pero a partir de ahí, no hay nada. En ninguna de las vías principales dentro de la ciudad (Inmaculada, Yerri y la travesía entre puentes) se hace referencia a la dirección en la que queda la ruta jacobea.

El primer indicativo que encuentran los peregrinos al llegar a Estella está a la altura de la pasarela del Santo Sepulcro, donde cuatro flechas dirigen a los cuatro albergues de la ciudad, dos en la dirección del camino, el municipal y Oncineda, y otros dos al otro lado del Ega, el de Anfas y el parroquial de San Miguel. El instinto invita en muchos casos a cruzar el cauce y no son pocos los que tienen que desandar la decisión y volver al itinerario principal por el puente de la Cárcel, según comenta Asun Jover, hospitalera del albergue municipal.

Varias son las causas que confluyen en este fenómeno. La primera, el "boom" del camino, que hace que el número de peregrinos suba imparable temporada a temporada. Dos, y fruto de esta primera, es la diversificación de los caminantes a la hora de escoger no sólo de alojamientos, sino de restaurantes y otros servicios. En el pasado predominaba el peregrino "purista", que llegaba al albergue y cenaba en el comedor comunitario. Ahora pueden verse todos los días en tres plazas de la ciudad: San Agustín, Los Fueros y, en menor medida, Coronación.

Mientras la señalización de hoteles y alojamientos en las entradas a la ciudad en coche se mejoró hace pocos años, la de los accesos a pie es inexistente. En el arranque de Espoz y Mina no se indica la existencia de hoteles y fondas como Chapitel, San Andrés o Cristina y apartamentos Gebala, mientras que otros dos que cada día están más frecuentados por los peregrinos, los hoteles Yerri y Tximista, son aún más difíciles de encontrar.

"Si cruzan el río y se adentran en el barrio de Lizarra el lío que se arman es increíble", comenta Lola Ripa Ripa, socia del hotel Yerri, que abrió en el año 1995 con los peregrinos como principal clientela. "Ahora vivo prácticamente de ellos, ya casi no vienen empresas". Unos metros más allá, el Tximista en Zaldu está viviendo una auténtica "explosión" de peregrinos dentro de su abanico de clientela. "Este año han supuesto en torno un 11% de la facturación, con unos 700 clientes. El aumento ha sido muy fuerte, de casi el 40% respecto a 2012", comentó Cristina Pérez, directora del hotel.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE