Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

DN en Vivo

El reto de conseguir una cita con el médico en la Ribera

Los pacientes riberos se quejan de las dificultades que encuentran para poder concertar una cita en Atención Primaria a través del servicio telefónico

Ampliar Interior del Centro de Salud Santa Ana-Tudela Este
Interior del Centro de Salud Santa Ana-Tudela Esteblanca aldanondo
Publicado el 07/04/2022 a las 06:00
Son las 7 horas y 59 minutos de una mañana cualquiera. En ese momento, decenas de vecinos de la Ribera marcan en sus teléfonos el número de su ambulatorio, consultorio o centro de salud para intentar conseguir cita. Lo normal es que la respuesta desde el otro lado de la línea sea una musiquilla puesta en bucle y una voz enlatada que dice lo siguiente: “Nuestros operadores están ocupados. Si necesita cita para hoy, permanezca a la espera”. Entonces, ya rebasadas las 8 horas en el reloj, comienza precisamente eso, la espera. Una espera que puede prolongarse durante tanto tiempo que llega a desesperar a muchos.
Este reto, el de concertar cita con el médico de familia en Atención Primaria, es una de las principales reclamaciones que realizan, desde hace años, los pacientes de la Ribera y que este periódico ha podido constatar esta semana entrevistando a algunos de ellos a las puertas de varios centros de salud.
LA OPCIÓN DE HACER COLA
Cuando el hartazgo de esperar pegado al teléfono supera a la paciencia, el interesado en conseguir una cita suele optar por desplazarse en persona a su centro de salud para hacer la gestión de forma presencial. Este fue el caso de Miguel Gorjón Rubio, perteneciente al Centro de Salud Santa Ana-Tudela Este, quien aprovechó su condición de jubilado, “y el tiempo libre que ello me deja, para venir al ambulatorio a por una cita que, por teléfono, resulta muy tedioso de gestionar”. “Estamos acostumbrados a lo farragoso que es hacer cualquier gestión con la administración pública, pero aquí estamos hablando de salud”, apuntó Gorjón.
Otra de las vecinas adscritas al Centro de Salud Santa Ana es Milagro Rodríguez Marco, quien también destacó las dificultades para conseguir cita telefónicamente. “Antes, durante la pandemia, el sistema de reserva a través de Internet era muy ágil, pero desde hace un tiempo ya no funciona y todo se debe hacer a través de un teléfono con el que resulta muy complicado comunicar”, explica la tudelana, quien apunta otra de las quejas más repetidas por los pacientes riberos. “Cuando por fin alguien responde al teléfono es una administrativa que te pregunta qué te pasa, si es una urgencia o si puedes esperar algunos días. En definitiva, se está dejando la potestad de derivarte al médico en manos de una administrativa o, incluso, se carga la responsabilidad en los propios pacientes que, lógicamente, poco sabemos de cuestiones médicas”, afirmó Rodríguez.
SANITARIOS "SATURADOS"
Estas quejas recogidas en el centro Santa Ana -Tudela Este se repitieron entre los pacientes consultados en el centro Gayarre-Tudela Oeste. “Es tan difícil conseguir cita por teléfono que tienes que venir en persona al ambulatorio y, a veces, para cuando llegas, ya no hay. Es una vergüenza”, apuntó Mª Ángeles Garcés Lauroba, quien abogó por establecer un sistema más sencillo y ágil, “sobre todo para las personas mayores que no sabemos manejarnos en Internet”.
Por su parte, Rocío Orta Sanz se lamentó de no poder concertar cita por Internet, “ya que era muy cómodo”, pero agradeció que, poco a poco, se vaya recuperando la atención presencial que se había reducido al mínimo durante la pandemia, algo que también agradeció su convecino de Murchante Samuel Simón Remiro, aunque puntualizó que “queda mucho para llegar al nivel anterior a la covid”.
Además, Orta consideró que los profesionales sanitarios están “saturados”. “Gran parte del reconocimiento que la sociedad les dio durante la pandemia ha desaparecido ahora y están muy quemados”, indicó.
En cualquier caso, todos los pacientes consultados para realizar este reportaje coincidieron en alabar la atención que, en general, reciben en sus centros de salud.
Así lo certificó el tudelano Justo Bro Serrano, quien aprovechó para solicitar celeridad en la futura ampliación del Centro de Salud Gayarre-Tudela Oeste al que está adscrito. “Cada vez hay más gente y los medios y recursos son los mismos”, advirtió.
Actualmente, el Área de Salud de Tudela está inmersa en la mejora del centro Santa Ana-Tudela Este; tiene encima de la mesa la ampliación del Gayarre-Tudela Oeste; y concluirá en 2024 las obras del futuro centro de Cascante.
DE TUDELA, A CASCANTE
Allí, en Cascante, los problemas son muy similares a los detectados en Tudela. “Concertar cita por teléfono es casi imposible”, indicó la cascantina Izaskun Díaz Garrido quien, durante los últimos años, ha requerido atención pediátrica para su hijo por problemas de gastroenteritis. “Cuando se ha puesto malo, he optado por mandar a mi padre al centro de salud a las 7.30 horas para que hiciera cola y coger cita”, explicó. “La otra opción cuando no me han atendido aquí y el pequeño estaba peor era ir a Urgencias. Siempre nos han tratado de maravilla porque han visto que mi hijo requería de esa atención, pero también se corre el riesgo de saturar Urgencias”, dijo Díaz.
El cascantino Juan Manuel Ochoa Sánchez consideró que conseguir cita por teléfono el mismo día “es casi cosa de suerte, porque algunas veces te cogen a la primera, y otras acabas aborrecido”.
Para eso, el matrimonio de Cascante formado por Benito Cunchillos Gorrindo y Josefina Llorente Martínez tiene un truco. “Marcamos el número del centro de salud y, si no contestan, pulsamos la rellamada hasta que conseguimos contactar”, indicaron, a la vez que se alegraron por la futura construcción de un nuevo centro “porque este se ha quedado pequeño”.
volver arriba

Activar Notificaciones