Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tudela

“Llamaron al timbre gritando que habían pinchado a su amigo”

Ampliar Cuatro detenidos tras acuchillar a un hombre y robarle el móvil en Tudela
Cuatro detenidos tras acuchillar a un hombre y robarle el móvil en Tudela
Actualizado el 09/06/2021 a las 08:55
En el exterior del portal donde se produjo el viernes una agresión a un hombre y una mujer, todavía este martes se veía sangre de las heridas que le provocaron al primero con una navaja.
Allí reside una vecina que también quiso dar su opinión sobre la situación que se está viviendo en esta céntrica plaza tudelana. Ese viernes, ella estaba en la cama cuando empezó a sonar el timbre de la calle sin parar. “Una chica estaba llorando y gritando desesperada que habían pinchado a su amigo. Al principio pensaba que era gente que quería intentar entrar al portal, algo que suele ocurrir habitualmente, y que, en realidad, no había pasado nada. Pero luego escuché las radios de la Policía, en el portal había sangre... Fue una situación muy desagradable y ya no pude pegar ojo en toda la noche. Y al día siguiente, cuando ya me enteré de todo lo que había pasado, todavía me preocupé más”, indicaba.
De hecho, ella misma fue a un concierto el sábado por la noche y volvía a casa hacía las once. “Mi padre me dijo que me acompañaba y yo le dije que no hacía falta. Pero la verdad es que fue dar la vuelta a la esquina hacia mi portal y me dio un vuelco el estómago. Vi a dos personas en una zona oscura con gorras. Primero pensé que eran policías por lo que había pasado la noche anterior, pero de eso nada. Vas con miedo. Y, encima, la mitad de las farolas estaban fundidas. Era como meterte en una película de miedo, igual. Y luego había otros chavales dando golpes a la puerta de un portal, a las 4.30 de la madrugada volvió a haber gritos... Es una auténtica vergüenza lo que está pasando”, lamentó.
Y, al igual que otros vecinos, reclamó más presencia policial. “Lo que quiero es que pase la Policía de forma más continua porque ya saben lo que hay y lo que se mueve todas las tardes. Estoy harta de que estén fumando porros y haciendo barbaridades con los niños al lado. Todos los fines de semana hay peleas, gritos... Y lo que quiero es que haya más Policía, que instalen cámaras de seguridad, porque al menos intimidan, y sobre todo que pongan más luz y arreglen las farolas. Eso creo que es vital porque da mucho miedo. Lo que estamos viviendo no es ni medio normal. Es vergonzoso”, concluyó.
volver arriba

Activar Notificaciones