Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Seguridad ciudadana

Vecinos de la plaza Sancho El Fuerte de Tudela dicen basta

Personas que viven en esta céntrica plaza están hartas de ruidos, molestias, peleas, insultos, drogas... Y todavía más después de que el viernes un hombre recibiera dos puñaladas y sus dos acompañantes también fueran agredidas. Piden soluciones y mayor presencia policial

Ampliar Vecinos de la plaza Sancho El Fuerte de Tudela dicen basta
Vecinos de la plaza Sancho El Fuerte de Tudela dicen basta
Actualizado el 09/06/2021 a las 08:42
Ruidos a altas horas de la madrugada, peleas, daños en portales y garajes, robos, insultos, amenazas... Estas son algunas de las situaciones que denuncian los vecinos de la plaza Sancho El Fuerte de Tudela, ubicada en pleno centro de la ciudad y que aseguran que se han agravado durante la pandemia porque este lugar se ha convertido en punto de reunión de cuadrillas de jóvenes.
La mayoría puntualiza que muchos de estos grupos no causan problemas, pero que hay otros que lo hacen de forma continua y, por ello, reclaman una solución inmediata al Ayuntamiento, sobre todo en cuanto a que incremente la presencia policial en la plaza.
Una situación que el pasado fin de semana dio un salto cualitativo con la agresión que sufrió, sin causa aparente, un hombre y dos mujeres que estaban en el portal de casa de una de ellas. Un grupo de cinco personas les atacó golpeándoles con violencia, sobre todo al hombre, al que también propinaron dos puñaladas, una en la ingle y otra en la espalda, a la altura de los riñones.
4 DETENIDOS, EN LIBERTAD
Cuatro de los agresores fueron detenidos poco después en el paseo de Invierno, muy cerca de la plaza, por la Policía Local, no sin antes ofrecer fuerte resistencia, y a uno de ellos se le encontró el teléfono móvil del herido. Policía Foral se ha hecho cargo de la investigación y los cuatro fueron puestos en libertad con cargos a la espera de juicio. El quinto implicado no fue localizado y tampoco la navaja.
Además, unas dos horas antes de esta agresión hubo otra pelea en la plaza. Una menor recibió varios golpes en la cabeza y fue trasladada al hospital Reina Sofía, mientras que la Policía Local identificó a los presuntos autores de lo ocurrido e informó a la madre de la herida.
HARTOS DE LA SITUACIÓN
Este martes, vecinos de esta plaza, muchos de ellos ya mayores que residen ahí desde hace décadas, pero también parejas jóvenes con hijos, reconocieron estar hartos. Un ejemplo de la situación que viven es que no quisieron facilitar sus nombres para evitar posibles represalias.
“No se vive con tranquilidad. He tenido bastantes encontronazos porque hay veces que no te dejan ni entrar en casa. Te los encuentras en el portal, les dices que se retiren y te insultan y te amenazan”, lamentó uno de ellos, quien aseguró que en la plaza llevan ya tiempo con problemas, pero que ahora se han incrementado. “Han pasado muchas cosas: violaciones, navajazos, muchas broncas... O se toman medidas o algún día habrá que lamentarlo. La Policía y todo el mundo lo sabe. No sé a qué esperan para actuar porque nos da miedo”, añadió.
Otro vecinos relató que desde hace tiempo tienen problemas con los clientes de un bar de la plaza. “Todos hemos sido jóvenes, lo entiendo, pero hay cosas que no veo lógicas. Hay muchos buenos y otros no tan buenos, pero algo habrá que hacer. Les ha dado por venir aquí, son las 3 de la mañana y no se oyen más que chillos. Tenemos 4 cuerpos policiales y tienen que venir más”, señaló.
Otro hombre que este martes paseaba por la plaza llegó a definir a algunos de estos grupos “como bandas”. “Miedo no tengo, pero hay peleas, suciedad, nos vacían los extintores en los garajes, queman los porteros automáticos... Eso no había ocurrido nunca y creo que la única solución es mano dura. Igual también algo de nuestra parte, como un vigilante de seguridad que pueda avisar si ocurre algo... Sé que la Policía tiene que ir a 40 sitios más y es complicado. Hace años eran gamberradas de chiquillos, pero ahora es otra cosa. Y después de lo que pasó el viernes... Lo malo es que le puede ocurrir a cualquiera”, reconoció.
INSEGURIDAD "TOTAL"
“La inseguridad es total”, recalcó otro vecino. “Con la pandemia ha empeorado. Tenemos problemas en los portales, garajes, peleas, ruidos... A veces les dices algo, se vuelven y te insultan. Y en la zona de trasteros y garajes se cagan, mean, vomitan... Vas con miedo y los problemas son continuos. Y ya lo que pasó el viernes da mucho más miedo”, afirmó.
En cuanto a posibles soluciones, recordó que el Ayuntamiento dijo que iba a poner cámaras -todavía no se ha iniciado su instalación-. “Pero, aparte, hace falta seguridad porque la gente está acojonada. Hay que buscar una solución y eso lo tiene que poner la autoridad. Los problemas son continuos”, añadió.
Y es que lo que temen muchos es que algún día ocurra alguna tragedia. “Es una situación muy incómoda y los últimos acontecimientos reflejan que hay un poco de descontrol. Algún día puede pasar una desgracia grave”, señaló otro vecino, que reconoció que “los chavales se tienen que juntar en algún lado”.
SIN GENERALIZAR
Lo que tampoco quieren algunos vecinos es generalizar y culpar a todos los jóvenes. “La mayoría no crea ningún problema, no hacen nada malo, pero hay grupos que ya se les ve. Están fumando droga, meten ruido... Y es verdad que la Policía acude periódicamente, pero no puede estar aquí constantemente. No tengo una solución, aunque igual haría falta más vigilancia periódica”, apuntaba.
Un padre con varios hijos pequeños que vive en la plaza reconocía que lo sucedido el viernes “podía haber sucedido en cualquier otro lugar”, pero quiso hacer hincapié en la situación que se vive a diario.
“Lo que no me parece de recibo es lo que sucede todas las tardes de forma sistemática y con más incidencia los fines de semana. En la plaza, en la parte inferior, suele haber muchos niños jugando y en la superior, a apenas distancia, hay una impunidad absoluta.. Se consumen drogas, hay peleas, carreras de bicis, ruido, balonazos a portales y cristales...”, señaló.
Presencia policial
Y añadía que, para él, la única explicación es la “inacción absoluta de la Policía”, pero puntualizó que la responsabilidad es del Ayuntamiento, que es quien tiene que controlar “que la Policía asegure estas zonas”.
Aunque, al mismo tiempo, reconocía que siempre que llama a la Policía acude a la plaza. “Eso es cierto, pero los vecinos no somos los que tenemos que estar vigilando. La Policía ya sabe que todas las tardes sucede esto y son problemas que afectan a la seguridad de la población. No soy capaz de entenderlo”, dijo, al tiempo que señaló que, si todo sigue así, acabará habiendo algún enfrentamiento entre vecinos y chavales. “Y eso hay que evitarlo”.
Otros vecinos insistieron en que la única opción es aumentar la vigilancia y tomar medidas inmediatas, y uno de ellos lamentó que ya le han robado cuatro veces en el coche dentro del garaje. “No nos dejan dormir con peleas, se adueñan de la plaza, dejan todo sucio de los botellones, hay tráfico de drogas... Tudela no se merece tanta educación y seguridad”, ironizó.
Solo uno de los encuestados apuntó que no ve tantos problemas. “Igual soy optimista, pero cuando llego al portal, los chavales se apartan. Sí que hay algunos un poco gamberros, pero no veo mayores problemas, salvo lo que ocurrió el viernes”, apuntó.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones