Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Gastronomía

El talo recupera el protagonismo en Leitza

El tradicional Día del Talo de Leitza volvió a reunir este domingo a 25 puestos artesanales y diferentes actividades populares. El objetivo era rescatar una fiesta que el año pasado, debido a la pandemia, no pudo organizarse

  • Marta Iraola
Actualizado el 19/09/2021 a las 21:04
La Plaza del Ayuntamiento de Leitza volvió a acoger el tradicional Día del Talo después del parón del año pasado debido a la pandemia. Organizada por el Ayuntamiento y el Consorcio Turístico del Plazaola, la jornada acogió un total de 25 puestos de artesanía. En el centro del pueblo se congregaron vecinos de la localidad y de otras cercanas. “Estamos muy contentos de que esta feria se vuelva a celebrar, es un día muy divertido para los niños”, comentaba Patricia Garcés, vecina de Leitza que acudió con sus tres hijos.
Al ser al aire libre este día pudo celebrarse casi con total normalidad. Julián Zabaleta, concejal de Cultura, destacaba la respuesta por parte de los comerciantes. “Se nota que todos teníamos muchas ganas de volver, son días que le dan mucha alegría al pueblo”, añadía.
Aparte de los puestos, quienes se acercaron este domingo a Leitza también pudieron disfrutar de un taller de preparación de talo para los más pequeños, una actuación de DJ Porru y la actividad estrella de la jornada, el concurso de talos. A partir de las 11.00 horas los niños que se acercaron por la plaza pudieron asistir al taller para conocer el proceso de elaboración del talo. Aprendieron a amasar la harina de maíz y luego pudieron rellenarlo de chistorra, queso o chocolate para degustar el resultado. Esta actividad fue un éxito entre los asistentes y durante hora y media los niños practicaron cómo cocinar este producto que tanto les gusta.
ALIVIO PARA LOS ARTESANOS
Entre los 25 puestos que llenaron la Plaza del Ayuntamiento los visitantes pudieron encontrar todo tipo de productos. Gotzone Sestorain, de quesos Gorritz, comentaba que después del paro obligatorio del año pasado, todo negocio artesano se ha visto muy afectado. “Nosotros vivimos de la venta directa y necesitamos este tipo de ferias”, añadía. Afirmaba que después de tanto tiempo sin actividades como estas a la gente le cuesta volver a arrancar y estaba muy contenta con el desarrollo de la jornada.
La sensación entre todos los comerciantes era parecida. “Después de 18 meses de parón se agradece volver a trabajar, se echan en falta este tipo de eventos cuando no se pueden celebrar”, explicaba Santiago del Rincón, de Dulces Artesanos Virgen de Ujué. En su puesto la gente pudo degustar distintas variedades de chocolates y garrapiñadas. “La gente nunca se resiste a un buen chocolate, tenemos esa suerte”, comentaba entre risas.
Naiara Agirre, de Txokosfera, también trabaja con chocolate, pero de manera más artística. Su producto estrella son las esferas de chocolate, con ellas empezó su negocio el pasado mes de octubre. Tiene su tienda en el casco viejo de Leitza, su pueblo natal, y ayer fue la primera vez que acudió a este evento.
La novedad en la feria de este año fue que solo había un puesto de talos, el de la familia Saralegi, habitual siempre en esta fiesta. Como es tradición fue el gran protagonista de la jornada. Durante toda la mañana la gente que se paseaba por la plaza hacía cola para poder probar este producto. Se podían degustar talos más tradicionales, con chistorra o queso y otros algo más innovadores, con hongos, gulas o chocolate. Estos últimos triunfaron entre los más pequeños.
La fiesta se extendió durante toda la tarde. Fue un día para recuperar la artesanía y celebrar el talo, un alimento que es una parte esencial de esta localidad.
Feria del talo en Leitza
Maite Agirre, posando con el talo ganador Goñi

Maite Agirre, vecina de Leitza, fue la ganadora del concurso

La actividad estrella de la mañana fue el ya tradicional concurso de talos. Este año participaron doce personas queriendo demostrar que su talo era el mejor.
En grupos de cuatro personas fueron preparando la harina de maíz con el agua caliente y la sal para después amasarla cada uno a su manera. Hay quienes prefieren los talos más finos, quienes los tienen más tiempo luego en la plancha y quienes hacen una bola perfecta antes de aplastarla. Cada uno tiene su secreto.
Fue Maite Agirre, vecina de Leitza y participante regular de este concurso, quien finalmente se hizo con la mandarra del vencedor. “Normalmente me suele gustar hacer los talos muy finos pero hoy he querido cambiar un poco, lo he hecho más gordo y me ha salido bien”, comentaba al conocer el veredicto del jurado. Agirre es el ejemplo de cómo la tradición del talo está presente en las familias del pueblo. Su abuela Micaela le enseñó a cocinarlo y ahora es ella la que prepara los talos en reuniones familiares o con sus amigos en la sociedad.
En el concurso se elabora lo que es propiamente el talo, solo la masa, sin ningún ingrediente extra. “No es lo mismo comerlo solo que si lo acompañas de chistorra, por ejemplo, por eso he querido probar hoy algo diferente”, añadía la ganadora.
Los ingredientes del talo son siempre los mismos: harina de maíz, agua y sal. Sin embargo, cada talo es un mundo. Y, como en todo, hay mejores y peores. El jurado, compuesto por Edurne Noriega, del Consorcio Turístico del Plazaola, y por los vecinos de Leitza Aingeru Zabaleta y Joaquín Sagastibelza, fue el encargado de decidir el ganador. Para ello tuvieron en cuenta la textura, el gusto, la presentación y la forma. Una combinación de factores en la que Maite Agirre supo acertar.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora