Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Ayuntamientos

Una deuda retrasa la renovación del convenio entre Larraun y Lekunberri

El valle condiciona su refrendo al nuevo concierto a la devolución en dos fases de 126.413,29 euros por parte de su municipio vecino

Ampliar Panorámica del centro urbano de Lekunberri
Panorámica del centro urbano de LekunberriCEDIDA
Publicado el 02/02/2022 a las 06:00
Una diferencia de puntos de vista sobre una deuda sin satisfacer mantiene desde hace dos años pendiente de rúbrica el convenio de colaboración entre los ayuntamientos de Lekunberri y Larraun para la gestión conjunta de servicios e infraestructuras. El débito contraído por el primero de ellos se eleva en la actualidad a 126.413.29 euros. Es resultado de un acuerdo suscrito en 2009 entre ambas entidades. “El convenio -señalan los responsables municipales de Larraun- nació con la aportación económica tras la venta de las antiguas escuelas y supuso una inversión de 1.000.857,07 euros en los diferentes servicios comunes que se ubican en Lekunberri. Entre ellos se encuentran la Escuela Ibarberri, la escuela infantil, el polideportivo o el centro de día”. Como recuerdan, “la necesidad de la cancelación de la idea surgió en 2014, una vez finalizadas las obras del centro de día”.
Descritos los orígenes del problema, el Ayuntamiento de Larraun considera “imprescindible la liquidación de la deuda”. A partir de esta premisa, aprobó en el pleno ordinario de enero una nueva propuesta para acercar posturas: “que el Ayuntamiento de Lekunberri pague el 50% de la deuda en un plazo de tres meses y que el otro 50% se destine a inversiones en instalaciones y servicios comunes en un plazo de 3 años”. El planteamiento incluye el compromiso de devolución de esta última parte que no hubiese sido invertida en el período estipulado.
“COLABORACIÓN NECESARIA”
La demora en la renovación del concierto de colaboración, pendiente desde 2020, “ha dificultado la colaboración entre ambos ayuntamientos y las posibles inversiones en el futuro”.
Larraun considera que “la colaboración es necesaria porque la propiedad de los servicios es compartida. En concreto, el 30% de la propiedad de algunos de los servicios existentes en Lekunberri son propiedad del Ayuntamiento de Larraun, como la Escuela Ibarberri, la escuela infantil, el polideportivo o el centro de día”. En el caso del centro de salud, radicado dentro de los límites de Lekunberri, su titularidad es “al 100%” suya, como apunta.
El alcalde, Mikel Huarte (EH Bildu), cree que el nuevo documento de colaboración debería incluir nuevos servicios, entre ellos, “el Espacio Abierto de Gabari, en Mugiro; o el Boulder, de Baráibar, que se abrirá en breve”. Su argumento en la defensa de esta propuesta es que ambas instalaciones están abiertas también a vecinos de Lekunberri.
“Creemos que el convenio -señala el primer edil- sirve para mejorar los servicios públicos del valle y el bienestar de la ciudadanía, por lo que hemos hecho un esfuerzo para facilitar la liquidación de la deuda de Lekunberri. Creemos en la colaboración entre los ayuntamientos y un nuevo convenio daría un impulso al valle”.

Lekunberri se compromete a evitar afecciones en los servicios

El Ayuntamiento de Lekunberri aprobó la pasada semana una nueva propuesta de convenio “para actualizar los términos de la participación y gestión de los servicios públicos” que comparte con el valle de Larraun. El acuerdo contó con el beneplácito del grupo de la alcaldía -Lekunberriko Taldea- y la abstención de EH Bildu. El consistorio entiende que el convenio permite “que los vecinos del valle de Larraun puedan seguir haciendo uso de las instalaciones municipales con total normalidad, ya que el 70% de la propiedad es del Ayuntamiento”.
Su interpretación sobre el asunto es que el documento “debe ser firmado por el equipo de gobierno del consistorio de Larraun que, por ahora, no ha mostrado interés en hacerlo” en tanto en cuanto Lekunberri no satisfaga los 126.413,29 euros de “una supuesta deuda”.
Entre tanto, sin acuerdo, los responsables municipales de Lekunberri se comprometen “a que no existirá ninguna afección en los servicios públicos”. La vigencia del documento anterior de gestión compartida concluyó en 2019. Según apuntan, “se ha prorrogado hasta el día de hoy sin interrupciones en los servicios municipales compartidos. El cierre de las cuentas del anterior convenio se firmó el año 2011 ante notario, que es cuando finalizaron las inversiones conjuntas”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora