Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Aniversario

150 años de la primera batalla de Cruz Roja

La Cruz Roja conmemora el 150 aniversario de su primera intervención en España en una contienda, a iniciativa del médico pamplonés Nicasio Landa. Fue en la batalla de Orokieta, que ayer inspiró una recreación histórica de la III Guerra Carlista

El contingente liberal, defensor de Amadeo de Saboya, avanza alienado para tomar posiciones en su contienda con los afines a Carlos VII en la recreación histórica de la batalla de Orokieta, ocurrida el 4 de mayo de 1872 en el marco de la III Guerra Carlista
El contingente liberal, defensor de Amadeo de Saboya, avanza alienado para tomar posiciones en su contienda con los afines a Carlos VII en la recreación histórica de la batalla de Orokieta, ocurrida el 4 de mayo de 1872 en el marco de la III Guerra CarlistaNatxo Gutiérrez
Actualizado el 08/05/2022 a las 08:12
Salvamos vidas sin importar el bando. En medio de la barbarie y la sinrazón puede brillar un rayo de esperanza”. El personaje de Aniceto Legarda pronunció este sábado en Orokieta la máxima humanitaria que 150 años después de la batalla librada en este concejo del valle de Basaburua sigue alumbrando el ideal de ayuda y socorro sin distinción de contendientes en Cruz Roja. Allá donde partidarios de Carlos VII y liberales afines al rey Amadeo de Saboya se enzarzaron el 4 de mayo de 1872 en una pugna que pudo significar el fin de la III Guerra Carlista con la huida del pretendiente al trono volvió a escucharse estampidos de artillería y descargas de fusilería. Fueron ecos de una contienda, resuelta con un balance de 38 muertos, 10 heridos y 749 prisioneros en el bando carlista por los 6 fallecidos y 24 heridos de su enemigo. Una representación, con el mismo número de intérpretes que los años transcurridos en la que fue la primera intervención en campaña militar de Cruz Roja en España, honró la memoria de los primeros sanitarios que socorrieron a caídos en un campo de batalla, alentados por el ejemplo de un hombre comprometido con los acuerdos de la primera Convención de Ginebra, que ayudó a tejer. Su nombre, Nicasio Landa, pamplonés de origen y capitán militar enrolado en el contingente que a los mandos del general Domingo Moriones y Murillo se desplazó desde Pamplona hasta Orokieta ante la sospecha fundada de concentración de carlistas.
La revitalización de la figura clave en la instauración del cuerpo de voluntarios de Cruz Roja en una campaña militar dispuso en la distancia del tiempo a un homólogo suyo, especialista forense, en su piel. Miembro de la sociedad de ciencias Aranzadi, Paco Etxeberria encarnó su talante, tocado con un gorro militar cubierto hasta el cuello con un complemento blanco y el distintivo con una cruz roja a la altura de su antebrazo.
La recuperación de aquel episodio histórico conjugó las habilidades de interpretación de habituados a recreaciones bélicas del siglo XIX, miembros de la Escuela Navarra de Teatro, voluntarios de Cruz Roja y residentes de Orokieta. Su salida, en los seis actos en que se dividió la actuación de una hora de duración, fue seguida desde la terraza de la casa Cenoz por Trini Echeguía Cenoz, de 83 años de edad. Exactamente en el mismo lugar desde el que siguió las escenas de la confrontación ficticia, Nicasio Landa estableció un hospital de campaña “donde fueron llegando heridos carlistas durante toda la noche.
El médico forense Paco Etxeberria, señalando a un herido, encarnó a Nicasio Landa
El médico forense Paco Etxeberria, señalando a un herido, encarnó a Nicasio Landagoñi
A la mañana siguiente” -la del 5 de mayo que establece a efectos oficiales la fecha de la primera intervención humanitaria en un conflicto bélico en España-, Landa y los primeros voluntarios de Cruz Roja “se llevaron a los 14 heridos que podía transportar y se dirigieron a Pamplona”.
De pequeña reconoce Trini Echeguía que no puso demasiado interés a las historias que de la guerra le contaba su madre y su tía. “Recuerdo que mi madre solía decir que en Orokieta se acabo la Guerra Carlista”. En realidad, la resolución de la batalla dio lugar a un primer acercamiento para sellar la paz con la firma del Convenio de Amorebieta, pero -como bien recordó Pablo Larraz, médico de Cáseda, en su rol de Kenneth Barrington, comisionado británico de Cruz Roja y narrador-, fue sólo un espejismo de un primer intento de conciliación. Aún habría de durar tres años más la disputa.
Vídeo del bando carlista en la recreación de la batalla de OrokietaNatxo Gutiérrez
EL MONOLITO DE 1989
Por cercanía y vínculo con Orokieta, desde Ventas de Gartzaron se acercó ayer Miguel Goñi Olías, de 86 años de edad. Sus recuerdos se remontan a la ocasión en que en auzolan apareció la espada en una alcantarilla del pretendiente Carlos VII, este sábado representado por el pamplonés Telmo Aldaz. Como él, Pello Guelbenzu evoca la ocasión en que el concejo de Basaburua recibió la visita de una delegación institucional. Sucedió en 1989, con motivo de la instalación de un monolito de agradecimiento de Cruz Roja hacia Orokieta.
Dice Trini Echeguía que el hito ha cambiado de lugar, al menos en tres ocasiones. Lo que el tiempo no ha podido borrar es la huella que Orokieta dejó en la historia de Cruz Roja en España. Fue su primera batalla librada a favor de la vida .

“Por desgracia, sigue habiendo guerras 150 años después”

La madrileña Mercedes Babé, presidenta de la Comisión permanente de la Cruz Roja y Media Luna Roja, acogió con “satisfacción” poder presenciar la conmemoración del primer hito en la atención de socorro de heridos en una batalla en España. “La Cruz Roja no puede parar ninguna guerra. Lamentablemente sigue habiendo guerras y ha habido muchas guerras en los últimos 150 años. En este momento tenemos el conflicto de Ucrania pero hay otras muchas situaciones de conflicto menos visibles y donde Cruz Roja sigue trabajando”, precisó. No olvidó a Nicasio Landa, “inventor del mandil para trasladar heridos. Fue el inventor de las camillas y de las ballestas”.
volver arriba

Activar Notificaciones