Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Solidaridad

El ejemplo de Sunbilla

“Es el pueblo más seguro de España” con 3 desfibriladores y 72 equipos antiatragamientos. Este sábado reunió 12.000 € para la Asociación Navarra de Cáncer de Mama Saray y MPS Lisosomales

Ampliar Globos de color rosa y azul, portados por menores que participaron en la marcha
Globos de color rosa y azul, portados por menores que participaron en la marchaN.G.
Publicado el 22/05/2022 a las 06:00
El honor de encabezar el ranking de los “pueblos más seguros de Navarra”, en función de sus medios de prevención sanitaria y el número de habitantes, quedó superado este sábado con el halago brindado por el director de la Fundación Formación Ciudadana en Emergencias y Rescates, Ramón Campos Sáez. A decir suyo, Sunbilla “es el pueblo más seguro de España”. Sus razones tiene. Dispone de 3 desfibriladores y 72 dispositivos antiatragantamientos. En febrero, 40 de sus 650 vecinos se formaron en primeros auxilios bajo su experiencia. Fue precisamente la respuesta que halló entonces lo que le empujó a viajar este sábado de noche desde Madrid y presentarse por la mañana a orillas del Bidasoa. Campos se unió a la fiesta organizada por personas anónimas, vinculadas por un fin altruista: ayudar a la Asociación Navarra de Cáncer de Mama Saray y a la entidad MPS Lisosomales en la recaudación de medios económicos. Las enfermedades lisosomales son un grupo de errores congénitos del metabolismo.
La reacción vecinal, con cerca de 300 convocados en una marcha en el arranque de la programación, y la implicación de particulares, colectivos y comercios del valle de Malerreka en otras actividades se cuantificó en un balance monetario que superó las expectativas más optimistas de la organización. En un somero cálculo, Aitor Ibarra, conocido por su sobrenombre de Jalisko, estimó el resultado del esfuerzo común en una cantidad variable de “10.000 a 12.000 euros”.
El balance de su operación matemática se logró con la venta de 6.000 boletos para un sorteo, que desaparecieron de las manos en cuestión de días, y que obligó a reeditar otros 2.000. Un segundo factor fue la convocatoria a la mesa preparada en el atrio de la parroquia, con 200 cubiertos asegurados. “Ha habido personas que han ofrecido donativos”, añadió Ibarra como tercer elemento en la balanza de activos solidarios. Más allá de los números, que sin una lectura pormenorizada arrojan una sensación fría, el encuentro discurrió bajo los trazos de la emoción. De una parte, hubo un detalle con María Pilar Martínez Jiménez, quien fuera médico de la localidad durante 39 años y que semanas atrás perdió la vida en un accidente de tráfico. Un minuto de silencio revivió su memoria como tributo a una vida entregada al cuidado de la salud del pueblo.
“SOMOS PERSONAS"
De otra, miembros de la Asociación Navarra de Cáncer de Mama Saray respondieron al calor humano recibido con muestras de agradecimiento, expresadas con palabras o en silencio. La emoción embargó a Nieves Biurrarena Maya. Acciones como ésta “ayudan a comprender que no somos un número, que somos personas, con nombre y apellidos”. Cada día es un soplo de vida, “el mejor regalo posible, más que si toca la lotería”. Partícipe de la jornada de sensibilización ciudadana fue testigo del ejemplo de su pueblo, no sólo como involucrado en la tarea recaudatoria sino también por la apuesta de sus gentes por la prevención en materia sanitaria. “Al año en España se producen 40.000 casos de parada cardíaca. Resulta la principal causa de muerte. Sólo el 5% se logran salvar. Con los cursillos y dispositivos, como los existentes en Sunbilla, se consigue alcanzar el 75%”. Por la lógica empleada por Ramón Campos Sáez, la localidad de Malerreka se puede sentir tranquila. “Aquí -como dice el propio especialista- hay medios para lograr salvar el 75% de los casos de parada cardíaca”. Toda una garantía de buena salud.
Arranque de la marcha que discurrió por el centro urbano de Sunbilla
Arranque de la marcha que discurrió por el centro urbano de SunbillaN.G.
volver arriba

Activar Notificaciones