Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Fiestas

El arroz llena barrigas y une culturas en Alsasua

Alsasua dio la bienvenida este domingo a sus nuevos vecinos extranjeros y se acercaron a ellos a través de la gastronomía

Ampliar Una vecina degusta el plato rumano 'sarmale'
Una vecina degusta el plato rumano 'sarmale'J.A. GOÑI
  • Ainhoa Briceño
Publicado el 19/09/2022 a las 06:00
Entre cazuelas, carnes, especias y sobre todo mucho arroz, Alsasua ha acogido este domingo la iniciativa ‘Arroces por el mundo’, en la que diferentes culturas han confluído a través de la gastronomía. Los vecinos han degustado sabores continentales y han acogido con un homenaje a los nuevos vecinos llegados a la localidad.
Alrededor de 12 grupos han dispuesto sus puestos y han presentado sus recetas internacionales en la plaza Zumalacárregui, que se encontraba llena en el momento de la bienvenida. El alcalde, Javier Ollo, junto a representantes de las instituciones organizadoras, recibieron a los inmigrantes que se establecieron en Alsasua entre 2020 y 2022, unas 80 personas según el padrón.
Entre ellos, había varios refugiados de Ucrania que llegaron a España tras huir del conflicto que sigue afectando a su país. Es el caso de Sorbina-Ina Izlata, ucraniana de 35 años que junto a su hija de 6 viven en un albergue habilitado en el pueblo. Ambas llegaron inicialmente a Pamplona, donde se reunieron con unos conocidos que les ayudaron a adaptarse. Después de su paso por la capital, se trasladaron a Estella y fueron asistidas por la Cruz Roja. Tras 4 meses en España, ahora intentan habituarse a su nueva vida con la ayuda de los alsasuarras.
Junto a Izlata estaba uno de los voluntarios, Denis Markin. El joven, de nacionalidad rusa, se mudó a Irurtzun hace 9 años. Cada lunes se reúne con los refugiados para hacer de traductor. “Ha sido muy complicado, todavía no saben que quieren hacer en el futuro. Es una situación de incertidumbre”, ha declarado en el acto.
En las próximas semanas, se espera que lleguen más exiliados a Alsasua, según ha indicado el edil. “No todos los refugiados que llegan son ucranianos, también hemos recibido gente de otros países como Colombia”, ha apuntado.
Se trata de la primera vez que se realiza un homenaje de este tipo, además de que se ha celebrado en un lugar simbólico. “Alsasua ha atraído desde el siglo XX mucha inmigración. Somos un pueblo que sabemos acoger, hay una gran implicación social”, ha determinado Ollo.
La mañana de recibimiento ha continuado con la comparsa de gigantes, que ha dedicado un baile a los protagonistas de la jornada. Además, las autoridades les han entregado un plano de la comarca con los servicios de los que disponen. El resto de vecinos ha degustado los platos colombianos, búlgaros y marroquíes, entre otros, con la aportación de un euro.
LA GASTRONOMÍA COMO VÍNCULO
La propuesta de ‘Arroces del Mundo’ nació hace más de 11 años de la mano de la Mancomunidad de Servicios Sociales de Sakana, Anitzartean y Sakana Harrera Harana. La primera celebración comenzó en Irurtzun, y se ha ido extendiendo por otras localidades, como ha explicado una de las organizadoras, Begoña Cestau. “El objetivo es reunir en un espacio público a la diversidad de la localidad”, ha apuntado.
En esta ocasión, han sido 12 grupos los que han presentado sus recetas, un número superior a otros años. Todos los platos contienen un elemento en común: el arroz. Cestau ha señalado que este ingrediente, es una metáfora del propósito del evento. “El arroz es un elemento universal, pero según cada costumbre tiene una manera distinta de cocción. La idea es que somos igualmente diferentes, y de esta forma acercamos a las personas a través de la gastronomía”, ha explicado.
Una de las comidas ha sido preparada por Eugenia Ion Mirica y Daniel-Ion Aparaschivey. Estos rumanos llegaron a España hace 17 años y actualmente son vecinos de Lakuntza y Alsasua, respectivamente. ‘Sarmale’ es el plato que han preparado para los alsasuarras, unos rollitos de col fermentada rellenos de un refrito de arroz, carne, cebolla y tomate. “Arguiñano lo ha hecho alguna vez”, ha contado Mirica a los comensales. Para este utilizaron más de 5 kilos de carne y 2 de arroz, aunque el ingrediente secreto, ha confesado Mirica, es “mucho amor y mucho cariño”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora