Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

SAN FERMÍN EN LESAKA

Aniversario entre redobles en Lesaka

La peña Baikorrak anunció con golpes de baqueta su 25 aniversario en el día de las fiestas de San Fermín reservado a las cuadrillas locales. La tamborrada convocó a una concurrencia superior a años precedentes como anticipo de la bajada

  • NATXO GUTIÉRREZ . LESAKA
Actualizado el 14/07/2011 a las 09:18
LESAKA despertó ayer a golpe de tambor. El estruendo fue un dolor de cabeza para cuantos aún pretendían reponerse de una noche de insomnio voluntario por haber cedido a una fuerza mayor de celebración ininterrumpida. Aunque sintiesen un lamento callado, los redobles se alzaron en una mañana soleada en la tradicional tamborrada que en esta ocasión reunió a una concurrencia mayor de la habitual en los últimos años. La conmemoración del 25 aniversario de la peña Baikorrak influyó en cierta medida en una convocatoria superior, como opinaba Xabier Orube Elizagoien, miembro del grupo agasajado.
En atención a la efemérides, él y sus compañeros ocuparon las primeras filas de la manifestación musical que se desplazó por un entramado urbano silencioso y recién limpio. Al frente del gran grupo, que superó el centenar de intérpretes, figuró Xabier Ariztegi Zortziko, makilaen mano para coordinar cada golpe de baqueta, acompasado de los sones de charanga.
En una escala de su periplo, en los aledaños de la plaza Zaharra, Xabier Orube pudo evocar los motivos que condujeron a la constitución del grupo festivo: "Queríamos meternos en otras peñas, pero no nos dejaban". En plena adolescencia, sus impulsores se unieron en un empeño común por dar rienda suelta a su deseo de disfrute frente a cualquier adversidad.
El mismo propósito anima cada año al reguero de jóvenes que siguen sus pasos y que ayer por la tarde se animaron a participar en la tradicional Bajada de las Peñas, todo una manifestación multicolor que adorna las calles de Lesaka con un arco iris de blusas. Los distintivos de Kalaxka, Irritzi, Betizuak, Bittiria, Kilkerrak , Altxadi, Edozein, Erretiradi, Ziharka, Zirriztao la propia Baikorrak entretejieron un mosaico simbólico en las cadenetas que se formaron al compás de Napoleones, interpretado por The Joselotxo¿s Txaranga.
Para entonces ya habían asomado las primeras mangueras desde los balcones en un día de apetencia de agua fresca.
Pañuelos y camisetas
Amén del detalle de abrir la comitiva musical, los homenajeados dejaron impresa sobre camisetas y pañuelos la leyenda que ha unido en el último cuarto de siglo sus esfuerzos y deseos en las fiestas patronales. Con edad ya adulta, dieron una vez más razón al nombre de su peña Baikorrak (Optimistas) con un espíritu alegre. "En la tamborrada estamos una docena. En realidad somos 80, pero hemos llegado hasta los 200", observó uno de sus integrantes en un receso del itinerario matinal.
Una comida, como era de obligado cumplimiento en el programa de cada una de las peñas, prolongó su celebración, que prometía con extenderse hasta bien entrada la noche para cuantos pudiesen aguantar el ritmo de una jornada maratoniana.
volver arriba

Activar Notificaciones