Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

EN LA FIESTA

Cientos de aragoneses de Sangüesa celebraron la festividad del Pilar

Desde 1999 los aragoneses de Sangüesa organizan esta fiesta para recordar sus orígenes

  • I.R.. SANGÜESA
Publicado el 13/10/2011 a las 01:05
La asociación Colonia Aragonesa de Sangüesa celebró un año más la festividad de la Virgen del Pilar. Cientos de personas, aragoneses de nacimiento y navarros de adopción, asistieron ayer a los actos organizados por este colectivo que agrupa a unos 300 socios.
La de ayer fue la duodécima edición de estos actos que comenzaron a las once de la mañana en la iglesia de Santiago. El templo estaba lleno de gente. Desde allí, el padre capuchino y vicario parroquial de la iglesia, Miguel Ángel Osés Lozano, recordó las peculiaridades de la Virgen del Pilar, su venida extraordinaria desde Palestina, el pilar original que se conserva en Zaragoza y la vinculación de Santiago y la capital aragonesa. El padre agradeció a los presentes su asistencia y su devoción por la Virgen.
A la misa asistieron miembros de la corporación municipal de Sangüesa y una representación del cuartel de la Guardia Civil del pueblo, invitados por la Colonia Aragonesa.
La celebración concluyó con la interpretación del himno de la Virgen del Pilar por parte de los Auroros de Santa María. Durante la eucaristía fue el grupo de Jaca (Huesca), Collarada de Uriel, el que cantó temas propios de una misa baturra. El mismo grupo se dirigió después, por la calle Santiago y la calle Mayor de Sangüesa, hacia "la galería", la plaza del Ayuntamiento, donde tuvo lugar un festival de jotas, paloteados y otras danzas aragonesas. La actuación se prolongó durante más de una hora y congregó a cientos de vecinos.
Dos mil aragoneses
"Entre Navarra y Aragón, no hay fronteras...". Así decía una de los jotas que interpretó el grupo de Jaca y que en buena parte resumía la fiesta que se celebró ayer en Sangüesa.
"Con esta celebración queremos recordar nuestras raíces además de mostrar nuestra devoción por la Virgen del Pilar", indicó Jesús Machín Lacosta, de 62 años, casado y padre de dos hijos y miembro de la junta de la Colonia Aragonesa. Machín llegó con 14 años a Sangüesa desde Navardún y no ha querido olvidar sus orígenes. "De los 5.500 habitantes que tiene Sangüesa, aproximadamente unos 2.000 son nacidos en Aragón. La mayoría vinieron de los pueblos del Val de Onsella -Navardún, Urriés...- en busca de trabajo, animados por la instalación de la papelera, y establecieron aquí sus vidas.", afirmó.
Machín señaló que fue Manolo Nadal, ya fallecido, quien comenzó la celebración de la fiesta de la Virgen del Pilar en Sangüesa, en su carácter más religioso. "Nosotros quisimos completar ese aspecto religioso con una muestra del folclore aragonés y por eso siempre organizamos un festival de este tipo", matizó.
Tras la actuación de los joteros de la Collarada de Uriel, la asociación Colonia Aragonesa organizó una comida en el hotel Yamaguchi para 247 comensales más el grupo de Jaca. La comida se prolongó hasta bien entrada la tarde con la actuación de una orquesta y baile.
volver arriba

Activar Notificaciones