Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

REHABILITACIÓN

Sangüesa dota de contenido la antigua casa de los médicos

El último servicio en trasladarse al inmueble es el juzgado de paz, y en breve abrirá una oficina del consumidor

Ampliar Javier Estabolite Sangüesa, juez de paz, ante la casa de los médicos. 	A.V.
Javier Estabolite Sangüesa, juez de paz, ante la casa de los médicos. A.V.
  • ASER VIDONDO . SANGÜESA .
Publicado el 04/01/2012 a las 02:00
Hace ya más de 20 años que ningún doctor reside en la conocida como casa de los médicos de Sangüesa, pero este antiguo edificio, que contaba con dos viviendas, no ha caído en el olvido. Todo lo contrario. Tras una serie de reformas, el Ayuntamiento de la ciudad lo va poco a poco dotando de contenido. El último servicio en instalarse, hace unas semanas, ha sido el juzgado de paz.
"Las instalaciones aquí son sin duda mejores y más accesibles a la gente", destaca Javier Estabolite Sangüesa, sangüesino de 76 años y actual juez de paz. Hasta ahora, el juzgado y el archivo del registro civil que se han trasladado aquí estaban en un local de los capuchinos.
"La mejora favorecerá nuestra labor, que no es otra sino ayudar a la gente que mantiene disputas a llegar a acuerdos, evitando gastos en abogados y traslados a otros juzgados. Aquí se viene a hablar las cosas", indica.
Cruz Roja, los primeros
Los primeros en llegar a esta casa de los médicos fueron los voluntarios de Cruz Roja, que ubicaron su sede aquí en 2008 ocupando una de las dos viviendas tras una reforma acometida por personal municipal. Antes, y desde 1981, tenían su local en el antiguo centro de salud, que fue derribado al inaugurarse el nuevo.
Posteriormente, y gracias a parte del dinero asignado a Sangüesa por los dos fondos estatales para el empleo del Gobierno de España (71.230 euros en 2009 y 28.300 euros en 2010) se reformó totalmente el edificio. Se preveía disponer, en la parte no ocupada por Cruz Roja, de locales municipales para usos dotacionales.
"Así, en la planta primera ha quedado un aula que utilizan con total libertad el grupo de alzheimer, los comerciantes, la propia Cruz Roja... y quien lo necesite", explica el alcalde, Ángel Navallas.
En la planta baja libre, se instaló el pasado mes de noviembre el juzgado de paz de Sangüesa, y todavía quedan dos despachos vacíos. "Uno se empleará en breve para la apertura de una oficina de atención al consumidor. Falta por determinarse el uso del otro", sentencia Navallas.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE