Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Previsiones

Los problemas de abastecimiento en la industria condicionan el despegue de la economía navarra

Laboral Kutxa anticipa una revisión a la baja de sus previsiones para la economía foral aunque seguirán por encima de la media

Una sucursal de Laboral Kutxa
Actualizado el 22/10/2021 a las 12:02
Ninguna previsión está hecha para acertar. Y menos en estos tiempos tan complicados en los que pese a haberse eliminado ya todas las restricciones persisten dificultades importantes en el ámbito económico que afectan a la cadena de suministros y que están provocando un sustancial incremento de los productos básicos.
Joseba Madariaga, director de Estudios de Laboral Kutxa, lo recordaba estaba mañana durante la presentación del informe sobre la economía navarra 2020 en el que la entidad repasa de forma detallada el impacto que la pandemia ha tenido en la comunidad y trata de anticipar escenarios admitiendo en todo momento la dificultad de valorar, ante la actual “encrucijada” en la que nos encontramos, cómo evolucionarán el crecimiento y los precios en los próximos trimestres.
El informe recoge las últimas previsiones de crecimiento para este año y el próximo de la economía navarra: del 6,4% y el 6,7%, respectivamente, que se sitúan por encima del crecimiento estimado para el conjunto de España, cuya economía crecerá un 6% en 2021 y un 6,5% en 2022. Previsiones que elaboró en julio y que, como ha avanzado, previsiblemente tendrán que revisar a la baja en diciembre, mes en el que habitualmente las vienen retocando.
Madariaga ha reconocido que en julio eran más optimistas y pensaban que la recuperación de los niveles de actividad iba a ser más rápida. En todo caso, ha asegurado que la recuperación de la economía navarra es muy superior a la que se está registrando en el resto del Estado y que aunque queda camino por recorrer Navarra está más cerca de la situación pre pandemia.
En concreto, ha detallado, el PIB navarro es todavía un 3,4% inferior, frente al 8% del conjunto del país. La recuperación está llegando a los diferentes sectores de actividad, también a la industria con un aumento de la producción industrial del 14,1% con respecto a 2020 y del 2,2% si se compara con 2019 pese a la importante caída que ha experimentado la producción de coches por los problemas derivados de la falta de suministros.
En todo caso, las dificultades del entorno global, ha admitido, condicionan en buena medida el despegue económico posterior a la pandemia. “Desde julio se está observando cierto estancamiento de la demanda”, ha señalado. En la misma línea, la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, quien ha participado junto al consejero de Desarrollo Económico, Mikel Irujo, en una mesa redonda que se ha celebrado tras la presentación de Madariaga, ha remarcado que pese a que en Navarra la recuperación es una realidad, “no ha terminado, no es homogénea y no está exenta de riesgos y ciertas dudas”. 
Ha dicho que los datos de PIB relativos al tercer trimestre que se conocerán próximamente, seguirán reduciendo la brecha de PIB entre uno y dos puntos y que también las cifras de afiliación son ya “pre covid” pero, a renglón, seguido ha querido incidir en que “la industria se enfrenta a situaciones complejas” y que eso retrasará su recuperación. “Tenemos herramientas claves como los presupuestos, que llevan consignados la primera parte de los fondos europeos. La inflación es un datos que nos preocupa pero si conseguimos sacar adelante los presupuestos contaremos con medidas fiscales que pueden ayudar a aliviar esa situación. La situación política tiene que ser una aspiración una responsabilidad por parte de los responsables públicos”.
Mikel Irujo ha querido poner de relieve la palanca de los fondos Next y la apuesta de la UE por la transformación ecológica, una de las claves, ha dicho, para impulsar su competitividad. “La UE camina despacio pero es un rodillo”. Ha recordado que la estrategia de especialización inteligente S3 que se aprobó en 2013 obliga a establecer prioridades y que Navarra está en la locomotora de ese tren, pero no en la vanguardia. “El I+D empresarial está en un claro estancamiento y hay que mejorar”, ha dicho antes de admitir la preocupación que existe en las empreas por el aumento del precio de las materias primas y de los precios de la electricidad. “Antes un contenedor podía costar 2.000 € y hasta vale cerca de 20.000€ o no hay y tienen que fletar aviones. El puerto de Los Ángeles está colapsado”, ha asegurado avanzando que desde el Ejecutivo foral están trabajando en un plan de choque para ayudar a las empresas navarras a superar la crisis energética por la que estamos atravesando. “El que antes acabe el recorrido será más competitivo”.
En la actualidad, ha completado Madariaga, nos encontramos en un escenario de “sobrecalentamiento”, en el que crecemos pero también crecen los precios. “La clave está en hacia dónde vamos y ver cómo se resuelve la problemática global”.
volver arriba

Activar Notificaciones