Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tu dinero

El gas se triplica y pone en jaque a las comunidades de vecinos de Navarra

Los administradores de fincas hacen malabares ante una escalada del gas que ocasiona estragos en el presupuesto de las comunidades de vecinos

Ampliar x
Imagen de una cocina de gasARCHIVO
Actualizado el 28/02/2022 a las 08:58
Los hogares sufren una auténtica asfixia con lo gastos corrientes. Comer cuesta cada vez más dinero con una inflación desbocada del 6,5%. La luz es tan cara que más de una persona se levanta por las noches para poner la lavadora o, si puede, la deja programada para que se active a las 2 de la madrugada. Llenar el depósito del coche va camino de convertirse en un auténtico lujo y, por si fuera poco, en estos meses fríos del invierno el recibo del gas de diciembre y enero ha dejado helado a más de un ciudadano. Su subida es mucho más gravosa que la de la luz. Familias que el año pasado por estas fechas pagaban 150 euros, ahora les ha tocado desembolsar cerca de 300 euros. O comunidades de vecinos, como por ejemplo una con 100 vecinos, que el año pasado, en los meses más duros de invierno, pagaban facturas de 8.000 euros al mes están pagando ahora 18.000 euros a la comercializadora, según afirma el presidente del Colegio Oficial de Administraciones de Fincas de Navarra, Peio Mendía.
“El precio del gas se ha triplicado, lo que está desestabilizando las economías de las comunidades de vecinos. Los 3.000 o 4.000 euros que pagaba una comunidad de un centenar de vecinos en octubre o los 8.000 o 9.000 euros que se suelen pagar en enero se han triplicado”, afirma Peio Mendía, para quien el conflicto bélico de Ucrania y Rusia no augura “nada bueno”, como ya advierten los expertos. “El horizonte energético que tenemos por delante es muy, pero que muy incierto”, agrega.
POBREZA ENERGÉTICA
Este escenario de escalada histórica de la energía agrava la pobreza energética de miles de hogares vulnerables en la Comunidad foral. “Hay familias que tienen que elegir entre comer, pagar los gastos básicos y calentar su casa. El subidón de los recibos del gas y de la electricidad lo notamos todos, pero tiene un mayor impacto en las personas vulnerables, que lo pasan peor”, afirma el director de Cáritas Diocesanas de Pamplona y Tudela, Ángel Iriarte.
El religioso cuenta que cada vez más personas llaman a su puerta de Cáritas con el recibo del gas o de la luz en la mano. “Miramos si esa persona tiene todas las ayudas sociales a las que puede acceder y, si es realmente necesario, le ayudamos. A veces, el impago de una factura del gas o de la luz puede hacer que esa persona o familia pierda el derecho a una habitación y se queden en la calle”.
La pobreza energética afecta en Navarra a 18.000 hogares, de los cuales un 24% tiene a su sustentador principal en paro, según los datos que se desprenden del estudio ‘La pobreza energética en España’.
POSIBLES DERRAMAS O SUBIDA DE CUOTA  
El gasoil o el gas suponen en muchas comunidades de vecinos en torno al 50% de los gastos del presupuesto anual. Su peso es tan importante que los administradores de fincas andan haciendo malabares para cuadrar cuentas o, como mal menor, que el agujero que la factura del gas está ocasionando en las cuentas de la comunidad sea lo más pequeño posible.
Peio Mendía distingue entre dos tipos de comunidades. Uno, comunidades que firman contratos por un año a un precio fijo del gas. “Entre mayo y julio del año pasado, cuando empezaron a subir precios, hubo comunidades que optaron por el precio fijo. Estas comunidades acertaron de pleno. Han salvado el año, aunque en los próximos meses se les acabará el chollo “, comenta Mendía.
El segundo caso es el de comunidades que eligieron un contrato de gas indexado al precio de venta del mercado del gas. Son las que están sufriendo. “El año pasado se pagaron precios entre 0,03 y 0.033 €/kw y ahora se ha llegado a pagar 0,128 €/kw. Son precios sin IVA”, apunta Mendía. Y añade otro dato poco esperanzador: “Antes de entrar en guerra Rusia, la previsión para el año que viene es que el gas estuviera a 0,08 euros el kilovatio. No quiero ni pensar cómo estará de aquí a un año”.
Muchos vecinos de comunidades no son conscientes todavía de la consecuencias de la factura del gas porque pagan una cuota fija todos los meses, tal y como se acordó en la última asamblea. Será en la próxima reunión de vecinos una vez se expongan las cuentas de la comunidad con números rojos conforme a las previsiones cuando llegará la sorpresa mayúscula, quizá en forma de derrama o de aumento de cuota para el próximo año.
“Es fácil que un vecino que pagaba 800 euros al año por la calefacción este año le toque pagar 1.400 euros. Son 600 euros de diferencia. Si la comunidad son 100 vecinos hablamos de 60.000 euros de déficit con respecto a la previsión. En esa situación hay que ver si el fondo de reserva de la comunidad es capaz de asumir el desfase o no, si habrá que hacer derramas o aumentar cuotas”, apunta el presidente de los administradores de fincas.
CONTRATOS VINCULADOS AL IPC
Aunque la gran mayoría de las comunidades de vecinos funcionan con calefacción y agua caliente de gas, aún quedan comunidades que emplean gasóleo, sobre todo en barrios como Iturrama y Ermitagaña. Según Peio Mendía, el precio ha pasado de 0,555 €/ litro a 0,818 €/ litro, casi un 50% más. Y sigue subiendo. Explica que no ha sido una subida tan fuerte como el gas, “pero sí que es verdad que ha sido excesiva”.
En paralelo al impacto de la subida de la factura energética y al aumento que de por sí tiene cada hogar, las cuentas de la comunidades de vecinos también deben afrontar más encarecimientos. Están viendo incrementarse sus gastos porque el avance del IPC supone en la mayoría de los casos que se tengan que revisar al alza contratos habituales que tienen las comunidades de vecinos, tales como el de limpieza, el de jardinería o el del mantenimiento de los ascensores, entre otros. Son contratos que suelen estar referenciados al IPC.
“Lo que más condiciona un presupuesto de una comunidad es el gas. La electricidad no es tan limitante. En los portales, la factura de la luz ha podido subir un 50%. Según la comunidad se ha podido pasar de pagar entre 800 a 1.200 euros al año a 1.200 a 1.800. Y en garajes, la luz se ha podido hasta duplicar, pero no son cantidades tan grandes como el gas”, dice Mendía. Estos aumentos inesperados de los gastos, paradójicamente, pueden frenar inversiones en rehabilitaciones en algunas comunidades orientadas, precisamente, a mejorar la eficiencia energética.

Envolvente térmica, un ahorro

¿Cuánto ahorra? Según el presidente del Colegio de Administradores de Fincas, Peio Mendía, en torno al 60% del gasto en energía.
¿Cuánto cuesta? “Sin subvenciones supone hasta 40.000 euros por vecino, pero con las ayudas ronda entre 10.000 y 14.000” apunta Mendía, quien señala que será una medida con ayudas europeas.
¿Cómo se aprueba? En la asamblea por mayoría simple. Luego, hay un mes para que se pronuncien vecinos que no votaron. Si no votan se entiende que lo apoyan y si no, deben votar no. Al mes, debe ser apoyado por 3/5 de los vecinos.

CONSEJOS

​1 entre 19 y 21 grados. lo ideal son entre 19 y 21 grados durante el día y 16 por la noche. hay que tener en cuenta que cada grado de más supone entre un 7 y un 10% más de energía, lo que significa unos 30 euros anuales más en la factura de un hogar tipo.

2 no cubrir los radiadores. secar la ropa dentro de casa colocándola sobre los radiadores obstaculiza el calor y ralentiza su extensión al resto de las estancias de la casa. es más, cubrir los radiadores con ropa húmeda es un error que puede aumentar notablemente la factura de gas. al cubrirlos con prendas se forma una barrera térmica y los radiadores tendrán que trabajar más para llegar a calentar el aire de la casa.

3 evitar calentar la pared. colocar un panel reflectante entre el radiador y la pared ayudará a recuperar entre un 10 y un 20% del calor que se pierde hacia la pared. no es una de las solución estética pero acelera que se caliente antes una estancia.

4 ventilar 10 minutos suficiente. en días muy fríos es preferible hacerlo al mediodía, cuando hace menos frío. resulta también importante aislar huecos en ventanas que ayudarán a evitar fugas de calor.

5 revisar la caldera.
realizar un correcto mantenimiento de la instalación se traduce positivamente en un ahorro de hasta el 15% del consumo, además de alargar la vida útil de los equipos.

6 si hay termostato, apagar la calefacción en habitaciones vacías. si hay equipos que controlen verdaderamente la temperatura, sí que puede cerrar los radiadores de las estancias donde no se utilicen. esto se traduce en un ahorro de energía y, también, en un ahorro de dinero. sin embargo, hay que tener en cuenta que las puertas de esas habitaciones deben estar bien cerradas. de lo contrario, es mejor tener el radiador de esa estancia a una temperatura baja, pero no apagado.

volver arriba

Activar Notificaciones