Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Emprendedores

28 empresas apuestan por emprender en la Zona Media

Todas han sido asesoradas por el Consorcio de Desarrollo de la Zona Media

Ampliar Farida Cheffou, en el centro, junto a su pareja, Mohammed Abassi y su hija Falak en el bar que lleva en Pitillas.
Farida Cheffou, en el centro, junto a su pareja, Mohammed Abassi y su hija Falak en el bar que lleva en Pitillas.ALBERTO GALDONA
Actualizado el 21/03/2022 a las 08:31
La pandemia no ha puesto las cosas fáciles pero, pese al escenario de incertidumbre e intranquilidad, en 2021 la comarca registró movimiento e iniciativa empresarial. Así al menos se desprende del balance anual de actividad del servicio de apoyo al emprendimiento del Consorcio de Desarrollo de la Zona Media. A lo largo de todo el pasado año, desde la entidad se trabajó de forma conjunta con los equipos promotores de 125 proyectos empresariales, incrementándose así en cuarenta y tres respecto al ejercicio anterior. De ellos, doce proyectos fueron promovidos por dos o más personas que compartían idea de negocio y el resto, 113, por una única persona.
Así, en 2021 se constituyeron en la comarca 28 nuevas empresas que trajeron consigo la creación de 28 puestos de trabajo, quince de hombres y trece de mujeres. Cinco personas emprendedoras en diferentes sectores y en distintos municipios de la Zona Media relatan su experiencia en los primeros meses de actividad de sus negocios, unos inicios que han estado marcados todavía por la pandemia sanitaria.

Farida Cheffou bar jubilados de Pitillas: “El bar ha sido bien acogido y yo me siento querida”

Farida Cheffou lleva tres años residiendo en Pitillas y dice sentirse feliz en el pueblo. Con una dilatada experiencia como trabajadora en hostelería, desde el pasado mes de septiembre está al frente del conocido en la localidad como bar de los jubilados. Animada por varias vecinas de Pitillas, cuenta esta marroquí, en un castellano bastante fluido, que se animó a optar a la gestión del establecimiento que llevaba un tiempo cerrado.
“Eché la solicitud el último día y en un principio la gestión recayó en otra señora de Caparroso que, finalmente, decidió dejarlo. Parece ser que el motivo fue que la cocina es muy pequeña. Sí que lo es, la verdad, pero yo me organizo bien”, confiesa. Con la ayuda del Consorcio de Desarrollo de la Zona Media en todo lo relacionado con trámites de constitución y de tramitación de ayudas de promoción del empleo autónomo consiguió iniciar la actividad.
Explica Cheffou que abre el establecimiento todos los días a las 15 horas aunque, anuncia, en los meses de verano prevé adelantar la apertura a las doce del mediodía más o menos. En un local antes frecuentado mayoritariamente por la gente mayor, ahora coinciden vecinos de todas las edades. “Es bonito que todos se junten aquí. Tengo también chucherías para los niños y a la gente mayor le gusta venir a jugar a las cartas o charlar”, cuenta.
A todos ellos suele deleitar Farida con bizcochos, pinchos o dulces de su tierra natal, la que abandonó hace casi dos décadas con destino Jaén, donde permaneció quince años antes de recalar en Navarra y donde aún hoy están sus tres hijos mayores. En Pitillas está ella con su pareja y su hija pequeña. Pese a haber iniciado andadura en tiempo de pandemia, Cheffou se muestra optimista de cara a los próximos meses y el futuro en general. “Hemos pasado malos tiempos pero soy optimista y espero que la cosa vaya mejor. Yo por mi parte estoy muy contenta, el bar ha sido muy bien acogido y me siento querida”, afirma.

Tania Pérez Guillermo  Mesón El Sol, en Olite: “Hay mucho trabajo detrás que no se ve, pero merece la pena”

Tania Pérez en una de las mesas del Mesón El Sol, en Olite.
Tania Pérez en una de las mesas del Mesón El Sol, en Olite.ALBERTO GALDONA
Tras más de una década, doce años exactamente, trabajando en diferentes tipos de bares y restaurantes, la olitense Tania Pérez Guillermo decidió dar el salto y apostó por gestionar su propio negocio. “Llevo doce años trabajando en esto, empecé en Olite con 16 años”, recuerda esta joven que hoy suma 28 primaveras. En todo este tiempo, añade, también ha pasado dos años trabajando en Madrid en hostelería. “La verdad es que llevaba mucho tiempo queriendo abrir algo yo. Se presentó esta oportunidad y no la he desaprovechado. ¡Esta era la mía!”, refiere eufórica.
Desde el año pasado está al frente del Mesón El Sol, en Olite. En su caso, explica, el negocio ya existía y hubo que tramitar el cambio de dueños, un proceso que, recuerda, se solventó de una forma bastante rápida. Fue el 7 de julio del pasado año cuando empezó a llevar ella el negocio. En este camino como emprendedora, agradece Pérez la ayuda que le proporcionaron desde el Consorcio de Desarrollo de la Zona Media.
Desde esta entidad le asesoraron con los trámites de constitución y la tramitación de ayudas de promoción del empleo autónomo que gestiona el Servicio Navarro de Empleo. “La verdad es que me ayudaron bastante”, reitera. Sin haber cumplido todavía un año al frente del negocio, Tania Pérez mira con optimismo un futuro que llegue libre de las restricciones que, desde el inicio de la pandemia, han afectado a la hostelería y con la esperanza de que el Mesón El Sol sea punto de encuentro de vecinos y visitantes.
Desde su experiencia, anima a todas aquellas personas que puedan estar pensando el emprender. “Lo recomendaría. Cambia mucho el trabajar para otros a llevar tu propio negocio. Hay mucho trabajo detrás, que no se ve, pero merece la pena. Es tu negocio y todo esfuerzo tiene su recompensa”, sentencia.

Hilario Intriago Mendoza, La Despensa de Obanos: “Empezar de cero es difícil y más en tiempo de pandemia”

Hilario Intriago Mendoza, en uno de los pasillos del supermercado.
Hilario Intriago Mendoza, en uno de los pasillos del supermercado.ALBERTO GALDONA
Hilario Intriago Mendoza, natural de Ecuador pero nacionalizado español, decidió tomar las riendas del supermercado Trady`s en Obanos a raíz de la jubilación de la anterior persona que se encargaba de su gestión. A sus 53 años, Intriago apostó por emprender en este establecimiento de autoservicio en este pueblo de Valdizarbe. Para ello, contó con la ayuda y el asesoramiento que le brindaron desde el Consorcio de Desarrollo de la Zona Media, sobre todo en temas de información de normativa y tramitación de ayuda de mejora de la competitividad de comercio.
Emprender nunca es fácil, así lo constata Intriago, y más aún cuando la decisión de poner en marcha un negocio propio se hace en tiempos de pandemia como ha sido su caso. “Fácil no ha sido porque la tarea de comenzar desde cero siempre es complicada y más aún tomando en cuenta los tiempos de pandemia que nos ha tocado estar viviendo”, explicaba desde el supermercado que gestiona y del que está al frente desde hace ya nueve meses.
“Sigo luchando cada día por el negocio”, remarca a la par que confiesa no estar preparado todavía para emitir una valoración ya que, considera, que nueve meses y en un contexto como el actual no es tiempo suficiente para poder hacer un balance real de la situación. De momento, se muestra satisfecho por el trabajo realizado en todo este tiempo pese a las dificultades, insiste, que acarrea el poner en marcha el negocio de uno mismo. Aún así, manda un mensaje de optimismo y ánimo a aquellas personas que estén barajando el empezar como emprendedores. “Yo sí lo recomendaría a otras personas”, asegura. Confía Intriago en que la situación de pandemia vaya normalizándose en los próximos meses para ir volviendo, poco a poco, a la tan ansiada normalidad.

Ángel García y Asier Leoz MDZ centro de entrenamiento, Larraga: “Lo habíamos hablado y parecía una utopía, pero ya es realidad”

Ángel García y Asier Leoz en dos de las bicicletas de su centro deportivo.
Ángel García y Asier Leoz en dos de las bicicletas de su centro deportivo.ALBERTO GALDONA
Amigos desde la infancia y compañeros de trabajo durante unos años en un club deportivo en Pamplona, Ángel García Berisa y Asier Leoz García abrieron el pasado mes de octubre MDZ, un centro de entrenamiento en Larraga, su localidad natal. “A raíz de trabajar juntos y dedicarnos a lo mismo nos solían surgir algunas ideas, pero al principio lo veíamos como una utopía. Sin embargo, poco a poco la idea fue tomando forma y después de un viaje a Berlín, a la vuelta, decidimos tirarnos a la piscina. Lo que al principio nos parecía una utopía ya es una realidad”, relata García.
Apostaron por poner en marcha un centro de entrenamiento en Larraga con el objetivo de dar respuesta a la demanda de un tipo de servicio del que no hay mucha oferta en la comarca contribuyendo, además, a fomentar la práctica deportiva y los hábitos de vida saludable.
Explica García que el servicio que ofrecen se sostiene en dos pilares. Por un lado, el entrenamiento personal individualizado y, por otro, los grupales. “Ambos están basados en el entrenamiento funcional”, dice.
Conscientes de la escasez de centros deportivos como el que ellos tenían en mente en la zona, decidieron lanzarse a la piscina con el temor, añaden, que siempre lleva consigo el emprender un nuevo negocio y además en un entorno rural.
Sin embargo, aseguran, la respuesta que han obtenido por parte de los usuarios ha sido muy buena por lo que el balance de estos primeros meses, tras la apertura el pasado mes de octubre, tiene una lectura “muy positiva”.
Destacan el perfil “variado” de las personas que están acudiendo al centro y el compromiso que, de momento, están manteniendo con la actividad.
Un hecho éste que les hace ver que han acertado con la decisión adoptada, la de emprender, y que recomiendan a todas aquellas personas que tengan las ideas muy claras para sortear los obstáculos y dudas que, aseguran, siempre aparecen.

Ana Berruezo Lerga Aina abogados, Tafalla: “Hay mucho trabajo detrás que no se ve, pero merece la pena”

Ana Berruezo Lerga trabajando en su oficina de Tafalla.
Ana Berruezo Lerga trabajando en su oficina de Tafalla.ALBERTO GALDONA
Cuando Ana Berruezo Lerga decidió, junto a su compañera Aitana, poner en marcha Aina Abogados -un despacho de abogados mediadores- lo hizo con la idea de trabajar en el despacho de Tafalla de forma residual, ya que ambas tenían sus propios empleos. “Pero a día de hoy nos dedicamos en cuerpo y alma a Aina, tenemos un despacho en Tafalla y otro en Donostia”, relata.
Esta tafallesa explica que conoció a su compañera en el máster de abogacía y, desde entonces, han encajado muy bien para el trabajo conjunto. “Desde que decidimos estudiar Derecho teníamos claro que nuestra mayor motivación era ayudar a la gente y poder acompañarle en la búsqueda de soluciones a sus problemas. Hay personas que tienen miedo al lenguaje jurídico y todo lo que rodea a los juzgados. Nuestro objetivo es ayudarles con todos los temas legales y acompañarles en todo el proceso de la mejor manera posible”, indica.
Siguiendo esa premisa, se decidieron a dar el paso conscientes, asegura, de las dificultades que entraña empezar un negocio desde abajo. En este contexto, Ana Berruezo agradece la ayuda recibida desde el Consorcio en forma de asesoramiento, búsqueda de subvenciones así como consejos.
Las sensaciones de estos primeros meses de andadura confiesa que son “buenas”, aunque el periodo es todavía corto para poder hacer un balance global. “Creemos que los clientes se sienten arropados por nuestra manera de trabajar y el boca a boca va surtiendo efecto”, concede.
Desde su experiencia estos primeros meses como emprendedora, Ana Berruezo aconseja a quien esté pensado dar el paso a “tener siempre presente que se trata de una carrera de fondo”. Incide en que la impaciencia y las prisas no son buenas compañeras de viaje y recomienda la experiencia. “Siempre hay tiempo de trabajar para los demás, pero pocas veces tienes la oportunidad de hacerlo para ti”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE