Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Agricultura

El agro navarro, ante una cosecha de cereal con menos kilos y precios altos

Las tormentas de junio han retrasado entre una semana y quince días la recogida de trigo y cebada

Ampliar
El agro navarro, ante una cosecha de cereal con menos kilos y precios altos
Actualizado el 29/06/2021 a las 04:23
Cuando en 2020 se consiguió una cosecha de cereal récord en Navarra y , además, se llevan unos cinco años de campañas, en general, más bien generosas, hablar de que este año la siega dejará menos kilos puede llevar a pensar que estamos ante un mal año cerealista. Sin embargo, la sensación en cooperativas y técnicos, en este momento, es que la cosecha de 2021 no será otro “cosechón”, pero se acercará a la media. Es más, cuentan que muchos campos recién cosechados están deparando agradables sorpresas o, cuando menos, los resultados no son tan catastróficos como se temían.
Esto, traducido a cifras, supone que este año la cosecha de cereales de invierno (principalmente trigo, cebada, y avena) será en torno a 855.000 toneladas,un 15% inferior a la del año pasado, según la primera estimación realizada por Cooperativas Agroalimentarias. Para España, esta entidad prevé 19,5 millones de toneladas de cereales (un 18% menos que en 2020).
De confirmarse esa cantidad, la cosecha navarra del principal cultivo de agro navarro (los cereales de invierno ocupan 170.000 hectáreas) estará en la media de los últimos cuatro años. Mientras, a lo largo y ancho de la variopinta geografía foral, las cooperativas muestran incertidumbre y prevén, según zonas entre un 10 y un 30% menos de grano que en 2020.
Cooperativas situadas más al norte hablan de exceso de agua en el invierno que pudo impedir que un buen enraizamiento de la planta en tierras poco profundas. Las del sur se quejan, sobre todo, de la larga sequía en la primavera en los áridos campos de secano. Y todas , despotrican contra las tormentas de junio que, en general, les ha retrasado el inicio de la recolección entre una semana y quince días. Eso, en el mejor de los casos, porque no falta a quien el granizo le ha robado el trabajo de todo el año.
Si una clave de la cosecha son los kilos. La otra son los precios. y ahí se aprecia optimismo en los cerealistas. La cotización del cereal se mueve por efectos especulativos, además de por oferta y demanda. El mercado internacional apunta alto y los precios de inicio de campaña rondan los 20 céntimos, entre 3 y 4 más que el año pasado por estas fechas..
"PARECE QUE NO VA A SER UN AÑO TAN MALO COMO NOS TEMÍAMOS"
Las cosechadoras hicieron acto de presencia en los campos de Sesma en sus fechas habituales, hacia primeros de junio . Sin embargo, las lluvias caídas en los últimos días han tenido a los cerealistas parados durante una semana, lo que está retrasando la siega más de lo habitual.
“Ahora parece que ya estamos empezando a cosechar en serio. ¡A ver si respeta el tiempo!”, comenta Javier Macua, de la cooperativa Nuestra Señora de Los Remedios. En estos días, solamente ha entrado cerca de un 25% de los campos de cebada. El trigo ni se ha tocado. Por eso, Macua cree que todavía es pronto para sacar conclusiones sólidas de cómo va a ser el resultado final de la siega. En este momento, solo podemos hablar de sensaciones. Y, en ese nivel, la impresión que tenemos es que las cebadas nos han sorprendido para bien en el sentido de que esperábamos un desastre. Parece que no va a ser un año tan malo como nos parecía. No va a ser un año muy malo de sequía, pero tampoco un año muy bueno”, comenta.
En esta zona de Navarra, explica el cooperativista, que el cereal sufrió la falta de agua en los meses de marzo y abril. “Nos preocupó mucho, pero parece que no va a hacer tanto daño”. Para Macua, es una pena que esta campaña no se vayan a repetir los datos de la campaña pasada. “Es que fue un año muy bueno. De todos modos, es un año muy incierto. Es verdad que en primavera hubo falta de agua pero en junio ha habido unas temperaturas muy buenas y no sabemos cómo va a romper la campaña”, apunta.
Macua añade que, a pesar de que los precios puedan tender al alza, los insumos como gasóleo y fertilizantes también han subido de precio.
"DEBERÍAMOS HABER EMPEZADO A RECOGER EL GRANO HACE DIEZ DÍAS"
Las máquinas cosechadoras estaban calentando motores para entrar en los campos de los más de 200 socios de la cooperativa de Urroz Villa cuando, a mediados de mes, irrumpieron las tormentas. Hay puntos de la cooperativa donde se han recogido más de 40 y 50 litros por metro cuadrado. La lluvia les ha aguado su ritmo habitual de recolección. “Normalmente, empezamos a cosechar sobre el 18 de junio y todavía no hemos podido entrar en las fincas por la humedad. Llevamos diez días de retraso, pero para cuando podamos iniciar la recogida lo mismo estamos ya a primeros de julio”, comenta resignada la gerente de esta cooperativa, Mari Carmen López.
Entre los socios hay ganas de empezar a meter el grano en los silos, de asegurar el trabajo de todo el año y que ninguna tormenta lo estropee. Pero, según López, también hay “mucha incertidumbre” sobre el resultado final de la cosecha.
“En invierno llovió mucho y hay zonas, tierras con poco fondo, que tuvieron exceso de agua, de manera que la planta no echó mucha raíz. Luego, en abril hubo sequía y esas plantas lo tuvieron más complicado para absorber el agua de la tierra, así que es posible que haya una merma de kilos en algunas parcelas”, apunta la gerente que se inclina por pensar que la cosecha de este año será inferior a la del 2020.
“El año pasado tuvimos una cosecha normal, que aquí es de entre 40 y 42 millones de kilos de cebada, trigo y avena. Hace dos años, sí que fue muy buena, pero esta vez creo que no vamos a llegar a la del año pasado, aunque hasta que no metamos la máquina no sabemos qué va a pasar”, añade.
Los rendimientos medios en la cooperativa rondan entre los 5.000 y 6.000 kilos por hectárea. Según, la directiva este año se intuye muy “irregular”, con parcelas que superen esas cifras y otras que no lleguen.
En cuanto a los precios, la gerente señala que son mejores que los del año pasado en el inicio de campaña. “El año pasado empezaron bajos, pero fueron subiendo y terminaron altos. Ahora están mejor que el año pasado y parece que se van a mantener así un tiempo”.
"ESTIMO QUE POR LA SEQUÍA SACAREMOS EN TORNO A UN 30% MENOS"
La cooperativa cerealista de Carcastillo es otra de las que ha andado estos días a trancas y barrancas en el inicio de la cosecha por las tormentas. “Llevamos tres días parados”, contaba el gerente, Ángel Revuelta, el pasado jueves. Ese día, todavía no se había empezado a recoger el trigo mientras que la recolección de cebada rondaba ya el 50%.
Con esos poco datos, Ángel Revuelta no se atrevía a hacer un pronóstico en firme, aunque sí avanzaba su intuición de que el balance final de la cosecha en esta cooperativa será “más corto” que el año pasado. “Como estimación pienso que, al final, estaremos en torno a un 30% por debajo de lo normal, sumando trigo y cebada”, comentaba.
El año pasado, esta cooperativa de Zona Media, con muchos campos de secano en zonas de Bardenas y colindantes, obtuvo de cebada 17 millones de kilos y de trigo logró 9 millones de kilos.
La sensación, en este momento, es “agridulce”, según el directivo. Y lo explicaba de la siguiente manera: “Los precios son buenos, la calidad es buena, pero pocos kilos. Una pena pero el secano es el que ha sufrido la mayor merma por la sequía”, apuntaba. Se refería a que marzo y abril, el momento de formación del grano del trigo y la cebada, fueron muy pobres en precipitaciones en esta zona de la geografía navarra.
Aunque las lluvias llegaron en mayo y los campos que se están cosechando estos días están dando algo más de kilos de lo que se pensaban hubo daños irreversibles. “En un secano se pueden sacar aquí, de normal, unos 3.000 kilos, pero este año no vamos a llegar a esa media, en general”. El responsable de la cooperativa explica que la superficie de cereal de los socios es en su amplía mayoría de secano. “Hay muchísima más tierra de secano que regadío y eso se va a notar en el balance de la cosecha”.
Sobre los rendimientos en fincas ubicadas en regadío, en esta cooperativa todavía no se habían recogido más que dos o tres parcelas. “El agricultor que tiene regadío espera sacar kilos. La impresión que, de momento, tenemos es muy buena en regadío”.
Juan Luis Celigueta responsable de cereal del Grupo AN: “Los precios del trigo y la cebada son interesantes”
¿Qué previsiones maneja de cosecha en Navarra?
A día de hoy hay gran inquietud por que cesen ya de una vez las fuertes y abundantes lluvias que, de forma desigual, están cayendo por prácticamente toda Navarra. Así, es imposible hacer una valoración general. En la zona sur, donde las máquinas han trabajado, no en muchas zonas, los rendimientos están siendo un poco mejor que los esperados. Eso es ilusionante. A ello ayuda que los pesos específicos son buenos, de momento.
¿Qué características han marcado la cosecha de este año y qué riesgos hay ?
El año ha ido muy bien, pero ha fallado el último tramo, final de abril y, sobre todo mayo, es decir, lo más importante. Las lluvias, desgraciadamente, han llegado en junio, con 30 días de retraso, y de forma muy abundante. Hasta mayo, creo que llevábamos camino de repetir la gran cosecha récord del año pasado, pero al final se va a mermar bastante. El riesgo ahora es comprobar si estas lluvias fuera de plazo, por un lado merman los pesos específicos y, por tanto, los rendimientos en toneladas por hectárea. Y, por otro lado, si van a hacer germinar hierbas que dificulten las labores de cosecha aportando humedades y otros problemas. Otro riesgo será que, al retrasar tanto la siega, se van a igualar todas la regiones en cuanto a fechas de cosecha. Esto puede traer algún problema concreto de falta de máquinas. En dos sitios a la vez no van a poder estar.
¿Qué tal se ha vendido la cosecha de 2020?
Ha sido una campaña excitante. La primera parte, hasta diciembre, hubo precios muy bajos, muchísima oferta nacional con una cosecha récord y oferta en los puertos a precios muy bajos. La segunda parte, todo lo contrario. China se puso a comprar todo lo que había por el planeta. No solo cereales, también otras materias primas. Rusia impuso impuestos a sus exportaciones de trigo y todo dio un giro de 180 grados. En general , se han obtenido buenos precios medios.
¿Qué previsiones de precios de arranque hay este momento?
A nivel de cosechas mundiales, estamos en cifras normales, en cifras buenas de cosechas. Estas lluvias que para nosotros son tardías, en el resto de Europa han arreglado las cosechas de forma muy importante. Por los otros motivos, compras de China y aranceles políticos como el ruso, es imposible saber qué ocurrirá. De momento, los precios con los que empezamos campaña son muy interesantes, bastante más altos que las medias del año anterior aunque muy por debajo de los precios altos que vimos hace dos o tres meses. La volatilidad de este mercado es impresionante, del 100%. Hay productos, como por ejemplo la colza, que antes de cosechar, ahora empezamos, en dos semanas han llegado a variar su precio en más de 55 euros la tonelada. Y no es porque haya o no haya colza, es por decisiones del tipo ahora apoyo el biodiésel o ahora no, lo apoyo (en EE UU), o del tipo, China compra aceite o ahora no.
¿Pero están por encima de los 20 céntimos el kilo?
Las primeras cebadas que se están cosechando se están haciendo a precios en torno a los 20 céntimos el kilo con destino fabrica, lo que en campo supone unos 19 céntimos. Seguramente, una vez generalizada la cosecha, si realmente los rendimientos son mejores de lo pronosticado, los precios cederán algo como suele pasar en campaña. Con estos niveles, los trigos se cotizan en torno a los 21 céntimos el kilo, pero todavía no hay disponibilidad.
volver arriba

Activar Notificaciones