Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Confesiones profesionales de...

Luis Unceta, socio director de iSiMar, un empresario bien 'amueblado'

Los muebles de su firma decoran hoteles, restaurantes y oficinas de todo el mundo

Ampliar Luis Fernando Unceta Rivas
Luis Fernando Unceta RivasJ.C. CORDOVILLA
Actualizado el 26/11/2021 a las 21:46
A Luis Fernando Unceta Rivas (Pamplona, 1 de diciembre de 1974) le costó apenas dos lustros convertir un tradicional taller metálico especializado en varilla en una empresa moderna cuyos muebles decoran hoteles, restaurantes y oficinas de todo el mundo. Fue en 2010 cuando adquirió con un amigo Industrias San Isidro (www.isimar.es) dedicada a la fabricación de mobiliario para hostelería y con sede en Noáin. Más tarde, en el 2012, Kimbo Snacks (www.lastoreras.es) con otros tres socios.
Hacía tan sólo dos años que había empezado a perseguir su sueño de ser empresario. Llegó a emprender varios negocios fallidos en el sector de las renovables. “Tengo una bonita charla sobre el fracaso”, asegura.
Pero este vecino de Cizur Menor que estudió en el colegio San Cernin (antiguas franceses) fue cocinero antes que fraile. Tras finalizar la carrera de Administración y Dirección de Empresas en la Universidad de Navarra empezó su andadura laboral en el sector de componentes de automoción. Fue durante años directivo de la multinacional ArvinMeritor y trabajó en los departamentos de Finanzas, Logística y Ventas de la división de posventa. Un MBA en el IESE de Barcelona le sirvió de trampolín para ir alcanzando metas cada vez mayores en el mundo de la empresa. Vivió en Reino Unido, Italia, Tailandia y Francia… Durante una sesión de coaching en el Monasterio de Santo Domingo de Silos sus sueños le llevaron lejos de aquel trabajo por cuenta ajena en una multinacional. Y decidió perseguirlos. Tenía 30 años.
Casado y padre de tres hijos “deportistas”, Nicolás (14) futbolista, Elsa (12) patinadora sobre hielo, y Susana (10) bailarina de ballet, cuenta que convenció a su mujer, “o ella me convenció a mi”, admite, Kristina Monson, de EE UU y a quien conoció en clase del MBA, para regresar a Navarra donde residen sus padres, Juanjo y Angeli, y, también, su hermana Patricia. Todos viven en Cizur Menor. Tiene otros dos hermanos más, mayores que él, Juanjo, que vive en Madrid, e Ignacio en Barcelona.
Recibió el Premio Joven Empresario. Es miembro de la Junta de la Cámara Navarra, de la Junta territorial del IESE y presidente del Concejo de Cizur Menor. Socio de Osasuna, se declara amante del rugby, del tenis y de sus amigos de toda la vida, “la cuadrilla. Nos conocemos desde los tres años, de las francesas”.

Con la pandemia

Qué ha cambiado en su empresa u organización
En iSiMAR creo que nos ha acercado más, somos más conscientes de lo que tenemos cerca y nos ha ayudado a ser más equipo y acercar a los que no están en fábrica y están trabajando desde sus casas: en Barcelona, Sevilla, Francia, EEUU, México... El proceso de digitalización ha sido rápido y efectivo, todos remando en la misma dirección y nos ha ayudado a estar mejor hoy que antes de la pandemia.
La tarea pendiente sigue siendo…
Continuar con el proceso digital. Te ayuda a hacer los procesos más ágiles pero, sobre todo, a pensar en cómo lo estás haciendo y mejorarlos, implicar a todas las personas y buscar la mejor manera de hacerlos, sustituirlos y en algunos casos eliminar cosas que no aportan valor. En producción podemos seguir avanzando hacia una industria 4.0 o al menos ir acercándonos.
Hemos perdido una oportunidad con la pandemia de realmente cambiar cosas que no funcionan como sociedad. La búsqueda colectiva de la felicidad, de la riqueza, la solidaridad, el compañerismo, de pensar en los demás, la generosidad, la gratitud, la empatía. Son valores que en medio de la pandemia pensamos que habíamos recuperado, pero no ha sido así. En cuánto hemos visto que individualmente estamos vacunados, que el problema ya no es mío, que la pandemia no va conmigo… vuelta a las andadas.
Cuál de las grandes transformaciones que están en marcha (ecológica, movilidad...) le preocupa más.
La transformación energética hacia un modelo sostenible no va a ser fácil. Parece que viene, pero hay freno por lobby de las grandes compañías energéticas y por la incredulidad de parte de la sociedad del problema del calentamiento global del planeta. No es una cuestión política si no práctica. Si hay un problema deberíamos hacer algo. Si no lo hay, ¿no haríamos algo por si acaso lo hubiera realmente? Solamente veo beneficios en ponerme a hacer algo. No hacer nada no es una opción, puede que no pase nada con el calentamiento, pero ¿y si pasa? Las consecuencias serían catastróficas.
Cómo están trabajando para el cambio desde su organización. Iniciativas que tienen previsto poner en marcha
Nosotros como iSiMAR así lo creemos y estamos haciendo cosas dentro de nuestro campo de acción: autoconsumo, energías renovables, materiales sostenibles, circularidad, gestión de residuos...
Como proyecto para el 2022, estamos muy ilusionados con la instalación de 730kw en paneles fotovoltaicos en nuestra nave, para auto consumir más del 50% y el resto serán excedentes. En un futuro esperamos poder aprovechar esta energía sobrante para que se abastezcan fábricas vecinas con nuestra energía limpia y local.

La empresa navarra

Principal fortaleza y principal debilidad
Somos una comunidad muy industrializada, la mayor de España y muy por encima de la media europea. Tenemos un tejido empresarial formado, con mucha experiencia y que ha mirado al exterior cuándo lo ha necesitado y lo hemos hecho muy bien. Con sectores industriales líderes en muchos campos, no sólo en alimentación y energías renovables, si no en muchos otros menos conocidos.
Seguramente una debilidad que tenemos es el tamaño de empresa. En otros países como Alemania el tamaño medio es mucho mayor al nuestro. Eso les hace tener más fuerza a la hora de innovar y con más velocidad. Pueden invertir más recursos para salir al exterior así como para digitalizar y modernizar procesos productivos. En otros países como Italia, esta falta de tamaño la han suplido uniendo fuerzas en asociaciones, en clúster sectoriales. En Navarra se ha comenzado a hacer exitosamente. Asociaciones cómo APMEN dentro de la CEN es un buen foro para encontrar sinergias y colaboraciones.
¿Cómo ha evolucionado el sector en el que trabaja desde que usted empezó?
Estamos en el sector del mueble de terraza de exterior de diseño. Es un sector en crecimiento por la pandemia. Todos queremos estar fuera. Ya sea un restaurante, un hotel, una vivienda o una oficina, preferimos todos estar en el exterior, tener un balcón, una casa con jardín, estar comiendo en terraza…
¿Qué retos afronta en el corto plazo y qué riesgos diría que debemos asumir?
A corto plazo la empresa española tiene muchos retos, por un lado el interno. Se está demonizando a la figura del empresario de nuevo. Y eso que habíamos mejorado algo en los últimos años. Tenemos que tener el consenso como sociedad de que el empresario no es el enemigo. Es el que arriesga su dinero para crear riqueza propia y, sobre todo, a su entorno más cercano, creando empleo, y desarrollando proveedores locales. Ya está bien de ponernos la imagen de una persona avariciosa con un puro en la mano y egoísta. El empresario es por naturaleza generoso que busca la creación de valor y tenemos que apoyarle. Los movimientos que se ven desde los gobernantes van en la dirección contraria, hablando mal de ellos, subiendo impuestos, cotizaciones sociales y revisando una reforma laboral que se vio que funcionaba mejor que antes de tenerla.
A nivel externo, la falta de competitividad de la empresa española, por tema impuestos, costes energéticos y la inflación que estamos sufriendo y que en el 2022 se agudizará, hacen que el futuro cercano sea incierto y difícil.

En primera persona

Cómo y en qué le ha cambiado la pandemia (en lo personal y en su forma de trabajar)
En lo personal he podido pasar más tiempo en familia, viajo mucho y paso poco tiempo con mi familia. He podido ir a comer a mi casa que hace años que no lo hacía, y disfrutar de los míos. También pasar más tiempo conmigo, leer algún libro pendiente y cuidarme más. Ha sido un tiempo que lo recuerdo con nostalgia.
A nivel profesional, la digitalización nos ha ayudado mucho a trabajar de otra manera, mejor. Estamos más conectados desde el punto de vista personal los equipos en remoto y de una manera más unida y efectiva.
La decisión de la que se siente más orgulloso y por qué.
La de mantener inversiones y empleo, siempre pensamos que era temporal y que pasaría, Había que aprovechar la pandemia para prepararnos mejor para cuándo volviera la normalidad. Lo hemos aprovechado organizándonos internamente, sembrando en mercados clave para nosotros y sobre todo digitalizando la internacionalización y los procesos comerciales hasta un punto que nos sentimos muy orgullosos de lo alcanzado. Tenemos una empresa más y mejor preparada hoy que antes de la pandemia.
El fracaso o la decepción de la que más ha aprendido estos años. ¿Alguna vez pensó en abandonar?
La verdad que no. Hace ya 15 años decidí ser empresario, me visualicé dónde estoy. Estoy viviendo mi sueño de vivir en Navarra y tener mi propia empresa. ¿Fracasos? Por supuesto, quién no ha tenido. Pero por eso no vas a abandonar tu sueño. Lecciones aprendidas diría yo, más que llamarle fracasos.
¿Tuvo (o tiene) algún referente?
Sí, mis abuelos y mis padres. Tuve abuelos cerca y los disfruté, sobre todo los paternos, pero también mi abuelo materno. De cada uno me llevé lecciones de vida y de ética que intento aplicar en mi día a día: “Las empresas son S.A, Sin Alma, me decía mi abuelo, el Alma la pones tú”.
Ser buena persona ha sido una máxima en mi casa. Tanto mi padre cómo mi madre nos han enseñado el esfuerzo en el trabajo, en la honestidad y a tratar al de enfrente cómo a uno mismo, nunca considerarnos más que nadie, todo eso y más se lo debo a mis padres, mis referentes.
El consejo que más le ayudó en su carrera y que el usted daría ahora a los más jóvenes
“Cierra los ojos en un entorno en silencio y oscuro, en soledad y hazte la pregunta de dónde te visualizas en 10 años, y en 15 y en 20 años. Piensa a nivel personal, el lugar dónde vivirías, con quién, qué tipo de familia quieres tener, hijos, mascota... Vives en ciudad grande, pequeña, chimenea... Haces deporte, en qué empresa trabajas, sector, tamaño... Quieres tener la tuya propia... Vete respondiendo a todas estas preguntas y luego visualízate en un día a día. Esta experiencia si la haces bien se te graba en el hipotálamo y es muy potente, diriges tu vida. Yo estoy aquí, dónde me visualicé hace 15 años, que es cuando hice este ejercicio en el Monasterio de Silos. Estoy viviendo mi sueño.
¿Algún fichaje con el que le gustaría contar en su empresa?
Tengo al mejor equipo que cualquiera puede tener. Todos y cada uno los necesito, los valoro y aportan lo mejor de ellos mismos. A medida que vamos creciendo vamos incorporando personal ente 3-5 personas año y hemos tenido la suerte de atraer mucho talento y sobre todo retenerlo.

Tecnología

¿Cuál era la más habitual cuándo empezó? ¿Le costó adaptarse a los cambios? ¿Con qué apoyos contó?
Nosotros, mi socio Eduardo y yo, entramos en iSiMAR comprando la empresa, una empresa familiar e industrial. Con procesos tradicionales en la fabricación de estructuras metálicas. Con un saber hacer muy elevado en los genes de la fábrica: estructuras fabricadas con varilla para el sector avícola y frigo (jaulas de gallinas y bandejas frigoríficas…) para clientes locales.
Hace ya unos 10 años decidimos dar un giro estratégico y aprovechar los 50 años de experiencia en el sector metálico y diseñar muebles de terraza, utilizando los mismos materiales, máquinas y el conocimiento aprendido por el personal durante todos estos años.
¿Qué papel juegan hoy las nuevas tecnologías en su trabajo? ¿Alguna que se le resista? ¿La que eliminaría si pudiera?
Hemos aplicado digitalización al proceso comercial durante este tiempo de pandemia. Hemos avanzado mucho en el uso de nuevo ERP, CRM, Web, Lead generation y sincronización de bases de datos y automatizaciones.
Ahora estamos en un proceso de modernización industrial, estamos haciendo un plan para poder digitalizar procesos y compra de maquinaria automatizada, robots…
¿Qué opinión le merecen las redes sociales? ¿Las utiliza? Sí es así, cuál es su preferida.
Para nuestro sector las redes sociales son el escaparate. Nuestros clientes son arquitectos y diseñadores de interiores que buscan en las redes inspiración. Por eso las usamos, las comenzamos a entender e invertimos en contenido y en publicidad. Nuestras favoritas son Instagram y LinkedIn.

Ocio

Con qué lugar de Navarra se queda para su tiempo libre y por qué.
Con Cizur Menor. Me he criado y volví para vivir aquí hace 11 años. Allí viven mis padres, mi hermana y mis sobrinos. Soy un enamorado de su entorno: Camino de Santiago, campus Universidad de Navarra y la cantidad de caminos que tiene. De lo bien que se vive, lo tranquilo, los vecinos, los asadores y lo cerca que está de Pamplona. Además, soy el Presidente del Concejo y tengo que hacer publicidad, jejeje.
Un viaje soñado que todavía no ha realizado o algún lugar que ha descubierto recientemente y al que ya piensa en volver
Mi mujer y yo tenemos pendiente ir a Islas Galápagos. No sabemos por qué, pero los dos pensamos que es un lugar al que nos gustaría ir. De todas maneras, en mi casa hicimos una lista de sitios que queríamos ir cada uno, tengo 3 hijos. Nicolás (14), Elsa (12) y Susana (10) y salió una lista enorme. No hay dinero ni tiempo para hacer todo, así que tendremos que rifar el destino.
Una comida que le apasione
Un chuletón grueso a la parrilla en Cizur Menor, muy poco hecho con lechuga y cebolla, y un buen rodaballo.
¿Con quién (persona de la vida pública) le gustaría compartir una velada?
Me apasionan las historias de los empresarios hechos a sí mismos, los Amancio Ortega (Zara), los Hidalgo (Air Europa), este tipo de gente para mí son héroes. Me gusta ver documentales y leer sus biografías. Detrás de esa gente, ves que hay gente buena, generosa, inteligente, con sueños grandes y una determinación que muy poca gente tiene. Me tomaría un chuletón con alguno de ellos y no pararía de hacerles preguntas.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE