Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Confesiones profesionales

Carlos Sánchez Fernández, director de la cadena de suministros del Grupo IAN: "Cada día acudo a los evangelios"

Defiende que hay que aprender a trabajar desde la humildad y que una de la lecciones que ha dejado la pandemia ha sido “nuestra debilidad ante las amenazas impredecibles e incontrolables”

Ampliar Carlos Sánchez Fernández
Carlos Sánchez Fernández
Actualizado el 25/02/2022 a las 17:45
Emprendió nada más terminar la carrera. Sin pausa. Carlos Sánchez Fernández (Pamplona, 14, noviembre de 1970) constituyó en 1995 con otros tres compañeros la ingeniería Proyectos Food Tech para levantar fábricas de alimentación en cualquier parte. 
Pero su actividad se fue centrando en China, un mercado novedoso en aquellos años. Fue también socio fundador de la consultora Fude que, en chino, significa ‘riqueza y virtud’. Dirigir esta empresa le llevó a pasar gran parte de su tiempo en el país asiático.
 Ahora, al cabo del tiempo, dice que fue una decisión “demasiado temprana para la experiencia que acumulaba”, pero añade que fue “increíble y apasionante”. 
Después de construir diferentes naves en distintos lugares y de participar incluso en la planta de Airbus en China, pasó a trabajar por cuenta ajena en otras empresas, como en el Grupo Riberebro, donde fue director general de alianzas estratégicas y negocio internacional. 
En la actualidad es director de la cadena de suministro del Grupo IAN, dedicado a conservas vegetales y platos preparados con sede en Villafranca (Navarra), que cuenta con marcas como Carretilla y Taboada, entre otras.
Carlos Sánchez es doctor (2004) ingeniero agrónomo (1995) por la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos (ETSIA) de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) y PAG 2012 (Programa de Alta Gestión para Directivos de Empresas Agroalimentarias) por el Instituto de San Telmo. Casado con Edurne Puyada, la pareja tiene cuatro hijos. Aficionado a la bici y a la música, se confiesa cristiano y lector diario de los evangelios donde, dice, siempre hay cosas nuevas que aprender. Defiende que hay que aprender a trabajar desde la humildad y que una de la lecciones que ha dejado la pandemia ha sido “nuestra debilidad ante las amenaza impredecibles e incontrolables”.
CON LA PANDEMIA
- ¿Qué ha cambiado en su empresa u organización?
- Ha acrecentado nuestra preocupación por el aprovisionamiento de materias primas y la organización de la cadena de suministro. El nuevo panorama que se ha abierto ante nosotros, donde la incertidumbre reina a sus anchas, nos hace preguntarnos cuán robusta es esa cadena de suministro que hasta ahora nos parecía prácticamente infalible y qué hacer para mejorarla.
- La tarea pendiente sigue siendo…
- La colaboración, el trabajo en equipo, en todos los ámbitos. En la sociedad, en la empresa, con nuestros clientes, proveedores… Crear un clima de confianza y transparencia suficiente para que toda la cadena mejore y todas las partes involucradas se beneficien.
- Hemos perdido una oportunidad para…
- Trabajar desde la humildad. Desde mi punto de vista, una de las lecciones importantes que la pandemia nos ha traído es nuestra debilidad ante este tipo de amenazas impredecibles e incontrolables, y la necesidad de vivir y trabajar sabiendo que nuestro control no va más allá de nuestra propia necesidad de sentirnos seguros con lo que hacemos.
- ¿Cuál de las grandes transformaciones que están en marcha (ecológica, movilidad, digital ...) le preocupa más?
- Creo que todas ellas son necesarias y hay que abordarlas, pero me preocupa que seamos capaces de marcarnos un horizonte real y alcanzable y que el bien común prevalezca sobre los intereses de cada país.
- ¿Cómo están trabajando para el cambio desde su organización? Iniciativas que tienen previsto poner en marcha.
- Industria 4.0, digitalizar la cadena de suministro y alcanzar la sostenibilidad.
LA EMPRESA NAVARRA
- Principal fortaleza y principal debilidad de la empresa navarra.
- Fortaleza: la diversificación de su tejido industrial y el peso que tiene en la economía de nuestra Comunidad.
Debilidad: El tamaño medio demasiado pequeño de nuestras empresas, lo que supone un freno a su crecimiento y expansión internacional.
- ¿Cómo ha evolucionado el sector en el que trabaja desde que usted empezó?
- Ha evolucionado principalmente en su profesionalización a nivel industrial y comercial.
- ¿Qué retos afronta en el corto plazo y qué riesgos debería asumir? 
- Atacar la profesionalización de la cadena de suministro, trabajar bajo el dictado de la mejora continua y adquirir tamaño para ganar competitividad.
- ¿Qué cambiaría si estuviera en su mano?
- Simplificar y agilizar la acción política en el terreno económico para ayudar a las empresas a conseguir esa profesionalización y dimensión que les ayude a ser competitivas en nuestro mundo globalizado.
EN PRIMERA PERSONA
- ¿Cómo y en qué le ha cambiado la pandemia (en lo personal y en su forma de trabajar)?
- En lo personal me ha enseñado a relativizar los problemas. En mi forma de trabajar, a gestionar desde la distancia ahorrando desplazamientos.
- La decisión de la que se siente más orgulloso y por qué.
- En una época laboral, posiblemente demasiado temprana para la experiencia que acumulaba, decidí hacerme cargo de mi propia empresa y dirigirla en un mercado bastante novedoso como era para el año 1995 China. Fue una experiencia increíble, apasionante, donde se mezcló aprendizaje, sufrimiento y, sobre todo ilusión, mucha ilusión.
- El fracaso o la decepción de la que más ha aprendido estos años. ¿Alguna vez pensó en abandonar?
- La crisis de 2008 me enseñó el poco control que tenemos sobre las cosas y lo fundamental que es saber dimensionarse, ser flexible, humilde y tener una gran capacidad de adaptación, a la vez que saber leer y adelantarse al mercado y al entorno. ¿Abandonar? Nunca. Caer está permitido, pero hay que levantarse. Abandonar está prohibido. Cada éxito y cada fracaso en la vida te hace ser quién eres.
- ¿Tuvo (o tiene) algún referente?
- Soy cristiano y, por tanto, seguidor de Cristo. Cada día acudo a los evangelios que narran la vida de Jesús donde siempre hay cosas nuevas que aprender. Además, siempre me acompaña un ejemplar del “Arte de la Guerra”, muy cortito, sencillo y gastado por el uso.
- El consejo que más le ayudó en su carrera y el que usted daría ahora a los más jóvenes.
- Un compañero con mucha experiencia me dijo nada más empezar mi vida profesional: “Hoy eres el más joven en esta mesa, pero de repente, un día cerrarás los ojos y cuando los vuelvas a abrir serás el de mayor edad”. Aprovecha cada minuto y disfruta con lo que haces. Que no te tengas que arrepentir de nada.
- ¿Algún fichaje con el que le gustaría contar en su empresa?
- Muchos. Toda aquella persona con ganas de trabajar y alegría de vivir, para el que cada nuevo reto sea una oportunidad de aprender y mejorar; tolerante a la frustración; que no se achique ante nada; prudente, paciente y perseverante; flexible y con alta capacidad de adaptación. No creo en las estrellas, creo en el equipo.
TECNOLOGÍA
- ¿Cuál era la más habitual cuándo empezó a trabajar? ¿Le costó adaptarse a los cambios? ¿Con qué apoyos contó?
- Comencé como ingeniero de diseño y mi herramienta de trabajo era el Autocad. Aquella manera de hacer planos era fantástica y eran tantas las ventajas que me apuntaba a todo curso de formación que salía. La formación es esencial para cualquier ámbito de trabajo y para todo en la vida.
- ¿Qué papel juegan hoy las nuevas tecnologías en su trabajo? ¿Alguna que se le resista? ¿Cuál eliminaría si pudiera?
- Hoy todo está gobernado por la tecnología: digitalización, big data, inteligencia artificial... Eliminar, no eliminaría ninguna; sin duda, nos facilitan la vida, pero… no sé si estamos demasiado sometidos a ellas y me preocupa un apagón tecnológico. No alcanzo a dimensionar las consecuencias.
- ¿Qué opina sobre las redes sociales? ¿Las utiliza? Sí es así, ¿cuál es su preferida?
- Son de gran ayuda mientras las gobiernas y están a tu servicio, pero dejan de serlo cuando pasan a gobernarte, a marcar tus tiempos y prioridades.
LinkedIn y Strava son las redes que utilizo habitualmente.
OCIO
- ¿Con qué lugar de Navarra se queda para su tiempo libre y por qué?
- Todo Navarra. En este último año me he aficionado a la bici de carretera y tengo un compañero de la grupeta que siempre dice: “No se le puede pedir más a Dios, crearte ciclista y en Navarra”. Para la práctica de este deporte, Navarra es fantástica, de norte a sur y de este a oeste.
- Un viaje soñado que todavía tiene pendiente o algún lugar que ha descubierto recientemente y al que ya piensa en volver.
- Viaje pendiente: Nueva York. Lugar donde volver: A casa.
- ¿Su comida preferida?
- Me atrevo a decir que me gusta todo, pero si por algo tengo que decantarme es por la ensaladilla rusa que hace mi madre.
- ¿Con quién (persona de la vida pública) le gustaría compartir una conversación?
- Angela Merkel y el papa Francisco.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE