Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

AIN

En busca de un nuevo grafeno

Para lograr procesos industriales más eficientes combinar átomos como si fuera piezas de lego ya no basta. Las nanopartículas pueden mejorar con ingeniería genética. Será una de las áreas de investigación del nuevo laboratorio de AIN inaugurado ayer

Ampliar Francisco Martín explica los nuevos desarrollos durante la visita institucional al nuevo laboratorio.
Francisco Martín explica los nuevos desarrollos durante la visita institucional al nuevo laboratorio.Jesús Garzaron
Publicado el 17/12/2021 a las 06:00
Los materiales que dan forma y propiedades a muchos de los objetos con los que interactuamos en nuestro día a día, desde una bolsa biodegradable hasta la batería del móvil, son fruto de largos años de investigación en un laboratorio y de complejos procesos químicos. Y en esa carrera hacia nuevos materiales avanzados, nanomateriales que como el grafeno están llamados a revolucionar la producción industrial y son claves para sectores como el biomédico, el aeronáutico o la revalorización de los residuos, Navarra sumó el jueves un nuevo activo. Se trata de los nuevos laboratorios de la Asociación de la Industria Navarra (AIN) inaugurados por la tarde en su sede de Cordovilla. AIN lleva desde 2013 trabajando en la materia y transfiriendo esos nuevos materiales, desde termoplásticos conductores a bactericidas, a escala piloto. Ahora, tras una inversión cercana al medio millón de euros, entre las líneas de investigación que abordarán los responsables de la línea de materiales avanzados destaca la realización de nuevos procesos químicos más sostenibles. El objetivo ya no es sólo fabricar materiales a la carta con propiedades controladas combinando átomos como si fueran piezas de un lego. Porque, como explicó el jueves Francisco Martín, coordinador de la línea de materiales avanzados, durante la visita institucional a los nuevos laboratorios, la nanotecnología evoluciona y ahora lo que se busca es que vaya de la mano con la biotecnología síntetica. “El anclaje de enzimas sobre nanopartículas puede mejorar con ingeniería genética”, remarcó convencido del potencial de esa “fusión” de tecnologías para mejorar procesos industriales en sectores como el biomédico y el de la economía circular y sin olvidar el impacto de implementar otras tecnologías habilitadoras clave como la manufactura avanzada (impresión 3D).
Entre las áreas de investigación y líneas de trabajo del grupo que coordina se encuentran el desarrollo de materiales nanoestructurados, la síntesis de nanopartículas y sistemas de nanoencapsulación así como la síntesis y modificación química de polímeros. Conceptos que aunque a priori nos pueden resultar ajenos en realidad no lo son. Si lo trasladamos al ámbito cotidiano, las baterías y muchos de los productos eléctronicos que utilizamos a diario, como las pantallas táctiles, funcionan gracias a nanomateriales. Con un tamaño hasta 100.000 veces menor que el diámetro de un cabello humano, son materiales diseñados para lograr funciones específicas, desde una mayor resistencia estructural a una mayor sensibilidad química. Estos desarrollos han sido transferidos a diferentes sectores industriales más o menos cerca de mercado como las tintas y pinturas termoplásticas para el sector de automoción o aeronáutico, la valorización de residuos y subproductos y el desarrollo de nuevas plataformas de liberación de fármacos o biomoléculas en nanomedicina.
FUSIÓN DE TECNOLOGÍAS
Las nuevas instalaciones están distribuidas en un laboratorio de análisis de materiales, síntesis de biomateriales e impresión 3D, y los laboratorios de biotecnología. Con un enfoque multidisciplinar, permitirán la integración de tecnologías para dar lugar a aproximaciones biosintéticas y semi biosintéticas. “Podremos realizar ingeniería genética, biología molecular e integrarla con nuevos procesos químicos más sostenibles para dar lugar a nuevos procesos semi-biosintéticos o a nuevos materiales obtenidos a partir de fuentes renovables”, explicó el responsables de la línea durante la visita en la que participaron, entre otros, Mikel Irujo, consejero de Desarrollo Económico; Juan Cruz Cigudosa, consejero de Universidad, Innovación y Transformación Digital; Ramón Gonzalo, rector de la UPNA e Icíar Astiasarán, vicerrectora de la Universidad de Navarra.
volver arriba

Activar Notificaciones