Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

“Asegurar la concordia y el bienestar”

Es necesario dejar la historia en manos de los historiadores, con la renuncia de los políticos a utilizar argumentos sin el rigor requerido. España celebra la fiesta de un país que mira al futuro

Avatar del Editorial DNEditorial DN13/10/2021
La presencia del presidente Sánchez en el desfile que conmemora la Fiesta Nacional fue recibida con abucheos. Algo que empieza a ser una tradición, y que contrastó con los aplausos al Rey. Fue el único incidente con lectura política de una jornada que transcurrió sin sobresaltos, pero en la que tampoco se produjo acercamiento alguno entre el presidente y el líder de oposición. Por lo demás, el Día de la Fiesta Nacional fue conmemorado ayer con la sobriedad que merece. El 12 de octubre recuerda la llegada de Cristóbal Colón a la isla de Guanahaní, un hito de enorme trascendencia para la España que empezaba a serlo y para la historia del mundo. Fecha en la que creyentes y aragoneses celebran la Virgen del Pilar, pero que muchos españoles disfrutan indiferentes a la significación que le conceden otros. Los sentimientos de pertenencia no pueden situarse por encima de la participación cívica en la construcción voluntaria de un país solidario e integrador. El pasado tampoco puede lastrar la tarea que hoy tenemos encomendada los ciudadanos de España que es la de asegurar la concordia y el bienestar entre los presentes y labrar la prosperidad para quienes están por venir. La España cuya existencia se festejó ayer no descansa en añoranzas imperiales, ni en el relato de los vencedores ni en la narración compensatoria de los vencidos. Mucho menos en la utilización partidaria de versiones sesgadas de lo que ocurrió hace 500, 180 u 85 años. Existe la posibilidad de dejar la historia en manos de los historiadores, con la expresa renuncia de los políticos a hacerse valer de argumentos sobre el pasado que no se atienen al rigor requerido y que pregonan una falsa leyenda negra sobre nuestro país. Basta ver la lamentable afirmación que ayer mismo hacía el Gobierno de Cataluña tildando la fecha de “efeméride de un genocidio”. Lo que se celebra es la fiesta de una patria que mira al futuro. De una patria diversa que compagina el 12 de octubre con todas las celebraciones autonómicas. Fue también la fiesta de la hispanidad, pero no como un todo identitario sino como la oportunidad que tantos países tienen de establecer lazos de cooperación bilaterales o multilaterales sin que la España de hoy se empeñe en situarse en el centro.
volver arriba

Activar Notificaciones